6.2.10

Pues sí, la autopista está cerrada en la parte de Chalco, porque como ya habrán leído se desbordó un canal de aguas negras. Desperté muy temprano temiendo quedarme atorada en alguna parte y no llegar a la hora que debo estar en el lunario. 5.30, no me costó trabajo, en realidad no estaba muy dormida, porque i couldn't sleeeeeeeep... Como mi ipod ya estaba empacado en la bolsa de mano, prendí la tele sólo por curiosidad científica, qué habría en la tele después del himno nacional, a las 5.45 en el 5 comenzó una canción que se me hizo conocida y emocionada descubrí que eran Las trillizas de Belleville, ese canal tiene sus cosas buenas a las horas que casi nadie los ve. A pesar de que temía al caos me lo tomé todo con calma, desayuné, revisé que llevara todo lo necesario, encontré todos los objetos de mi lista mental de insomne, hice café, tendí mi cama y escuché a las trillizas... A las 7 en punto salí de mi casa, la calle estaba vacía, nada de coches, nada de gente, parecía día feriado; pensé que tal vez lo era porque ayer fue 5, pero qué no lo habían sustituido por el 1? Total que cuando llegué al Bulevard, no pasó ningún camión para la CAPU en 20 minutos. Eso me hizo pensar que seguramente todo estaba peor de lo que había visto hacía unas horas en internet y que la CAPU estaba cerrada o algún drama parecido. Al llegar, pregunté en taquilla cuánto estaban tardando en llegar a la TAPO, dijeron que 4 horas, pagué 18 pesos más y me fui en uno con baño, mi vejiga suele ser impertinente en momentos así... En una hora ya estábamos en el estado de México, antes de llegar a la segunda caseta nos desviamos a calles que son calles porque tienen nombre, no realmente porque estén trazadas o tengan banquetas. El chofer estuvo 59054 veces a punto de pegarle a casas, postes y coches -quietos y en movimiento-. Al final sólo estuvimos como una hora y cuarto en aquellas calles. Chalco decían todos los letreros, ciertamente un lugar inhóspito, pero con ciertos changarritos con chispa, mucha gente en la calle, por donde pasamos ni un charco. Me acordé del viejito chimuelo que una vez me quería llevar a Chalco [http://bit.ly/d5GuxB]y divagué su ubicación entre esas calles. Los volcanes bellísimos, no pude tomarlos bien porque iba del otro lado y la señora pedorra -literal- que iba junto a mí no me dejaba moverme mucho... A las 11 ya estaba en el centro, así que no me fue nada mal, cuatro horas de casa a casa. Ahora no soporto la cabeza, pero no tengo sueño, así que me iré a pasear...

2 comentarios:

fantasma de garcía dijo...

eso mismo te quería preguntar, que cómo estaba el tema del viaje ahora que las "aguas negras" (sería mejor que en las noticias los reporteros dijeran "caca", no? - creo que si interrogaran a los políticos en esos términos, éstos se apurarían más para arreglar las cosas - por ejemplo: "Sr. Ebrard, ¿cuándo estima usted que los vecinos de Chalco podrán dejar de preocuparse porque sus casas se les llenen de caca?") se quedaron a vivir ahí - y pasando del comentario dionisíaco al apolíneo: qué hermosa se ve la pareja de montañas en estos días!

G Velázquez dijo...

pues ir y venir no está tan mal como podría imaginarse. De regreso fueron igual, dos horas y media (normalmente si bien te va, haces una y media de central a central; si no te va mal, haces dos; alguna vez he llegado a hacer tres y media con autopista abierta y tráfico a su máximo y bello esplendor)... pero aún así, los autobuses salen con menos frecuencia de lo normal. Yo no creo que se apurarían si les preguntaran por la caca, tal vez se sentirían un poco avergonzados y más culpables... No logré ver nada de casas inundadas ni destrozadas, lo que sí es increíble es la cantidad de gente que vive por allá, si quisieran podrían armarle una revolución a Peña Lento sin problema.

síii, se ven hermosos, qué bueno que se están dejando ver en DF