Desde las 11 hasta las 6 estuve dando clases y asesorías, repitiendo cuatro veces lo mismo, explicando lo mismo, intentando dar otros ejemplos y cambiar un poco mis palabras pero las ideas son las mismas. Cuatro veces, seis horas como merolico. Ahora no puedo dejar de escuchar mi propia voz, repitiendo lo mismo, las palabras se amontonan. losreactivosqueanalizaremoshyestánrelacionadosconelenlacequéneceitamosepresarencuáleslamejropciónparacerrareltextoquédbemosconservarenelaoracióndequétrtaeltetocuáleselverboprinciplquéoraciónnotienequeverconeltextoporquécómopodemosmejorarlasestrategiasparticulares... No sé cómo o cuándo se detendrá. Nunca me había sucedido, es horrible y más en estos momentos en los que tengo de escribir y escribir y escribir...

Comentarios

las neuronas se quedan pegadas; creo que hay que dormir para que eso se termine - es como resetear; así también pasa con algunos estados de ánimo, obsesiones, miedos... el sueño cura casi todo
G Velázquez dijo…
me fue imposible =(
un mosquito no me dejó dormir en toda la noche
en el décimo círculo del infierno de dante hay una habitación oscura, una cama, y un mosquito
G Velázquez dijo…
jo
síiiiii, seguro que es así
LSz. dijo…
Bienvenida a la muermuración de sí mismo.

Imagina la vida así...y con un mosquito.

Entradas populares