21.2.10

Usted no habla español, ¿verdad?

Esperé mucho para verla. Creo que llegó justo en el momento que más la necesitaba. Un sábado de abulia y sopor no podía ser mejorado de otra manera: cine. Sin mucha expectativa revisé la cartelera y me fui corriendo a la función de las 8. Llegué muy rápido y esperé quince minutos sola, en la sala medio iluminada y silenciosa, no hice nada sólo vi la pantalla en blanco y me perdí pensando en que la única película de Jarmusch que había podido ver en cine era Broken Flowers. Pensé en aquel tiempo, en que la vi con D en Angelópolis, en la noche, en que salimos tristes -si no es que deprimidas-; luego no pude recordar más. Las luces se apagaron y me alegró tener la sala para mí sola, eso me pasa sólo cuando voy a matiné. Mi gusto desapareció con el primer comercial, del SNTE, luego de sedena. Son puterías que el gobierno se publicite en el cine, uno va a evadirse de la triste realidad y aparecen ese tipo de mierdas, quién les va a creer a estas alturas que son la maravilla; con qué descaro gastan para mejorar una imagen inmejorable, cuando hay escuelas que ni salones tienen. Lo bueno fue que después apareció pepsi y alguna canción pegajosa, y J.Lo. en un corto de comedia romántica boba pero risible, ayudaron a que disminuyeran mis ganas de vomitar... Y bien, la película The limits of control es una maravilla. No quisiera arruinársela a nadie, así que diré poco. Visualmente es hermosa, perfecta, hipnotizante. Los personajes, sus diálogos y silencios resultan entrañables. Quizás es una historia 'que no se entiende', yo creo que no debe entenderse, debe sentirse [para mí, logró ese efecto maravilloso, en el que el cerebro siente y el corazón piensa]. Creo que la fascinación es de liberación prolongada. No debe hablarse de la trama, ni de la moraleja, ni del mensaje, debe pensarse, envolverse en ella y ya. Debo/quiero/necesito verla otra vez antes de que la quiten. Ya extrañaba a Jarmusch, ahora hay que esperarlo cuatro años...

17.2.10

Triste es el estado en que queda la mente cuando el Sueño, que todo lo circunda, no puede confinar a sus espectros en la oscura región de su influencia, sino que les permite ir más allá, sembrando el miedo en esta vida o secretos que acaso pertenezcan a otra más profunda.

Nathaniel Hawthorne

"La mancha de nacimiento"

Cinco mujeres locas

14.2.10

El señor de las plumas con lamparitas y yo coincidimos por segunda vez. Hoy sí le compré una pluma con lamparita, sólo por lo que me dijo antes. Elegí una que yo vi morada pero en realidad es negra. Me enseñó cómo funciona, cómo se despega la lámpara de la pluma y habló algo sobre la tinta invisible, también enumeró todos los casos en los que puede servirme, si se me caen las llaves entrando a mi casa, si se me cae algo en el cine, si blaaaaaa... Al final me dijo algo parecido a la vez pasada, que mis proyectos se cumplieran y que alcanzara mis objetivos sin mucha dificultad, aunque dijo que las dificultades sirven para que los objetivos fueran mejores de lo que imaginábamos. Luego agregó un par de comentarios más y cerró con un "buena onda, my sister"...

dos datos [in]útiles

El café del Black Cat Bones mejoró. Ya sabe a algo, por lo menos el que ellos llaman de jarra (prensa, pues). Se antoja para ir a trabajar en las mañanas, la pregunta es si no estará llena de gente conocida y si se podrá uno conectar a la luz...
Hoy descubrí que Ghost Dog tiene una casa en Puebla, he pasado miles de veces por ese lugar y nunca me había fijado. Hoy por alguna extraña razón, cuando me dirigía al parque espantoso donde corro, iba mirando hacia el cielo y lo vi. Muuuuchas palomas que no se ven en la foto, el celular tiene un mal zoom, pero el caso era documentarlo...

Nadie me quiere...

...nadie me regaló un ipod.

13.2.10

Y al mismo tiempo, así, juego a perderte
y a descubrrite, y sé que te descubro
siempre mejor de como te he perdido.

Rubén Bonifaz Nuño

8.2.10

Hoy al mediodía falleció la escritora mexicana Esther Seligson. Es una lamentable pérdida para las letras. [Justo estoy por terminar su nuevo libro de cuentos, Cicatrices...] Acá la nota de milenio http://www.milenio.com/node/377892 . Acá un poema http://bit.ly/pUM10
Hace rato, cuando pensaba en la muerte reparé en que justo hoy hace dos años L dejó de existir. Es raro porque nunca sé qué día es, pero hoy sí. Me gustaría saber cuántos lo recuerdan como se debe, si es que lo recuerdan, cuántos se acordarán de sus clases que más bien eran grandes proyecciones de cine, de sus charlas que nunca terminaban hablando del tema y sí de algo que nunca se hubiera imaginado presente en la conversación... En estos momentos dos años me suena terriblemente lejano.

volcanes

[¿El Popo acá parace un fantasma, no?]
Ayer me amaneció feo. De malas, sin ganas de mucho. Creo que me puse más de malas por no haber podido ir al cine. Mi travesía para encontrar un buen lugar para desayunar fue espantosa. Ninguno de los lugares que se me ocurrieron estuvieron abiertos. Estuve a punto de irme emberrinchada sin desayunar, pero pudo más mi debilidad al pasar por el café de la sirena, no me resistí ante un bagel con queso y café con leche triple. Estaba exageradamente neuras, pero luego todo se me olvidó en el camino, con esta vista... mañana intentaré subirme a la azotea a ver qué se puede tomar...

7.2.10

6.2.10

Pues sí, la autopista está cerrada en la parte de Chalco, porque como ya habrán leído se desbordó un canal de aguas negras. Desperté muy temprano temiendo quedarme atorada en alguna parte y no llegar a la hora que debo estar en el lunario. 5.30, no me costó trabajo, en realidad no estaba muy dormida, porque i couldn't sleeeeeeeep... Como mi ipod ya estaba empacado en la bolsa de mano, prendí la tele sólo por curiosidad científica, qué habría en la tele después del himno nacional, a las 5.45 en el 5 comenzó una canción que se me hizo conocida y emocionada descubrí que eran Las trillizas de Belleville, ese canal tiene sus cosas buenas a las horas que casi nadie los ve. A pesar de que temía al caos me lo tomé todo con calma, desayuné, revisé que llevara todo lo necesario, encontré todos los objetos de mi lista mental de insomne, hice café, tendí mi cama y escuché a las trillizas... A las 7 en punto salí de mi casa, la calle estaba vacía, nada de coches, nada de gente, parecía día feriado; pensé que tal vez lo era porque ayer fue 5, pero qué no lo habían sustituido por el 1? Total que cuando llegué al Bulevard, no pasó ningún camión para la CAPU en 20 minutos. Eso me hizo pensar que seguramente todo estaba peor de lo que había visto hacía unas horas en internet y que la CAPU estaba cerrada o algún drama parecido. Al llegar, pregunté en taquilla cuánto estaban tardando en llegar a la TAPO, dijeron que 4 horas, pagué 18 pesos más y me fui en uno con baño, mi vejiga suele ser impertinente en momentos así... En una hora ya estábamos en el estado de México, antes de llegar a la segunda caseta nos desviamos a calles que son calles porque tienen nombre, no realmente porque estén trazadas o tengan banquetas. El chofer estuvo 59054 veces a punto de pegarle a casas, postes y coches -quietos y en movimiento-. Al final sólo estuvimos como una hora y cuarto en aquellas calles. Chalco decían todos los letreros, ciertamente un lugar inhóspito, pero con ciertos changarritos con chispa, mucha gente en la calle, por donde pasamos ni un charco. Me acordé del viejito chimuelo que una vez me quería llevar a Chalco [http://bit.ly/d5GuxB]y divagué su ubicación entre esas calles. Los volcanes bellísimos, no pude tomarlos bien porque iba del otro lado y la señora pedorra -literal- que iba junto a mí no me dejaba moverme mucho... A las 11 ya estaba en el centro, así que no me fue nada mal, cuatro horas de casa a casa. Ahora no soporto la cabeza, pero no tengo sueño, así que me iré a pasear...

4.2.10

Medio mundo se queja del clima. Muchos me preguntan si no estoy harta de tanta lluvia. Yo respondo que estoy encantada de la vida. Me gusta la lluvia, tal vez no me gusta empaparme los pies -pero ahora eso se ha solucionado con mis súper botas de Spiderman-, pero no me molesta caminar bajo la lluvia -lo que sí me molestan es los carros que empapan, por eso evito avenidas grandes y/o caminar cerca de la calle-. De hecho, cuando comenzó a hacer muchísimo calor, luego de todo el frío que hizo, sentí una extraña nostalgia del frío y la lluvia; ya me estaba acostumbrando. En estos días la lluvia y el frío me han puesto eufórica y bastante activa, si tengo que salir, salgo, no es detenimiento. A veces creo que no hay como estar encerrado leyendo cuando está lloviendo... peeeeero ahora leo que el DF es un caos, que todo está inundado. El sábado tengo que estar allá en la tarde-noche; he decidido que viajaré el mismo sábado temprano, la simple idea de la lluvia ya no me está simpatizando tanto. Más bien, no me simpatiza que sean unos marranos y tiren basura que luego tapa las alcantarillas, tampoco me simpatiza que no funcione el drenaje. No quieran culpar a la lluvia. A ver qué pasa, espero no quedarme atrapada en alguna parte...

3.2.10

uuuuujjjuuuuuu

Todos sabían que El Cuarteto de Nos viene al lunario y nadie me había dicho. Mal, mal, mal. Yo me acabo de enterar. Me dio tanto gusto. Los amo.
La semana pasada para terminar el tour gastronónico que siempre hago cuando regreso a Puebla -es decir, como todo lo que extraño cuando no estoy aquí y sólo hay aquí-, fui por un grandioso jocho de perro. Mientras esperaba, como siempre me puse a ver la tele. Generalmente tienen la novela del tres, que nunca sé cómo se llama y que indiscutiblemente me da mucha risa, pero esa noche estaban viendo el cinco. Comenzaba, para mi sorpresa, "La teoría del Big Bang". No sabía que ya la pasaban en tele abierta, sí estaba consciente de la popularidad adquirida a finales de la primera y a principios de la segunda temporada -tan molesto que todos se hagan los chistosos diciendo Bazinga!-. Recuerdo con nostalgia el primer capítulo que vi, fue el estreno, estaba en Querétaro por alguna extraña razón y lo pasaron después de Two and a half men, me reí muchísimo, tanto que mi mamá pensaba que me estaba dando un ataque o algo parecido -creo que nunca me río tanto o tan así, con la tele-, me parece una gran serie, nunca había visto una y otra vez un programa de televisión, ni reído tanto como con la primera temporada -aunque ya sabía qué chiste seguía y lo que pasaría-; tal vez por eso las voces, especialmente las de Leonard y Sheldon, me parecieron terriblemente ridículas -aceptémoslo, todo lo doblado en español [excepto las caricaturas y películas de animación] termina siendo horroroso-, la traducción-adaptación de chistes pésima. Anoche, mientras terminaba mi limpia de papeles prendí la tele sólo para tener un ruido de acompañamiento, estaba en el cinco porque en la mañana mientras tomaba café vi Animaniacs -maravillosos, lo pasan todos los días como a las 10.30-; el caso es que volví a ver La teoría del Big Bang y todo me pareció ridículo, hasta las risas en off, cambian todo -sí, recuerdo la mayoría de los diálogos-, nada da risa, es terrible, por qué le hacen eso a Sheldon. No es justo. Es terrible.

2.2.10

Tuve un sueño muy extraño. Fue como ver una telenovela. No la veía a través de la televisión, sólo estaba de testigo. Mucho drama, mucho llanto, mucho de todo. No sé cuánto recuerdo, pero la trama me quedó fresca: Un joven académico/maestro/investigador deja a su novia de mucho tiempo por una alumna. Obvio que todo estaba también lleno de chisme mafioso, que si la beca se la daban a no sé quién, que si las plazas... El protagonista era lindo, la alumna era hueca y no fea, la ex era flaquísima y no tenía que ver con los rollos intelectuales. Fue un sueño lleno de clichés, pero igual entretenido. Me pregunto si las historias así pegarían en la tele. Creo que me hace falta leer alguna novela de amor, desamor y fatalidad...

1.2.10

Ya está el nuevo número de Broca. El número tres se me olvidó postearlo, así que vean los dos.

LA TAZA DE CAFÉ

Al señor Valéry le gustaba mucho el café. Para el señor Valéry, trabajar y beber café eran la misma cosa. Su trabajo, a partir de cierto momento, consistía en beber café.

Solía decir:

-Sin café no logro trabajar.-Y quienes lo oían lo creían dependiente de esa sustancia para hacer cualquier otra cosa.

Pero no.

El señor Valéry explicaba:

-Un cuerpo es más exacto cuantas menos tareas realiza.

Y aclaraba, haciendo gala de las ideas filosóficas de las que tanto se enorgullecía:

-Una causa vale menos que un efecto, y un efecto vale menos que un hecho sin causa.

Por eso actuaba sin pensar en los efectos de su acción. Actuaba porque le gustaba la acción que hacía. Y con eso le bastaba.

El señor Valéry decidió entonces dibujar una taza de café para demostrar su teoría

Tras concluir el dibujo, se dijo a sí mismo:

-Hay días en los que no entiendo nada de mí mismo.

Y como se sentía confuso, el señor Valéry decidió irse a tomar otro café.

-Es un modo de resolver las cosas -pensaba.

de El señor Valéry

Gonçalo M. Tavares