1.9.10

Time is all around


Suban el volumen, den click en la imagen y luego presionen play, tarda un poco en cargarse, así que pongan pausa tantito. Vale la pena la espera porque es una enorme interpretación (y sale el fallecido Daniel Cho [cello], tan triste pérdida, tan bonito que tocaba).

Por alguna extraña razón -si alguien la sabe, explíqueme, por favor, gracias- desde el viernes he recibido algunos comentarios, desde muy distintas direcciones, que muestran preocupación y cuestionamiento sobre mi futuro amoroso. Lo que a mí me preocupa es que se preocupen por eso... Este es un gran pretexto para poner esta canción. Creo que mi parte favorita es Why am I supposed to love if I don't want to love? Why am I supposed to, I'm so tired Why am I supposed to love if I don't want to? I don't want I don't want to I don't want... 

CC


La idea de los festivales en México nunca me ha gustado. No me entusiasma mucho. Creo que es cuando me salen los peores prejuicios. Un montón de gente yendo a ver a un montón de artistas que no conoce. Fans que no tienen nada que ver el uno con el otro en un mismo espacio. Es decir, si en un mismo concierto a veces la gente es fastidiosa [quién no ha querido darle un botellazo a un chairo que está junto o a un fulano que no te deja disfrutar el concierto porque te tapa con su celular, o lo que sea] -alguna vez alguien en el blog puso que lo peor de un artista eran sus fans (¿fue acaso el fantasma o quién?)-, qué pasa entonces en uno en el que hay brechas tan grandes. Es como juntar a dos amigos que no se caen bien entre sí. Tal vez el problema no es la gente, si no cómo 'convive' la gente en un mismo espacio... Se me tachará de intolerante y fascista, pero a veces entre el público se dan las peores muestras de falta de sentido común, tampoco es que a todos les parezca cómo me comporto en los conciertos, sin embargo debo decir que soy bastante decente [ahí es cuando mis compañeros de concierto abogan por mí]. Y supongo que no habría problemas si nadie se metiera con nadie, pero es tan fácil decirlo y tan difícil aplicarlo; nunca falta. No sé.
Total, que cuando me enteré del Corona Capital, fue entre emocionante y frustrante, por Regina Spektor, Foals y Two Door Cinema Club, principalmente [porque aunque me gusta Pixies ya me había resignado a no verlos]. El resto está dividido entre los que me agradan, los que no conozco y los que me son indiferentes. Me emocioné porque pensé que antes o después estarían en solitario en alguna parte [y yo estoy/estaba tan dispuesta a pagar casi lo que sea para verlos solitos en un lugar mejor]; pero, oh, desdicha, no los han anunciado y por sus calendarios parece que no será así. Y en términos mercadológicos es natural. Es debut nacional para los tres, los promotores no saben qué tanto pegarán aunque habían tardado demasiado en traerlos (sobre todo a los primeros dos). Tristemente no se trata de qué tan buenos músicos sean, se trata de si se va a atascar aquello...
Hasta hace no mucho yo tenía la idea -que no me molestaba nada- de que sería en el HIPÓdromo -de dónde lo saqué, no sé- y ya tenía el gran plan, en caso de ir, del antes, del después y del lugar donde pernoctar. No obstante, cuando vi que no estarían solos los que principalmente me interesan, la idea de ir al festivalito me hizo investigar dónde, cuánto y cómo encontrar boletos, ahí fue cuando me sentí indignada porque será en un lugar muy feo y a lo bestia, el AUTÓdromo. Ahí no hay plan del antes, del después y sobre todo del cómo chingados vamos a salir de ahí a las 2 de la mañana -creo que con salir de ahí me daré por complacida, no me preocupa dormir o no dormir, menos dónde-. Mas no importa porque por escuchar y ver a Regina Spektor, yo aceptaría ir en traje de baño aunque estuviera granizando. No haría tanto por los otros dos, pero sí que me emociona mucho escuchar en vivo a dos grupos que no dejan de sonar en mi ipod. Confieso que más Foals por la relación que tienen con mi gurú musical y tal; ese es otro post.
Ya se verá, comenzaré a meditar todos los días para estar muy zen el 16 de octubre. También contará para fecha límite de demasiadas cosas. No debería decirlo porque siempre lo digo, pero tengo la sensación de que esta vez va en serio... Lo cierto es que si alguien se atreve a chiflarle a Regina para que se baje o alguna guarrada, me pondré muy bélica. He dicho.