Hace 95 años nació Octavio Paz. Si todavía viviera me imagino que sería el más gruñón intelectual del mundo. En unos días se cumplen 11 años de su muerte, ayer estaba acordándome que yo estaba en el DF cuando eso sucedió, tal vez por semana santa o alguna fiesta, íbamos en el coche y por el radio dijeron. Yo sabía quién era Octavio Paz a medias, experimenté una sensación extraña, una mezcla de tristeza y gran tragedia, no sé por qué. Dejo uno de mis poemas favoritos de Paz, que está en mi cabecera y que alguna vez alguien recitó en una madrugada cuevanense de esas que duran poco y traen buenos recuerdos...

Comentarios

Renato dijo…
Técnica infalible

Después de treinta segundos:

Mari-Jose: "Octavio ¿qué pasó?
Octavio: "No me molestes, estoy cachando un poema buenísimo..."
Sonic Reducer dijo…
Híjolas, G. ¿qué se puede decir a tu comentario de "Si todavía viviera me imagino que sería el más gruñón intelectual del mundo"?

¿A poco adoptas, sin reparo alguno, los perfiles más chabacanos sobre ciertas figuras públicas?

Gruñonamente, jeje.
SR
G Velázquez dijo…
jajajaja
sabíiiiiia que lo defenderías
pero yo no me baso en el perfil público, sólo en lo que guarda mi imaginación :P

¡saludotes!
Sonic Reducer dijo…
Por lo visto, mordí el anzuelo.

Mas si alguna vez te gruñó, al menos imaginariamente, cuenta, cuenta...

Entradas populares