4.2.10

Medio mundo se queja del clima. Muchos me preguntan si no estoy harta de tanta lluvia. Yo respondo que estoy encantada de la vida. Me gusta la lluvia, tal vez no me gusta empaparme los pies -pero ahora eso se ha solucionado con mis súper botas de Spiderman-, pero no me molesta caminar bajo la lluvia -lo que sí me molestan es los carros que empapan, por eso evito avenidas grandes y/o caminar cerca de la calle-. De hecho, cuando comenzó a hacer muchísimo calor, luego de todo el frío que hizo, sentí una extraña nostalgia del frío y la lluvia; ya me estaba acostumbrando. En estos días la lluvia y el frío me han puesto eufórica y bastante activa, si tengo que salir, salgo, no es detenimiento. A veces creo que no hay como estar encerrado leyendo cuando está lloviendo... peeeeero ahora leo que el DF es un caos, que todo está inundado. El sábado tengo que estar allá en la tarde-noche; he decidido que viajaré el mismo sábado temprano, la simple idea de la lluvia ya no me está simpatizando tanto. Más bien, no me simpatiza que sean unos marranos y tiren basura que luego tapa las alcantarillas, tampoco me simpatiza que no funcione el drenaje. No quieran culpar a la lluvia. A ver qué pasa, espero no quedarme atrapada en alguna parte...

7 comentarios:

Yan dijo...

sí-í, las palomas sí estornudan, así como los perros, los gatos, y los hámster, y si juntas tres estornudos de alguno de estos animales puedes pedir un deseo, jejeje

oye, tus botitas son la ooonnndddaaaa, ¡qué envidia! =p

daviz dijo...

la verdad que huele muy bien despues de llover. Y más en megaciudades como Mexico.. eso si se aprecia!

G Velázquez dijo...

Yan:
mañana veré a dos gatos, cuenta para pedir mi deseo si los dos estornudan?

por cierto que he contado como 3589303 motos desde que te vi =P

gracias por la envidia de mis botitas =) si vas a Cancún te las presto, jiji

daviz:
coincido en que huele bien, pero agrego que todo depende dónde estés... Polanco huele bien, por ejemplo

fantasma de garcía dijo...

no hay como el frío y la llovizna para sentirse bien

ayer estuve caminando un rato bajo la llovizna y tenía la chamarra abierta y el frío se te mete en el cuello como buscando abrigo, como un abrazo

aunque si después se despeja como hoy y sigue haciendo frío, también está bien

me recuerda al invierno en uruguay, que es todo así: al menos cuatro meses de frío, lluvia de dos a cuatro días, cielos oscuros y bajos, días cortos, árboles sin nada de hojas, muuuuucho viento tooooodo el tiempo, y después sale el sol en el aire que es como un cristal finísimo, y el sol calienta sólo un poquito, y está aún más frío que cuando llovía, y el sol es tan tenue pero brillante, tan oblicuo, tan cerca del horizonte y tan al sur, y los árboles son pálidos pálidos, y a veces no hay viento, el aire se congela bajo el sol, y entonces y sólo entonces es cuando la gente se enamora para siempre

fantasma de garcía dijo...

es cierto lo del cuarteto! hay que ir a verlo!

G Velázquez dijo...

suena a que fue una buena caminata

muy antojable el invierno en Uruguay, o por lo menos la descripción, me gustó la ruptura del cliché primaveresco de enamoramiento, probablemente porque no me gusta la primavera...

síi, cuarteto!!! espero poder ir

Yan dijo...

jaja, la cuenta de las motos valía sólo mientras estábamos adentro, y, también, ya fijándome, he caído en la cuenta de que hay muchas motos en puebla, para la otra diré bicis aunque se trate de motos


y bueno, pues yo creo que sí vale que juntes los estornudos

suerte con lo de mx, a ver qué pasa con tanto desbarajuste en esos caminos