Una de las historias del jueves

Puse el despertador a las 4.15, en menos de tres minutos ya estaba lista y apurando a V. No se quería levantar, apenas a las 2 nos habíamos dormido porque la conversación sobre 'política' se había extendido más de lo planeado, por más que queríamos callarnos e ir a dormir no dejábamos el tema... Él siempre tan lento tardó en estar listo y salimos un poco antes de las 5 rumbo a Reforma. El plan era ver amanecer desde el Ángel de la Independencia, estaba nublado y hacía frío, las calles estaban vacías y sólo pocas personas aparecían a veces con pasos parsimoniosos y cara de dormidos. Yo iba tomándome un yogur de nuez que le compré a un señor muy simpático la tarde anterior, estaba muy dulce para mí, pero igual me lo tomé; el azúcar haría efecto al poco tiempo. Llegamos en menos de media hora, seguía oscuro. Nos sentamos en el ángel a esperar. A esas horas y en esas condiciones no quedaba más que observar y divagar lo más posible. Era algo muy extraño porque yo me sentía muy cansada mentalmente pero no podía dejar de hablar -y así sería tooodo el día, un blablablá sin fin y sin pausas entre palabras o ideas, a poco no?-. Ahí vimos al primer neurótico del día, al primer repartidor de periódicos, al primer motociclista imprudente, al primer camión de RTP y al de transporte de personal amarillo, al primer Estrella Roja ejecutivo llegando a la embajada de USA, al primer vagabundo saliendo de un cajero, al primer limosnero de semáforo, a la primera señora perdida en Reforma, al primer papá llevando en bicicleta a su hija con uniforme de deportes, a la primera señora copetuda pasarse el alto, a la primera ambulancia del día, al primer taxi disco, al primer pajarito bebiendo agua de los charcos del ángel, al primer coche mal estacionado...

Comentarios

Anónimo dijo…
Una mañana linda seguro se remata con una tarde expléndida y una noche nostálgica, y más palabras esdrújulas (ridículas diría Pessoa).
Saludos
Quelque'un
G Velázquez dijo…
tal cual, yo no hubiese dado con adjetivos tan acertados

a propósito ela sou eu :P

sentimentos esdrúxulos e um beijo
Sonic Reducer dijo…
Cuando veo tu listado de los "primeros" (aplauso a tu desvelo, ante todo), me pregunto ¿a qué hora habrá pasado "el último de ellos"?

Un abrazo, G.
daviz dijo…
Ahhh tu post me recordó a la primera vez que fui al df voluntaria e intencionadamente!! Ah que recurdos ver reforma vacía y amaneciendo....
Catalina dijo…
¡Qué buena experiencia! Es maravilloso vivir la ciudad de otra forma. Tras leer tu entrada le propuse a J. que hicieramos lo mismo. El Paseo de la Reforma es uno de los lugares más estímulantes del D.F.
G Velázquez dijo…
sonic:
-perdona, se me había pasado contestar-
no lo sé, algún día de farra podría investigarse eso, jeje

c:
sí, sí deberían
es bastante rica la experiencia =)

Entradas populares