12.9.09

¿Qué es peor?

¿Los extranjeros que viven como zánganos en México y se quejan y se quejan del país, cultura y contexto -siendo que ni es suyo y ni aportan, y que acá son, según ellos, grandes semidioses e ídolos pero en su país son cualquier cosa-, que se quedan aquí sin dar nada, ni adaptarse del todo, sólo robándole oportunidades a los tristes mexicanos que no se atreven a protestar -porque aceptemos que somos tan malinchistas que primero le dan una beca a cualquier extranjerito que a un mexicano-; o los mexicanos que son casi perfectos y según ellos lo único que les falta es ser extranjeros -ya sea griegos, alemanes o la nacionalidad que les guste- y se quejan y se quejan, protestan de lo mediocre de todo pero son casi igual de mediocres e informales que la media nacional?

14 comentarios:

samuel dijo...

Qué bonito que sientas el espíritu patrio septembrino
jeje

debe ser el tuiter del cuau

G Velázquez dijo...

jajaja
es probable, es probable
pero también existen otros factores que dispararon todo

daviz dijo...

controversia servida!!
bueno daré mi opinión, si os parece :), como observador independiente y no como extranjero deseoso de vivir en Mexico, y ya puestos, vivir como un zángano, pero no en Mexico sino en cualquier lado. O al menos no hacer del trabajo la única vida, que seguramente sea mas preciso.

Creo que he visto las dos cosas que dices, Gina, el poquito tiempo que he podido estar en Mexico. Pero si sirve de consuelo, que imagino que no, hay paises latinos con un malinchismo brutal. Por ejemplo en Perú el malinchismo (bueno tecnicamente, malinchismo no creo que deba usarlo fuera de mesoamérica -pizarrismo entonces) es tremendo... cualquier cosa mejor que lo nacional .
O aqui en España, mi generación y anteriores aun heredamos expresiones como "me gustaría trabajar en Europa" o "es que los europeos son asi o asao".. como si España no fuera europa! Pero no tenemos esa noción, debe ser que estamos en casi-África, o al menos hemos sido durante muchas décadas el guateque de los europeos (del resto de europeos no mediterráneos, mejor dicho, en especial los del norte).

México tiene una identidad y rasgos, vistos desde fuera, excepcionales y bien distinguibles, y al menos, en el escaparate luce un orgullo patrio envidiable. Aquí ese concepto no existe, somos un conglomerado de realidades nacionales y antiguos reinos peninsulares que se ofenden si lucen una bandera roja y gualda, pues se tacha de fascista.

En fin, yo dije que me postularía a ciudadano suizo una vez, pero con todo y con eso, en realidad, no me quejo, y tampoco quiero hacerme suizo...

en fin, feliz tri-vispera del día nacional!

G Velázquez dijo...

daviz:

agradezco que participes en el post. creo que nuestros conceptos de zángano difieren un poco, jeje, así que está bien...

Curioso que los españoles se sientan ajenos a Europa, de los portugueses algo sabía, pero de los españoles nunca lo había escuchado, es bueno saberlo...

Me parece interesante que también nos percibas como patrióticos. Varios extranjeros me lo han dicho, yo no creo que tanto, no sé, nunca he visto México de lejos, ni a mí misma lejos de, así que ya se verá algún día y ya diré.

gracias por la felicitación adelantada, yo nunca festejo días así, parece que este año será medio de miedo, con posibles atentados y esas cosas, a ver qué pasa

saludotes =)

fantasma de garcía dijo...

El extranjero es peor éticamente, porque: 1) puede irse y no lo hace porque en otro lado no es nadie, o sea que cuando se queja está escapando de su propia pequeñez; 2) carece de un mínimo de sensibilidad y se cree impune en su mal gusto de criticar al país de la gente que lo recibe.

Pero, como extranjero, señalo: 1) el segundo tipo es mucho más frecuente que el primero; 2) y es mucho más dañino materialmente y simbólicamente: vota (o no), se hace político, cacique, explotador, deformador de opinión, etc.

Igual, el tema no es quejarse o no. Quejarse está bien. El que no se queja está muerto. El que no critica es un ciego, un conformista, o un cobarde. El que no se queja en cualquier lado, donde sea y a pesar de lo que sea, no es digno de su capacidad de lenguaje. Pero el tema no es ese, sino cuándo, por quién, y a pesar de qué, pasás a la acción y tratás de que haya un poco de justicia.

daviz dijo...

ahhh me imaginaba G. que no eras mucho de celebrar el día de la Independencia :)
Los incidentes del año pasado salieron en los periódicos de aquí, esperemos que no vaya a más.

Estaba pensando si aquí tenemos una celebración similar, y no se me ocurre.. creo que no tenemos, o mi memoria , que no es muy buena, me traiciona. Bueno el 12 de Octubre celebramos el Día de la Hispanidad, pero no es tanto un día nacional como celebrar que Colón aterrizó en el caribe y el resto de consecuencias... No sé si allí les parecerá muy interesante como fiesta, ... y si ese día hay quién se junta en Reforma a escupir a Colón :S (me suena haber oido algo asi!). ¡Qué cosas!

Ah, y el 6 de diciembre celebramos el día de la Constitución, como hito de transición de la dictadura a la democracia. ¡Suficiente yo creo!

De lo que dices, Fantasma (umm que mal suena decirlo así), lo peor es que el extranjero por lo general tiene opción. Opción de volver - por pasaporte- a su país si quiere, o de quedarse. Opción de integrarse no abusivamente, o de dar la nota. Creo que es la principal diferencia con el nacional.

:)

saludos!

samuel dijo...

Paff

yo por eso no soy extranjero

soy suficientemente insoportable así
como para irles a amargar los días a otros países

G Velázquez dijo...

fdg:
ya, entonces los dos entran dentro de lo peor pero depende de la perspectiva... como local me he topado más con extranjeros así -nada personal, pero sudamericanos sobre todo-, y obvio sé que pululan los del segundo tipo, no me los topo mucho porque seguro inconscientemente los evito... totalmente de acuerdo con el quejarse, de hecho, yo no sería yo si no me quejara, creo que mi problema con la queja, tiene que ver más con la manera y todo lo que conlleva...

d:
pues sí, no celebro mucho, pero hoy lo tomaré de pretexto para beberme unos buenos tequilas, que ya hacen falta. Acá el 12 de octubre es 'El día de la Raza', nunca había escuchado lo de Colón. ¿El 2 de mayo no lo festejan/conmemoran en grande?

s:
creo que eres muuuy considerado, jeje

samuel dijo...

Pienso que sí, definitivamente lo malo no es la queja. Lo que resulta odioso es la enunciación de la queja, con un tono paternalista, como si con su queja nos iluminaran, porque nosotros, locales, no podemos darnos cuenta de la podredumbre.
Pero bueno, cada quién sus quejas.

Y sí. Vamos a emborracharnos. Yo pido mezcal

fantasma de garcía dijo...

G: dilo de una vez, sudamericanos y sobre todo, argentinos, y algún uruguayo también. Es triste pero es así. Lo malo, sostengo, no es quejarse, sino denigrar. Lo terrible es el tono de la queja de algunos compatriotas (o casi), como si allá no hubiera problemas, o como si la historia (que yo creo que nos favoreció en algunos aspectos) fuera mérito personal.

Atisbo, igual, una contradicción en tu queja sobre la queja. No te cae bien el extranjerito que se queja, pero tampoco te gusta que no se integren completamente. ¿Supones entonces que integrarse equivale a no quejarse?

Para mi, si quieres que los extranjeros se integren completamente, debes darles derecho a quejarse: porque es parte del proceso de integración (catarsis - apropiación), y además es parte de los derechos de cualquier "integrado".

A menos que por "integrarse completamente" quieras decir "acostumbrarse a no quejarse", o "aguantar vara".

No se, me enredé un poco. ¿Qué sería para ti un extranjero completamente integrado?

G Velázquez dijo...

fantasma:
Pues a decir verdad uruguayos no conozco, los únicos son El Cuarteto de nos (<3), pero ahora no vienen al caso; se podría decir que al único uruguayo que conozco es a ti, pero la virtualidad no ayuda para saber cómo eres... Argentinos sí, muchísimos, pero también colombianos, venezolanos; y obvio no todos los que conozco son blanco de mi queja.

Ahora, yo nunca hablé de 'integrarse', sino de 'adaptarse'; pedir que se integren completamente correspondería a que perdieran su identidad, sus costumbres, su cultura, su historia, incluso su dialecto, ergo dejarían de ser extranjeros, no?

Vaya, todos pueden quejarse cuando quieran, yo no soy quién para darles el derecho o no; 'aguantar vara' nunca debe de ser una posibilidad. El quid de mi queja reside en que las quejas de las que hablo se centran en la degradación y humillación de un país que les ha dado mucho, incluso más que sus propios países, se la pasan comparando y hablando de cuán inferior es México -Y ya sé que las cosas no son maravillosas acá, la situación, los 'políticos' mierda, la contaminación, blablá, podríamos pasar el día quejándonos y no se acabaría el tema- o cómo allá todo es mejor, pero siguen aquí, sólo quejándose, jetones y amargando conversaciones.

fantasma de garcía dijo...

100% de acuerdo contigo. Después de haber vivido un tiempo acá, compartir reuniones con algunos extranjeros me empezó a dar vergüenza.

Pero bueno, como dijo Miss Venezuela: "Confucio fue el que inventó la confusión. Fue un chino japonés de los más antuiguos. Gracias."

G Velázquez dijo...

jijiji
esas señoritas, siempre luciéndose; pero qué no era panameña?

bien, fantasma, desenredado todo, te dejo un abrazo, comenzaba a sentir que todo esto te lo estabas tomando a mal y de ninguna manera era mi intención

fantasma de garcía dijo...

si, creo que era miss panamá

no no no no no no no, nada de tomar a mal, más bien trataba de desentrañar la calidad de tus justificadísimos sentimientos