5.5.09

Lo estupendo de dormir es que cada uno está por fin solo y sin los demás. Cada uno en un pequeño planeta, cada uno con sus propios sueños, cada uno a millones de kilómetros del resto e incluso de quien duerme al lado en la cama de matrimonio. Cuando se está dormido no hay reuniones, ni trabajo, ni situaciones graves, ni preceptos que cumplir, ni grandes retos. Y no hay ninguna ley cuando se está dormido que obligue a pensar en el prójimo. Cada uno está solo. Cada uno con lo suyo. Quien tiene un viaje pendiente, viaja cuando duerme al lugar donde le están esperando, a casa o todo lo contrario. A quien le llega el amor, recibe amor en sueños. A quien la soledad, soledad. Quien se merece el miedo, el arrepentimiento y el castigo, es castigado y se lamenta cuando duerme. Incluso los viejos que han sufrido ya un ataque o dos, los que están devorados por el reúma o atacados por las hemorroides, cuando duermen son de repente jóvenes caballeros, como dicen ellos, y hasta niños de mamá. Quien quiere placer, lo coge a manos llenas, y quien necesita penas, recibe penas en la misma medida. Todo es gratis y abundante. A quien quiere volver al pasado, se le devuelve al pasado. A quien añora los lugares que dejó tiempo atrás o desea ir a un sitio que nunca ha pisado, se le lleva gratis y a toda velocidad a su destino. A quien teme la muerte, se le da una pequeña ración para que se vaya acostumbrando y no tema, y quien quiere guerra, recibe una guerra de lujo, y si se necesita a los muertos, se les puede invocar para que entren en el sueño.
de Un descanso verdadero
Amos Oz

8 comentarios:

Xicoatl dijo...

En sueños esta cada uno en su mundo, aislado del universo tangible, sin embargo mi subconciente se esfuerza para que ese aislamiento no parezca tal... en ellos estoy mas acompañado que cuando estoy despierto.

el fantasma de García dijo...

O tal vez el sueño sea el único lugar donde de verdad podemos estar con otros.

G Velázquez dijo...

[jum]
sí, tal vez

sueños=evasióntotal(¿?)

kristo eleniak dijo...

a veces me despierto y estoy abrazado a alguien.
no tanta evasión.

pd. me gusta tu nueva foto del perfil

samuel dijo...

Amos Oz

supongo que a pesar de todo
no es lo mismo que él sueñe a que los demás soñemos

G Velázquez dijo...

entonces usted es un hombre afortunado, kristo :)

daviz dijo...

que chulo texto G.

La sustancia de los sueños es una receta a base de mezclar nuestros propios recuerdos y removerlos con la imaginación.

Me pregunto si las personas que dicen no soñar tampoco tienen imaginación.

PD.- Kristo es afortunado!

G Velázquez dijo...

yo creo que tal vez tienen mala memoria o simplemente no se quieren acordar, no es tan difícil, no crees?