Ayer tenía toda la intención de escribir el último post del año, pero se me fue el tiempo en la cocina y ayudando con los preparativos -eso pasa cuando vas a una casa que no es tuya, pero que es como si lo fuera-. En resumidas cuentas iba a decir que lo más rescatable del 2009 para mí había sido lo musical, graaaan año musical. No agregaría más, no hablaría de propósitos ni de logros ni de deseos ni de todas esas reflexiones decembrinas y retrospectivas. Pero, a pesar de que esto de los cambios de año me parece una simple cuestión técnica -porque los días son iguales-, hoy ya cambió el calendario y he decidido que no hablaré más del 2009... A ver qué se acumula en este año que tiene buenos números...

Comentarios

Entradas populares