31.3.09

Hace 95 años nació Octavio Paz. Si todavía viviera me imagino que sería el más gruñón intelectual del mundo. En unos días se cumplen 11 años de su muerte, ayer estaba acordándome que yo estaba en el DF cuando eso sucedió, tal vez por semana santa o alguna fiesta, íbamos en el coche y por el radio dijeron. Yo sabía quién era Octavio Paz a medias, experimenté una sensación extraña, una mezcla de tristeza y gran tragedia, no sé por qué. Dejo uno de mis poemas favoritos de Paz, que está en mi cabecera y que alguna vez alguien recitó en una madrugada cuevanense de esas que duran poco y traen buenos recuerdos...

30.3.09

Still night, Still light

El nuevo disco de Au Revoir Simone, que supuestamente salía en mayo, ya puede escucharse gracias a las bondades del internet. ¡Es buenísimo! Me la he pasado escuchándolo y me ha encantado. Valió la pena esperarlo. Estará en mi top 5 de este cuatrimestre y, probablemente, del año; aunque ahora es difícil con tanta música nueva y con tanto que bajo y descubro como enferma. Siguen con el mismo  beat / estilo, pero experimentando un poco más y sin escucharse repetitivas, me atrevo a decir que claramente hay una evolución en su sonido. Ahora están de gira en Europa, me pregunto cuántos años tendrán que pasar para que alguien las traiga a México. Comparto un par de canciones. [♥♥♥♥♥] 

Presentación en sociedad de...

Animalia
de Rafael Toriz
a las 5:30 
presentado por Alejandro Palizada y el autor
De oscuro latir
de Federico Vite
a las 8:30
presentado por Luis Felipe Pérez y el autor
El próximo miércoles 1 de abril en el auditorio Euquerio Guerrero, ubicado en el ex Colegio Jesuita de la Universidad de Guanajuato, bajo el marco de la LI Feria del Libro Universitario y Festival Cultural Universitario.

29.3.09

¿Recuerdas?

Hoy se cumplen tres años del fallecimiento de Salvador Elizondo. Tenía pensado escribir todas mis historias con Farabeuf, cómo llegué, cómo me atrapó, cómo lo leí la primera vez, dónde terminó mi primer ejemplar, cómo y cuántas ediciones tengo, cómo decidí hacer mi tesis al respecto, cómo coincidió con la noche de la muerte de Elizondo, cómo estuve a punto de ir al funeral, cómo desde entonces me han pasado cosas curiosas que he querido interpretar como señales de ultratumba, cuánto me gusta y por qué me entusiasma, cómo estoy convencida de que todos los que dicen que esta novela es una porquería abobinable es porque no la han leído, no le han entendido o simplemente no han sabido cómo -una cosa muy distinta es decir que no te gustó y ya-; dónde ha estado la edición de la foto y cómo una vez se la leí completa en voz alta a un convaleciente gran amigo mientras estaba en el hospital -a él sí le gustaba mucho y con él podía hablar como con nadie sobre Elizondo y Farabeuf-... Iba a escribir todo eso y más, pero ahora estoy atrapada en un montón de recuerdos e ideas que me vuelven obsesivamente cada vez que dejo de pensar en ellos por un instante, no puedo escribir demasiado. Entonces sólo pondré un parrafito que me viene bien al humor que traigo y un par de videos donde se escucha a Elizondo leer un fragmento del capítulo IX -audio que intenté subir que fue imposible porque son 10 minutos o más-. Hay que regresar a Elizondo, es uno de los grandes de la literatura mexicana que está muy abandonado por alguna extraña razón; hay que dejar la idea de que es sólo para 'especialistas' o intelectuales, su obra es vasta y tiene grandes ensayos, cuentos, artículos, otra gran novela, no es fácil pero tampoco totalmente inaccesible... Si alguien alguna vez lee Farabeuf, se emociona y quiere platicar euforica e inocentemente al respecto -es decir, sin hablar de todos esos artilugios de la teoría literaria-, yo le invito el café... 
"Es precioso que nos hagamos de nueva cuenta la misma pregunta: ¿somos la materialización del deseo de alguien que nos ha convocado, de alguien que nos ha construido con sus recuerdos, con sombras que nada significan?" [p.121]
Es curioso cómo, a veces, algunas cosas que deseamos/ queremos/ nos hacen ilusión/ imaginamos llegan años tarde, años muy tarde. Evidentemente no llegan como las pensamos, pero las oportunidades se presentan más o menos con los mismos apellidos, las mismas caras, escenarios parecidos, los mismos tonos de voz. En este momento pienso en un par de veces específicas. Y en ambas ocasiones no he tomado "la oportunidad". Sólo porque no quiero. Me sonrío y digo ya no. Ahora divago en que tal vez nunca quise y por eso nunca pasó; muchos me han hecho creer que está comprobado que lo que quiero siempre lo consigo, entonces si no fue es porque realmente yo no quise. A veces me lo creo, a veces no. En realidad no podría decir que es por una cosa o por otra, sólo me da un noséqué risueño pensar que alguna vez pude haberme derretido por una o dos mentiras encantadoras, y ahora simplemente no me las quiero creer; llegaron justo cuando no las necesitaba, justo cuando dejé de esperarlas. El nivel de dificultad y creatividad requerido va subiendo con los años. ¿Debería de ser al revés?

26.3.09

((paréntesis mental))

iiii
se murió Eulalio Ferrer
¿qué será del Coloquio Internacional Cervantino? -al que ya nunca más me invitaron aunque lo prometieron- ¿Qué será de Cuévano sin su mecenas?
ahora sólo puedo pensar en las tortugas de mario bros., casi nadie entenderá por qué

24.3.09

Dije que no compraría más Le Magazine littéraire, pero ayer que me fui a bobear al sanborns para despejarme, la vi, la hojeé y tuve que comprarla. Un poco por el dossier, más por la entrevista a Kadaré. Aunque es cortita y el entrevistador no hizo las preguntas más brillantes, Kadaré es Kadaré y sus respuestas me parecieron maravillosas. No dejé de leerla hasta que terminé, a pesar de que se me cerraban los ojos y me ardían por haber estado frente al monitor todo el día. Él sí que es uno de los grandes. Sólo porque sí, escaneé la primera foto -que aunque está muy pose me gustó, porque siempre lo toman de frente con su mirada triste- y las primeras preguntas, que podrán leer en grande si hacen click, creo son bastante legibles...
Soñé que estaba dormida y me despertaba alguien que tocaba desesperadamente a mi puerta. Brincaba y abría, sin entender quién se había metido hasta ahí a tocar la puerta de mi cuarto. Eran cuatro señores con gabardinas viejas. Decían mi nombre e intentaban meterse. Yo, entre dormida asustada y enojada, les preguntaba qué estaba pasando. Sacaban una credencial de Hacienda, y en eso entraban al patio un par de tipos más con cajas de plástico en las manos. Intentaban empujarme pero no me movían, parecía que comenzaba a desesperarles. Yo les hacía muchas preguntas y ellos sólo contestaban que no podían darme esa información, que yo sabía muy bien lo que había hecho. Ni idea, ni siquiera estoy dada de alta en hacienda. Se reían mientras decían: precisamente por eso. Sentía que toda la sangre se me iba a los pies. Les preguntaba para qué eran todas las cajas y decían que tenían la orden de llevarse todos mis libros. Más pánico. Yo contestaba algo tan patético como: por qué meten a mis libros en esto... Seguían riéndose de mí e intentando pasar. Nunca los dejé.  Los diálogos estúpidos y los intentos de entrar se extendieron hasta que sonó mi despertador. Había sido muy real. No sé por qué, lo primero que hice fue ver hacia la puerta, luego salí al patio a comprobar que esa puerta estuviera cerrada. En automático me puse a prepararme el expresso matutino y me quedé pensando. Ahora he caido en cuenta que olvidé algo. Tengo que hacer una llamada telefónica y es muy temprano. Tengo una duda enorme y no hay nadie quien la resuelva ahora, me angustia que mi error/olvido me orille a que nadie más me ayude nunca y tenga que darme de alta en Hacienda. Creo que eso, a la larga, es lo que más miedo me da.

22.3.09

No sé qué se traen últimamente los arácnidos e insectos conmigo... Hoy en la mañana en el estudio, me cayó del techo un animalito que es como cochinilla pero con antenitas y más grande, no sé cómo se llaman, pero sé que comen humedad, son feos y me dan ñáñaras, casi se mete a mi laptop; luego cuando me tiré a leer en mi patio éste chapulín decidió brincarme a los ojos, traía lentes así que sólo me asustó mucho, después se fue a dar una vuelta por cada uno de mis cactus, hasta que terminó quedándose toda la tarde en ese...
Ayer en Buenos Aires cerraron los actos conmemorativos por los 25 años de la muerte de Cortázar con 120 rayuelas de 8 metros, la encargada de hacerlas fue la artista Marta Minujín -quien a primera vista se parece a esa maestra que teníamos en el collhi y solía sacarse los mocos en plena clase cuando hablaba de la pampa-. La gente podía entrar a jugar sólo si tenía un fragmento de cuento, un libro o simplemente en un papel apuntado el nombre de JC... Me pareció una idea linda, pero esas rayuelas están raras, me atrevo a decir que feas; no tienen números, son asimétricas y esos colores no son para nada cortazarianos. Para mí parecen todo menos lo que dicen que son. Tan lindo que es dibujarlas con gis; sí, eso tal vez hubiese sido más lindo, que cada quien dibujara la suya y ya está. ¿Por qué allá le dirán rayuela y acá le diremos avión, cómo le dicen en los demás lugares que no son acá ni allá?
En el Utopía ya no hay cerveza Duff, nunca la probé, nunca más tendrán, nunca sabré a qué sabe, me acordé de pedirla demasiado tarde. Afortunadamente nunca dejarán de tener Carolus, esperemos. Terminamos ahí porque Yan dijo que tenía sed y yo lo interpreté como que quería cerveza, igual yo también quería. Con un fondo musical buenísimo, llegamos a interesantes conclusiones respecto a la gente que parece pájaro, el porqué de los blogs de mucha gente, la relación posterior con los exalgo, lo lindo que es comenzar algo con alguien aunque sepas que mucho de lo que te dice es mentira, y lo encantador, atractivo y misterioso de los intelectuales que son doctores jóvenes. Éste podría ser un post que divagara mucho y que incluso podría llegar a ser divertido, pero no terminará de ser porque tengo sueño y calor, y pienso en las demasiadas cosas que tengo que hacer antes de que se termine el mes. Oficialmente ha comenzado la primavera -estación que no me gusta nada-, me pregunto cuántas sorpresas nos deparará...

20.3.09

Some people want nothing and need nothing and are free

Esta es una linda canción de viernes -a pesar de ser la versión fresa-, aunque escuchar a Brazilian girls siempre es una buena idea vitalizante... Extraño el castpost y el boomp3, tan lindo que era subir canciones sin tener que acompañarlas de videos... 

"Olvidaté de mí"

Parece que pronto, como en la gran película de Michel Gondry, podremos comenzar a borrar recuerdos. Resulta que científicos holandeses han descubierto que unas pastillas para la presión arterial podrían ayudar. Dicen que se usará en las terapias para tratar los malos recuerdos. No entiendo muy bien cómo debilitan un recuerdo en específico. ¿Funcionará? ¿Vale la pena borrar ciertos recuerdos? Yo no lo haría, prefiero quedarme traumada...
«El betabloqueante genérico propranolol debilitó significativamente los recuerdos temerosos de arañas en un grupo de voluntarios saludables que consumieron la medicina, dijo Merel Kindt, psicóloga de la Universidad de Amsterdam, quien dirigió el estudio. "Pudimos demostrar que la respuesta de miedo desaparecía, lo que sugiere que el recuerdo se debilitaba", indicó Kindt durante una entrevista telefónica. 
Los resultados, publicados en la revista Nature Neuroscience, son importantes porque el medicamento ofrecería otra forma de ayudar a las personas que sufren trastorno por estrés postraumático y otros problemas relacionados con malos recuerdos. Tradicionalmente, las terapias buscan enseñar a las personas con este tipo de desórdenes estrategias para construir nuevas asociaciones y bloquear los malos recuerdos. El problema, señaló Kindt, es que los malos recuerdos permanecen y las personas suelen tener recaídas. Estudios con animales evidenciaron que los recuerdos temerosos pueden cambiar cuando se los trae a la memoria, un proceso llamado reconsolidación. En ese estadio también son vulnerables a los betabloqueantes como propranolol, que apunta a las neuronas en el cerebro, indicaron los expertos. El experimento de Kindt y su equipo incluyó a 60 hombres y mujeres que aprendieron a asociar fotos de arañas con una descarga eléctrica leve. Esta experiencia creó un recuerdo temeroso, explicaron los investigadores. Otros participantes vieron la misma foto pero no recibieron la descarga. Para esas personas esto determinó una asociación "segura", sin una respuesta temerosa o un mal recuerdo. Al día siguiente las personas que habían recibido la medicación tenían una respuesta de miedo mucho menor, comparado con quienes habían tomado placebo, cuando se les mostraba la foto y se les aplicaba una descarga leve, señaló el equipo. No hubo diferencia en la respuesta entre los grupos. "Esto muestra que es posible debilitar el recuerdo subyacente interfiriendo en él", dijo Kindt. Los próximos pasos son observar cuánto tiempo duran los efectos del fármaco sobre la memoria y evaluar el tratamiento en personas que realmente padecen algún tipo de desorden o fobia, agregó la autora.»
 
Regresé a Puebla el miércoles antes del medio día, hice bien en desamañanarme para viajar aunque las pocas horas de trayecto me parecieron pesadísimas, quizás fueron los dos pésimos compañeros de asiento que tuve en los dos autobuses, que no pude dormir, y que no dejé de pensar en lo distinto que sería regresar sin mi ficción, después de volver a mí. Al entrar en mi casa tuve la sensación de que me había ido mucho tiempo, más del que en realidad me había ido, sólo casi dos semanas. Me quedé en la puerta viéndolo todo y pensando en lo poco que había pasado que para mí era mucho. Fue entonces cuando me percaté que ya no me dolía la garganta, pues toda la semana había estado con las amígdalas inflamadas y algún día me dolía hasta hablar. Lo atribuí al clima, a la medicina, al propóleo, pero terminé afrontando que probablemente era más mental que cualquier cosa. Eso me da miedo, que todo esté en mi mente, y que en teoría pueda controlarlo pero no sea así.Todo estaba como lo había dejado, peor que campo de batalla -como si eso fuera raro, jo-. Comencé a deshacer la maleta, porque si no lo hago de inmediato puede quedarse ahí felices días y semanas, para luego ordenar el resto; no llegué ni a la mitad porque me fui a la conferencia de prensa de A y V, y luego a comer, al cafecito, y blá... Regresando me encontré con una araña que dormía en una playera que estaba en el piso, nunca había visto una así en mi cuarto, era muy rara porque se hacía bolita, tenía sólo 5 patas y parecía que caminaba de lado. Como nunca mato arañas y no sabía si era de las que muerden o no la saqué al primer patio, para que encontrara un sitio, se la pasó dando vueltas desorientada, caminando despacito. Luego no volví a encontrarla. No termino de responderme de dónde habrá salido, no termino de explicarme por qué siempre me pregunto esas cosas...

16.3.09

Repudiamos agresión contra escritores

+++++
un saludo a todos. les pido que circulen esta carta entre sus contactos y si están de acuerdo con ella, la firmen al calce (en los comentarios) o enviar un correo a el_oleaje@hotmail.com
De antemano gracias por su apoyo
Álvaro Solís
A la presidenta constitucional de Puebla capital
A la comunidad artística en general
A la población en general
El día 14 de marzo, aproximadamente a las 3:30 horas, los escritores Federico Vite, Miguel Ángel Andrade y Álvaro Solís fueron víctimas de una brutal agresión policiaca en pleno centro histórico de la ciudad de Puebla capital, en México.
Lo que comenzó como una revisión rutinaria derivó en una serie de atrocidades que pusieron en peligro la vida de Vite, Andrade y Solís. Los escritores se dirigían a sus respectivos domicilios cuando fueron interceptados por cuatro policías armados, quienes descendieron de una patrulla (camioneta Dodge, cuyo número se omite para no entorpecer las averiguaciones) y de inmediato los amagaron con armas largas. Golpearon a Vite, Andrade y Solís; los esposaron, los atacaron en el piso y los aventaron a la batea de la camioneta.
Los insultos, intimidaciones y vejaciones duraron aproximadamente cuarenta minutos; el comando dedicado a salvaguardar la seguridad de los habitantes de esta ciudad abandonó a los escritores en un solitario paraje a las orillas de Puebla.
La golpiza incluyó amenazas de muerte, burlas y encañonamientos con armas largas, además de una constante humillación y vejación a los escritores. La ira y violencia de los policías se desató cuando Federico Vite se identificó como reportero del periódico Intolerancia. Algunos de los insultos y amenazas que profirieron los policías durante el trayecto en la camioneta fueron: “¿Crees que por ser de la prensa no te podemos partir la madre?”, “la prensa se ha encargado de humillarnos ante la sociedad, a ver si a golpes aprenden a callarse”, “¿te crees muy cabrón sólo porque eres periodista, ahora vas a aprender a callar?”.
El evidente desprecio y rencor de los policías refleja la impunidad que desde hace tiempo rige este país. Recordemos, por ejemplo, que en el estado de Puebla se ordenó la persecución de Lydia Cacho Ribeiro; además, Puebla, de acuerdo con el Centro de Periodismo y Ética Pública (CEPET), es el cuarto lugar nacional en agresiones contra periodistas.
¿Qué confianza hay en los grupos policiacos, cuando en lugar de salvaguardar la seguridad de los habitantes son los encargados de asaltar, golpear, humillar y amenazar a los civiles? ¿Cómo es posible que el Ayuntamiento de Puebla se haya gastado --- millones de pesos de publicidad e imagen y en un año de gobierno no haya invertido el mismo capital en sanear los cuerpos policiacos?
El combate a la delincuencia no exime, por ningún motivo, el respeto a los derechos humanos. La inseguridad es otra forma de evitar la libre expresión de ideas. Exigimos el irrestricto respeto a las garantías individuales de los escritores, hacemos público nuestro apoyo a los compañeros y manifestamos nuestro repudio en contra de estos hechos. Exigimos que se castigue a los responsables y se garantice la seguridad de Álvaro, Federico y Miguel Ángel.
El ultraje que sufrieron estos jóvenes representa también un agravio directo contra toda la comunidad literaria de Latinoamérica, por este medio nos solidarizamos con ellos.
Puebla de Zaragoza, México
14 de marzo de 2009

15.3.09

atropello

La primera vez que regresé a Querétaro luego de haberme ido a vivir a Puebla percibí de forma muy distinta la ciudad en la que había crecido. Aunque no había pasado demasiado tiempo, las cosas me parecían más claras a la distancia, mi perspectiva era diferente, incluso sentía que tenía los ojos más abiertos. De cierta forma, lo que me gustaba mucho, me gustó mucho más, o quizás sólo lo valoré más porque no lo tenía a la mano; me molestaba más lo malo y también me di cuenta de lo fresa que era Querétaro, pero esa es otra historia... Una de las maravillas, es lo verde que es, hay árboles por todas partes, o había. Conforme fui regresando de vacaciones, mis árboles más entrañables desaparecieron, por no decir que fueron despiadada e injustificadamente asesinados. Primero fue el árbol en el que pasamos años trepados, le llamábamos el árbol de la señora Ábrego, porque estaba frente a su casa, pero en realidad siempre fue nuestro, de todos los niños a los que nos gustaba jugar en él, colgarnos como changos, escondernos, brincar desde lo alto o simplemente permanecer en sus ramas, solos o acompañados; la señora Ábrego lo mandó talar porque ya estaba cansada de barrer las hojas que se le caían, nadie hizo nada, nadie se dio cuenta cuando lo cortaron, cuando alguien lo notó era demasiado tarde. Después alguien cortó la jacaranda de la entrada, que era viejísima y grandísima, las flores que se le caían solían ser ingredientes principales para cuando jugábamos a la comidita; nadie supo quién fue, nadie supo nada hasta que el árbol ya no estaba ahí. Al poco tiempo el árbol del 6 comenzó a secarse de un día para otro, en menos de una semana estaba completamente muerto, el que se dio cuenta dijo que había sido rarísimo y que su hermana sospechaba que los del 7 habían envenenado el árbol, o peor aún: habían hecho brujería y el árbol había absorbido la maldición -traen unos líos telenovelescos desde hace un tiempo-; ése daba unas bolitas amarillas con las que también hacíamos comidita, de ahí colgábamos el columpio amarillo redondo que nos gustaba tanto que terminó rompiéndose... El último -hasta ahora- ha sido el enormísimo laurel de la India que está[ba] en Universidad y Corregidora, supuestamente tiene una plaga de hongos que lo ha estado mantando lentamente, dice el gobierno que lo está tratando, dicen que le darán hasta mayo para ver si reaccionó al tratamiento. Era precioso, era lindísimo pasar al atardecer y escuchar el concierto de todos los pajaritos que llegaban a dormir ahí. Siempre que pasaba por ahí en coche me gustaba fijar mi mirada en él hasta que desaparecía de mi vista. Seguro tenía más de cien años. No tengo una foto de antes, sospecho que si me pongo a buscar en las transparencias de mi padre podría encontrar alguna; si no, buscaré una manera de sacar la foto de mi memoria, ahí hay una clara imagen cada vez que cierro los ojos. Una amiga de mi madre me ha dicho, según ella sabe de buena fuente, que en realidad lo mataron para poner un puente peatonal, que todo lo de la enfermedad y el tratamiento fue una faramalla para disimularlo todo. Son tan capaces. Me duele mucho pasar por ahí y verlo así. No sé si después me dolerá más no verlo. Es tan triste. Es, de cierta forma, como si alguien quisiera borrarnos a la fuerza los recuerdos... 

11.3.09

Las casas deberían de tener un cuarto especial para gritar. Debería de ser tan esencial como el baño o la cocina. No se necesitaría mucho espacio, un armario forrado para que no salgan los sonidos donde uno pueda entrar a gritar todo lo que se necesite. Los gritos siempre causan conflicto a los que escuchan, se asustan, creen que uno está loco, no entiendo por qué no entienden que a veces son tan necesarios. Un simple aaaaaaaaaaaaahhhhhhhh puede liberar mucho. Recuerdo que alguna vez fuimos a gritar a la pirámide de Cholula, la primera vez fue todo un éxito, estábamos Q, D, C y yo, creo que incluso hay fotos; éramos un coro de gritos maravilloso, el escenario era lindo y terminamos relajadísimos. La segunda vez que fuimos y gritamos, sólo D y yo -y tal vez alguien más que no recuerdo- una policía fue muy preocupada a preguntarnos si nosotras habíamos gritado, lo negamos, la mujer se fue corriendo muy afligida a buscar a alguna violada o algo así. No volvimos, nos dio culpa... Los niños pueden gritar porque son niños, pero si no eres niño y gritas es equivalente a que eres un enfermo mental o te está pasando algo terrible -quizás te pasa pero internamente-. Yo creo que los que no lo hacen son unos reprimidos, esos sí que son enfermos mentales a la larga. Lo malo, también, es que cualquiera puede hablarle a una patrulla por disturbios o algo así, mucha gente es tan capaz, qué lata. En Puebla no tengo ningún problema con eso, grito y ya, pero ahorita estoy en casa de mi madre, podría salir al patio y hacerlo pues tiene vecinos que son unos imprudentes escandalosos y que dice no deberímos considerar, pero tiene otros que son requete decentes y no quiero molestar, ése es el dilema; así sugiere que me meta a la covacha, pero está llena de cosas y no quepo. Tendré que ser medio reprimida. Lo que ahora hago es gritarle cosas moderadamente a Niki -la perra-, que mueve la cola emocionada y viene a que la acaricie, ella cree que mis palabras son dulces y amorosas, no reconoce el tono vehemente. A mi mamá le da mucha risa y dice que es masoquista, como yo. Los arquitectos de ahora deberían de comenzar a construir casas con cuartos para gritar, para beneficio y salud mental de todos. Desafortunadamente no se me ocurre otra cosa en estos momentos...

10.3.09

espasmo volátil

06030090609

El viernes mi amigo gay me acompañó a la central del norte, traía maletota porque venía a Querétaro, así que amablemente me ayudó, esperábamos el trolebús -que nunca pasó- y la tarde, a pesar del caos y del día pesado, estaba hermosa; para matar el tiempo me puse a leerle frases sueltas del libro que me acababa de comprar para la tristeza... Muy adecuadas para lo que hablamos toda la tarde. Aquí las más cortas y grandiosas:::
La soledad no te enseña a estar solo, sino a ser único
*
El mundo no es más que un Ninguna-parte universal. Por eso nunca tenemos un lugar adonde ir...
*
La melancolía: halo vaporoso de la Temporalidad.
*
E. M. Cioran
El ocaso del pensamiento

8.3.09

Adeus

Quizás esto lo explica un poco...
18. En alguno de sus escritos Bataille dice que las lágrimas son la última forma de comunicación. Yo me puse a llorar, pero no de una manera normal y formal, es decir dejando que mis lágrimas se deslizaran suavemente por las mejillas, sino de una manera salvaje, a borbotones, más o menos como llora Alicia en el País de las Maravillas, inundándolo todo. 
Bolaño
de 'Carnet de baile' en Putas asesinas

O.O

Me dijeron joven... http://perrosdelalba.blogspot.com/2009/03/boletin-de-mineria.htm

4.3.09

Regreso al DF, espero que sea más benévolo conmigo que las última dos veces, aunque siempre pasan cosas emocionantes/notables. Ojalá se reivindique musicalmente, supongo que no será muy difícil, aun así no tengo expectativas del indie-o fest de mañana; no entiendo por qué la o después de indie. Hace mucho que no escribo notas de pie, será difícil entender mi propia letra después. Lástima que bajaron los precios demasiado tarde, me hubiese quedado a Los campesinos! yo creo que regresan pronto pronto. Por ahora, la única petición es escuchar esta canción. Todavía no sé por qué me gusta tanto; tampoco sé a quién me suena The Helio Sequence, ya sé que a un grupo indie rock como los que pululan ahora, pero tienen algo distinto, algo que me recuerda a alguien que no puedo identificar aún. "Everyone knows everyone" y que después pase lo que sea...
P.S. T tiene un boleto para Radiohead, no podrá ir por causas de fuerza mayor, si alguien está interesado, deje comentario o mándeme un mail para conectarlos...
No me sentía realmente tan ocupada, pero al parecer sí que lo estaba. No he dormido mucho, y lo curioso es que llevo días soñando, lo poco que sueño, con una señora gorda gorda, que abarca tres sillas, se desparrama en su propia carne, y no importa lo que esté soñando, ella se aparece en la escena y me dice varias veces: tu error es que siempre ves a los ojos; en el sueño me provoca congoja, me recupero en cuanto desaparece. Pero cuando despierto y me acuerdo me perturba, al principio, sólo me preguntaba qué querría decir eso, ahora ya no me pregunto y sólo me asusta. Nunca he visto a la señora, por lo menos no que me acuerde, creo que nunca he visto en vivo alguien así de gordo ni con una mirada tan fea y pesada. Lo curioso es que cada vez que me dice eso yo la miro directamente a los ojos, le sostengo la mirada mientras ella lo repite tres o cuatro veces. Es rara esa sensación de ver directamente a alguien en los sueños, se puede estar sin parpadear todo el tiempo que se quiera. Estoy harta de la gorda, quiero que desaparezca...

máspimienta al servicio de la comunidad

Aunque no creo que alguien de los que lean esto asistirá -por cuestiones geográficas, principalmente-,  lo posteo por si los caminos azarosos del internet llevan a alguien a dichos eventos... [Al primero felicito sincera y gustosamente, otra vez -pero ya saben a los poetas les encanta ser reconocidos públicamente-, al ver que a pesar del relajito que le armaron -si alguien quiere saber pregúnteme- al final recibirá su merecido premio. Al segundo, como siempre, le deseo mucha audiencia y éxito, que no hace falta porque esas cosas suelen ser el hit, según dicen las habladurías provincianas...]
1)
2)
Hablemos de poesía.
Viernes 6 de Marzo 2009. Casa de la Cultura Irapuato. Allí, donde sabemos, a veces se escucha al juglar, al novelista, al dramaturgo, esta ocasión le toca al poeta Baudelio Camarillo, uno de nuestros más representativos sin lugar a duda.Presentaremos el poemario ganador del Premio Efraín Huerta de poesía de 2004.
En el marco del Laboratorio para escritores en Irapuato; también celebrando la espectacular apertura de la Librería Educal en este pueblo fresero, estaremos honrados en recibir al ganador del Premio Aguascalientes de poesía, el Premio Efraín Huerta de poesía y, sobretodo, a un gran poeta que, en su obra, recorre y lleva, cual Orfeo, sobre el terreno de la memoria, de las afecciones, de aquello por perderse. Siempre temeroso, cadencioso, delicado, Baudelio hace que los poemas se construyan; convoca, tras las palabras precisas, la aparición de las imágenes en el camino de la infancia, del amor, de la nostalgia.
Efectivamente, de albricias, de sorpresas, de no perderse el recital, este viernes 6 de marzo en punto de las siete de la noche en la casa de Cultura de Irapuato (Frente al jardín Principal) estaremos conviviendo con el poeta en el atril, con el que hace del poema su vida y, claro, con los que estamos contagiados con la lectura de poesía y hacemos de nosotros mismos una suerte de poema, de fraudulento poema.