Goran Petrović regresa


Luego de cuatro años, el querido Goran Petrović vuelve a México para presentar la primera novela que lo hizo conocido en las letras serbias. Aquella que cuando escribió todavía no se consideraba ni sentía del todo escritor. Esta vez no me dedicaré a ir a sus presentaciones, jeje, ayer estuvo en Puebla, me la perdí. Sólo iré a Coyoacán para escucharlo, pues como bien sabrán los que han tenido la oportunidad es gratísimo escuchar su lúcida y atinada clarla, además aprovechar y comprar la recién salida novedad editorial dedicada en cirílico. Dudo mucho volver a decirle en serbio que es la onda, tampoco planeo cuestionarlo si se acuerda de que soy su stalker mexicana oficial... en estos cuatro años (no puedo creer que haya pasado tan rápido el tiempo) he cambiado un poco físicamente, entonces sería raro e incómodo, y, aceptémoslo, también triste que no lo recuerde o diga que sí sólo por compromiso. 
El punto es que hay que ir, comprar el libro y leerlo. No hay más opción. Goran es garantía de puro y enorme placer literario. Próximamente, las fotos.

Comentarios

Entradas populares