25.6.10

Un post que se quedó en el tintero desde hace mucho es uno en el que contaría cómo fue que terminé convirtiéndome una persona física. El trámite no fue horrible e incluso llegué a divertirme mucho en las oficinas, obvio que era por cosas que sólo a mí me daban risa, pero igual no me importaba que me miraran con cara de rara. Luego contaba cómo en el banco a la media hora ya sabían mi homoclave y cómo me dieron una tarjeta del mundial -estaré mundialista y pambolera hasta su vencimiento en 2013-. Aunque lo más destacable y divagador sería la parte en la que se describiera dónde fui a imprimir mis recibos, en conclusión el mejor lugar que pude haber encontrado, porque además de ser una imprenta bonita, rápida, bienhecha y barata, tenían a Charlie Parker en la pared; esa sí que fue una buena señal.
Hasta ahora no me ha ido mal, tengo saldo a favor y ya estoy entendiendo casi todo. Es muy paradójico el sistema, suena raro, parece enredadísimo, pero cuando le quitas los nombres, encuentras unas mentadas tablas inencontrables y entiendes qué va donde, sumas, restas, multiplicas, bla... no hay demasiada complicación. Sin embargo, cuando parece que los días de tensión fiscal se relajan, alguien te dice que también tienes que hacer una declaración informativa. Ya hice una en ceros, pero ahora no sé cómo llenar la que va con cantidades, alguien sabe a qué carajos se refieren con "VALOR DE LOS ACTOS O ACTIVIDADES PAGADOS A LA TASA DEL 15% ó 16% DE IVA" y el resto de valores fluctuantes que se piden? Estoy segura de que al final será una bobada, algo como: ahí pones el subtotal o el total o sólo el iva... o cualquier cosa. El caso es que hasta la fecha nadie ha podido decirme. Y no, no contrataré un contador; porque creo que la gran mayoría son los tranzas más grandes del mundo. Además, mi doctrina de 'hágalo usted mismo' me lo impide.
Remodelan la TAPO, por afuera sigue dando miedo, también saliendo del metro, pero las salas de espera y el centro ya no se ve cochinón y desagradable. Y pus ora sí que están poniendo letreros regonitos, sobre todo para los que vamos a las Pueblas y cercas de...
Muero porque sea 4 de julio. No porque vaya a ir a votar, no porque crea en las elecciones y quiero saber quién ganará democráticamente. Sólo para que se termine toda la monserga "política" con la que nos bombardean hasta cuando uno está sentado tomando el fresco tranquilamente en el Zócalo. Nada más para ilustrar el post, eso es a lo que yo llamo una propuesta de campaña chaqueta. Yaaaaaa, déjenos vivirrrrrrrr
La próxima vez que coman tacos árabes -o al pastor, los que no tienen el privilegio local- acuérdense de este cerdito disfrazado de leoncito...

16.6.10

Oficialmente hace 5 horas y media terminó Bloomsday. Acá queda media. No celebré, no puedo beber cerveza; además muchas cosas pasaron hoy como para detenerse a pensar en Joyce. Lo que no puedo dejar de escribir es que no dejo de preguntarme cómo pasó el tiempo así.

11.6.10

Coloquio Internacional de Lingüística Aplicada. Lengua y revolución

Cuesta un poco de trabajo leerlo por el color, si a alguien le interesa en un comentario escriban su mail y le reenvío la convocatoria en pdf.

10.6.10

La semana pasada que fui al Auditorio Nacional me dio muchísima nostalgia. Había ido al Lunario, a las oficinas, pero no había entrado al Auditorio. Ante un lleno apabullante de cierto grupo que causa euforia y slam tropical, yo me acordé de que la última vez que había estado ahí fue con Cerati. En noviembre, una noche más que memorable en la que lo vi clarito y cerquitita, un concierto que fue maravilloso y me dejó feliz; que hasta la fecha cuando lo rememoro me sabe muy bien. Ante los gritos desgarrados e injustificados -por lo menos para mí- de las fans entalladas y enmalladas, me preguntaba si acaso aquella noche de otoño había sido la última para Cerati y yo -y obvio los otros miles que estuvieron ese día-. Es curioso que M, quien comparte el gusto ceratiano y no es pesimista, siempre que hablamos del caso dice: lo que queda de Cerati. Y yo que suelo ser pesimista, ante esto pienso que todo al final saldrá bien y quiero creer que cuando se recupere hará el disco de su vida y será aun más grande que Bocanada. Tal vez en el fondo me sé ilusa. Esta es una tristeza realmente extraña.

7.6.10

Girls no tienen nada de nenas

Album salió el otoño pasado. No pudieron lanzarlo en mejor estación. Desde que lo escuché lo repetí una y otra vez, hubo días en los que sólo escuchaba eso. En diciembre cuando fui a buscarlo a mixup nadie sabía de lo que estaba hablando, pero me empeñé en que sí estaba ahí porque lo vi en internet; media hora después lo encontraron, así que diciembre y enero fue de escucharlo -otra vez- repetitivamente. Hasta ahora no he podido descifrar qué es lo que tiene Girls que me hace tan azulmente feliz. Tal vez es un poco por las letras, quizás es más por la música, seguro tiene que ver la voz de Christopher Owens y todo lo que me hacen evocar. Me enteré de que venían y me emocioné mucho, pero tardé en comprar mi boleto, me daba un poco de noséqué ir sola. Después me puse a pensar que, aunque fueran de trabajo, ya había ido a tantos conciertos sola que daba igual. Hice bien en no perdérmelo. Unos días antes anunciaron que dos grupos mexicanos abrirían, así que hice tiempo para llegar tarde, por más que retrasé mi arribo al lunario me tocó ver el final de Furland -muy feos para mi gusto-. No había demasiada gente adelante, la mayoría estaba sentada bebiendo y esperando -qué otra cosa se puede hacer-. Vi un hueco hasta adelante y decidí que lo mejor era chutarme a los Fancy Free desde ahí para tener buen lugar cuando llegaran los de San Francisco. Una hora tocaron y no estuvo mal, justo en la comida me habían contado que los Fancy no eran malos; su vocalista -noruego, sueco, holandés, o ya se me olvidó qué- está muy loco y es muy simpático, al final dio clases de anatomía, pues mostró a todos músculos abdominales que seguro ni la mitad sabíamos que existían. Pasadas las 10:30, el staff de Girls comenzó a conectar todo y a revisar el sonido (los del lunario como que hacían lo mismo, pero cada que le movían algo, los de Girls regresaban a acomodarlo como iba, jo); gracias a ellos se escuchó divino. Sin muchos preámbulos llegaron y desataron la locura con 'Laura'. Christopher, sin su característica cabellera, no habló mucho, poco español más inglés. Inteligentemente combinaron diez canciones del disco con nuevas. Chet Jr White en el bajo no dijo nada, se dedicó a tocar y cerrar los ojos, pareció disfrutarlo mucho. Los acompañaron tres músicos más: Ryan Lynch (guitarra), Matthew Kallman (teclados) y Garett Godard (batería); todos maravillosos, muy acoplados, parece que llevan mil años tocando juntos (la verdad es que me la pasé pensando: están muuuuy cabrones [no he podido encontrar otro adjetivo más acertado]). Sin embargo, el mejor fue Ryan Lynch (que me quedaba enfrente y me dejó alegremente sorda) que hace muy buena mancuerna de guitarras con el vocalista. Fue muy difícil tomarles fotos, la luz estaba rara y ellos se movían mucho y muy rápido, aun así rescaté algunas. A pesar de que de la noche a la mañana se convirtieron en el hit, son extremadamente sencillos, incluso parecen tímidos, tienen una actitud muy rocker ante la vida -le entraron parejo al tequila y la chela-. En cierto momento se veían sorprendidos por tanta euforia, por tantas canciones coreadas. Los momentos que más se llenaron de gritos, además del principio, fueron con: 'Lust for life', 'Hellhole Ratrace'/'Morning Light' (la transición fue LA onda), 'Lauren Marie' y 'Summertime'. El ambiente estuvo muy relax -aunque obvio no faltaron los que no tenían ni idea de quién tocaba y fueron vestidos como si fueran al antro, pero fueron los menos-, la mayoría de la gente estaba de pie, bebiendo, escuchando, cantando, pocos se amontonaron al frente. Para mí fue una catarsis, literal. Me limpiaron los oídos -la noche anterior fui a uno que buuuueeeno-, los ojos, el alma, la garganta, el humor, el gusto... Gran tocada, podría repetirla una y otra vez, que me dejó añil y sonriente. Su look noventero es la onda, pero lo que más me gustó fueron sus zapatos. No se hicieron mucho del rogar para el encore -que parecía no estaba programado- y cerraron con 'Summertime', probablemente la más pedida. Al escucharla caí en la cuenta de que ya es verano (♥).
SETLIST
Laura / Substance / Heart Breaker / Ghost Mouth / God Damned / Lust for Life / Darling / Solitude / Lysandre / Hellhole Ratrace / Morning Light / Big Bad Mean Motherfucker / Oh Boy / Lauren Marie // ENCORE: Life in San Francisco / Summertime