Usted no habla español, ¿verdad?

Esperé mucho para verla. Creo que llegó justo en el momento que más la necesitaba. Un sábado de abulia y sopor no podía ser mejorado de otra manera: cine. Sin mucha expectativa revisé la cartelera y me fui corriendo a la función de las 8. Llegué muy rápido y esperé quince minutos sola, en la sala medio iluminada y silenciosa, no hice nada sólo vi la pantalla en blanco y me perdí pensando en que la única película de Jarmusch que había podido ver en cine era Broken Flowers. Pensé en aquel tiempo, en que la vi con D en Angelópolis, en la noche, en que salimos tristes -si no es que deprimidas-; luego no pude recordar más. Las luces se apagaron y me alegró tener la sala para mí sola, eso me pasa sólo cuando voy a matiné. Mi gusto desapareció con el primer comercial, del SNTE, luego de sedena. Son puterías que el gobierno se publicite en el cine, uno va a evadirse de la triste realidad y aparecen ese tipo de mierdas, quién les va a creer a estas alturas que son la maravilla; con qué descaro gastan para mejorar una imagen inmejorable, cuando hay escuelas que ni salones tienen. Lo bueno fue que después apareció pepsi y alguna canción pegajosa, y J.Lo. en un corto de comedia romántica boba pero risible, ayudaron a que disminuyeran mis ganas de vomitar... Y bien, la película The limits of control es una maravilla. No quisiera arruinársela a nadie, así que diré poco. Visualmente es hermosa, perfecta, hipnotizante. Los personajes, sus diálogos y silencios resultan entrañables. Quizás es una historia 'que no se entiende', yo creo que no debe entenderse, debe sentirse [para mí, logró ese efecto maravilloso, en el que el cerebro siente y el corazón piensa]. Creo que la fascinación es de liberación prolongada. No debe hablarse de la trama, ni de la moraleja, ni del mensaje, debe pensarse, envolverse en ella y ya. Debo/quiero/necesito verla otra vez antes de que la quiten. Ya extrañaba a Jarmusch, ahora hay que esperarlo cuatro años...

Comentarios

Xicoatl dijo…
tuve la misma sensación con el comercial de la sedena cuando fuimos a ver lo que mis ojos han visto. Nauseabundo...
Yan dijo…
es rara y hubo momentos en que me desesperó, me gustó mucho la foto

saludos, nos vemos pronto, buen fin

Entradas populares