26.4.09

Acabo de regresar de la calle, C me habló muy preocupada para pedirme un favor, pensé que había pasado algo horrible, pero sólo quería que la acompañara a pasear a unos suizos que se están quedando en su casa y con los que no se comunica muy bien porque no habla demasiado inglés, nada de francés y nada de alemán, ellos casi nada de español. Pensé que serían unos señores, pero no, veinteañeros agradables. Hablan un alemán con acento interesante que me gustaba escuchar. Están asustados por la influenza, se quedaron con ganas de ir a Teotihuacán y conocer el DF, se temen que cuando transborden en EE.UU. no los dejen por haber estado tres semanas en México. Yo les daba mil argumentos para que no se preocuparan, no los convencí del todo. En Puebla todos están muy quitados de la pena, el centro, como todos los domingos, estaba atascado, curiosamente sólo contamos seis con tapabocas. Fueron un buen pretexto para hacer chistes. Sin embargo en el aire se percibe una incertidumbre extraña. Ahora resulta que en Tlaxcala, supuestamente, ya hay casos, entonces si llega acá, otra vez la culpa la tendrán los tlaxcaltecas... El primo de un amigo de la prepa que vive en el DF dice que los militares están por todos lados, que han cortado la comunicación en su edificio, no internet, no cable, no teléfono, y no los dejan salir, él se queja a través del celular. ¿Verdad o mentira?
Me niego a ponerme un tapabocas. 

5 comentarios:

el fantasma de García dijo...

por aquí, todo normal

sólo que todos llevan tapabocas

no escuelas, ni cines, ni teatros, ni iglesias

pero eso de edificios cerrados...

G Velázquez dijo...

¿raro, no?

el fantasma de García dijo...

te enfermasteS??

"nablyab"
esto se pone raro

Yan dijo...

¡toc, toc!
Gina, ¿andas en Pue?
¿cómo va Elizondo?

G Velázquez dijo...

nooooooooo, no me enfermé, síiii, sí estoy en Puebla
el adaptador de corriente de mi lap murió para siempre y me costó mucho trabajo y dinero conseguir uno compatible, por eso desaparecí; ahora sólo el office me hace sufrir y no me deja trabajar, Elizondo no va por todo lo anterior.

Veámonos en estos días, Yan.
(Le diría lo mismo, fantasma, pero en su condición de fantasma es imposible)