Han regresado las madrugadas en las que despierto súbitamente. Sin razón aparente, sin ruidos, sin nada. Sólo despierto con un suspiro cortado. Luego me cuesta mucho volver a dormir o simplemente ya no duermo, miro las sombras y espero a que todo se vaya iluminando poco a poco. Suelen ser las tres o las cuatro. No sé por qué cuando eso me pasa quiero saber la hora. Anoche me pasó. Fui al reloj del baño para ver la hora. No escuché el tic tac. Estaba detenido a las 3 en punto. No pude recordar la última vez que le puse pila. Prendí mi celular para ver qué hora era: 3:03. Me pareció una rara coincidencia...

Comentarios

Entradas populares