We haven't located us yet...

El viernes iba a jactarme de cuánto me aman los burócratas y de cómo yo no podría ser para nada un buen personaje kafkiano. Y eso del amor es porque a pesar de que los trámites siempre son tediosos y complicados, yo les pregunto a los funcionarios si no puede ser más sencillo, más rápido, más eficiente -no sé qué cara ni qué tono uso-, y entonces ellos se ponen serios si hay gente y luego cuando nadie escucha me susurran que pueden ayudarme y hacerme las cosas fáciles; no los soborno, nunca los he sobornado ni los sobornaría, a pesar de eso siempre me ayudan, son tan amables, tan lindos que me dan ganas de abrazarlos cuando los trámites ajenos que hago salen el mismo día y no en tres como se supone debe de ser. Hoy el amor que los burócratas me profesan se revirtió y los engorrosos pasos para hacer un solo trámite me complicaron la existencia. De nada sirvió que madrugara ni que saliera cuando todavía hacía mucho frío, ni estar atrapada más de media hora en echegaray, ni que llegara justo cuando abrían la oficina en candelaria, ni que corriera a pagar a la tesorería, mañana tengo que regresar a la misma hora de la madrugada a terminarlo, a ver si ahora sí. Horrible día para salir, vi tres manifestaciones -y ninguna entendí el punto de su protesta- y perdí la cuenta de cuántas horas estuve sentada en algún vehículo que avanzaba 1 metro cada 3 minutos, caminé lo más posible pero el sol era espantoso y mis zapatos no ayudaban mucho. En ciertos momentos me sentía perdida y sin saber muy bien qué decir o qué hacer, sospecho que fui pésime compañía en ratos. Todo estaba caótico y desconectado, me pregunto si alguien en el DF tuvo un día calmado y maravilloso.  Tengo los ojos chiquitos, irritadísimos y rojos, no sé en qué momento se pusieron así. Mañana debo repetir lo mismo, espero que la sensación de estar perdida desaparezca. Pinche Kafka, donde quiera que esté, se ha de estar riendo de mí.

Comentarios

Anónimo dijo…
Jajaja Gina "La burocracia te alcanzo".... Kafka viviria encantado con la metamorfosis de esa ciudad....

TOpi...
daviz dijo…
Hola G.!,
no creo que te sirva de consuelo, pero yo he tenido días calmados y maravillosos en el DF :), y algunos incluso trabajando !!

Eso sí, la sensacion de avanzar 1 metro cada 3 minutos, y los ojos irritados, ..no me la quita nadie!!
Añade a eso la altitud, y el escozor por la costumbre de comida "insipida", y la verdad que lo de la balanza tiene su aquel.

ánimo con tus trámites!

PD ¡¡¡burocrácia electrónica ya!!
G Velázquez dijo…
Topi
Qué bien que dejas, por fin, un comentario =) Sí, seguro no pararía de escribir, quizás completaría las novelas que no completó en vida... ¿Qué dice Colombia? ¿Cuándo vienes? ¡Sigo esperando mi postal, eeeeeh!

daviz:
síii, los días así son posibles, pero simplemente el lunes fue caóticamente horrible, por lo menos un poco para todos los que conozco que viven ahí y con los que he hablado... mmmmm la comida, qué decir, yo estoy acostumbrada, jeje... la burocracia electrónica medio funciona ya, pero es tanto rollo porque van para España, son para mi hermano mayor... gracias por pasar, ¡saludotes!

fantasma:
¿quién/qué/cómo es Grubach?
La Srta. Grubach, esa que es medio mucama o la dueña del depto. donde vive K.

K, quien como todos sabemos, tiene la cara de Anthony Perkins.
G Velázquez dijo…
aaaaah, pues ahora lo recuerdo vagamente, le llevaba el desayuno al cuarto y tal, no?, lo cierto es que lo leí hace mucho, en un semestre en el que prácticamente fue leer todo Kafka en distintas materias, así que no guardo en la memoria esos detalles, porque Kafka no me gusta, excepto por La metamorfosis... La peli nunca la vi, quizás un día si me la encuentro...

Entradas populares