3.2.10

La semana pasada para terminar el tour gastronónico que siempre hago cuando regreso a Puebla -es decir, como todo lo que extraño cuando no estoy aquí y sólo hay aquí-, fui por un grandioso jocho de perro. Mientras esperaba, como siempre me puse a ver la tele. Generalmente tienen la novela del tres, que nunca sé cómo se llama y que indiscutiblemente me da mucha risa, pero esa noche estaban viendo el cinco. Comenzaba, para mi sorpresa, "La teoría del Big Bang". No sabía que ya la pasaban en tele abierta, sí estaba consciente de la popularidad adquirida a finales de la primera y a principios de la segunda temporada -tan molesto que todos se hagan los chistosos diciendo Bazinga!-. Recuerdo con nostalgia el primer capítulo que vi, fue el estreno, estaba en Querétaro por alguna extraña razón y lo pasaron después de Two and a half men, me reí muchísimo, tanto que mi mamá pensaba que me estaba dando un ataque o algo parecido -creo que nunca me río tanto o tan así, con la tele-, me parece una gran serie, nunca había visto una y otra vez un programa de televisión, ni reído tanto como con la primera temporada -aunque ya sabía qué chiste seguía y lo que pasaría-; tal vez por eso las voces, especialmente las de Leonard y Sheldon, me parecieron terriblemente ridículas -aceptémoslo, todo lo doblado en español [excepto las caricaturas y películas de animación] termina siendo horroroso-, la traducción-adaptación de chistes pésima. Anoche, mientras terminaba mi limpia de papeles prendí la tele sólo para tener un ruido de acompañamiento, estaba en el cinco porque en la mañana mientras tomaba café vi Animaniacs -maravillosos, lo pasan todos los días como a las 10.30-; el caso es que volví a ver La teoría del Big Bang y todo me pareció ridículo, hasta las risas en off, cambian todo -sí, recuerdo la mayoría de los diálogos-, nada da risa, es terrible, por qué le hacen eso a Sheldon. No es justo. Es terrible.

4 comentarios:

Xicoatl dijo...

Lo de los animaniacs es genial. Apenas hoy me di cuenta de que los pasaban estando en la peluquería luego de que me aburría tremendamente con los pitufos en la tv esperando mi turno para mi semirapado semanal. Me alegraron el día.

G Velázquez dijo...


la onda
lo que más extrañaba era la enseñanza inútil del día y a pinky y cerebrobrobrobro

Xicoatl dijo...

Ya ves que pinky y cerebro tuvieron su propio programa, pero siempre me gustaron mas los episodios de cuando estaban con animaniacs. No logro acordarme del nombre de la niña que siempre se le escapaba al perro niñera, esa niña también es la ley... ¿Mandy?

G Velázquez dijo...

Yo ya no alcancé a ver el programa de pinky y cerebro solos, creo que tal vez soy muy vieja para eso... Mandy era la niña, Botones el perro =)