14.2.10

El señor de las plumas con lamparitas y yo coincidimos por segunda vez. Hoy sí le compré una pluma con lamparita, sólo por lo que me dijo antes. Elegí una que yo vi morada pero en realidad es negra. Me enseñó cómo funciona, cómo se despega la lámpara de la pluma y habló algo sobre la tinta invisible, también enumeró todos los casos en los que puede servirme, si se me caen las llaves entrando a mi casa, si se me cae algo en el cine, si blaaaaaa... Al final me dijo algo parecido a la vez pasada, que mis proyectos se cumplieran y que alcanzara mis objetivos sin mucha dificultad, aunque dijo que las dificultades sirven para que los objetivos fueran mejores de lo que imaginábamos. Luego agregó un par de comentarios más y cerró con un "buena onda, my sister"...

4 comentarios:

daviz dijo...

vaya, hubiera jurado que ibas a terminar el post diciendo que el tipo se despidió con "que la luz te guíe" o algo asi!
:))
saludos

Xicoatl dijo...

"Buena onda"

fantasma de garcía dijo...

"my sister", dónde estabas, en coyoacán?

G Velázquez dijo...

jaja, hubiera sido el colmo que dijera algo sobre la luz... habría caído de mi gracia.

no, no estaba en coyoacán; estaba en puebla, en Profética, un café donde, ahora que lo pienso, a veces viene mucha gente onda coyoacán