Quedó bonita, ¿no?

Siempre me gustó la calle del collhi de noche.
***********
[Y sólo por no dejar: El café del Black Cat Bones es terrible. El expresso que me arriesgué a pedir, porque ya me lo habían advertido, parecía no estar tan mal pero resultó horrible. La prensa que S y R pidieron, también, con poco café, desproporcionadas cantidades. Sin embargo, el lugarcito y el budín de chocolate del patrón -que sabe a masa de pastel de chocolate de mi mamá- valen la pena; tiene lindo mobiliario y tazas, prensas y jarritas coquetas. Igual el quiche de queso azul se antoja. El tapanco se antoja para armar una lectura o una presentación. Así que vayan, pero no pidan café hasta que lo mejoren. No se trata de que tengan buena máquina o no, es sólo que al parecer son pichicatos y no le ponen el café que deben... El perrito que vive ahí es adorable.]
Mala idea
~
Buena idea

Comentarios

mmmmmmmmmmmmmm
creo que me desenvolviste el hambre

Entradas populares