No puedo distinguir si hoy hace menos frío que ayer o viceversa. De cualquier forma creo que no importe porque mi termostato interno está roto desde hace mucho tiempo. No quiero respirar bien porque siento el frío  llegándome hasta la garganta, no sé cómo dejar de sentir eso y no puedo terminarme de enfermar por más que quiero, tampoco termino de estar bien. No me gustan las medias tintas, y vivo atrapada ahí desde hace días... Es viernes por la noche y no hay "plan". Los que están en el messenger preguntan por qué y me gustaría decir que es por la misma razón que ellos, la verdad es que no es la misma, la verdad es que yo no tengo razón y para mí nada significa que sea viernes por la noche. Menos con este frío triste que envuelve la ciudad. Sé que es viernes porque eso dice mi calendario y porque hoy hubo basket. En realidad, no sé qué debería de estar haciendo o qué podría estar haciendo en estos momentos. Tampoco sé con quién me gustaría estar si es que quisiera estar con alguien. No tengo ganas de leer porque lo que leo ahora es más triste que este frío, y siempre que leo antes de dormir sueño un poco con eso, no quiero tener sueños azules ni grises; hoy no. Pienso en todos los viernes significativos que puedo recordar en este momento y se asoman pocos que parecen muy lejanos. En estos momentos quisiera no  evocar nada ni a nadie,  tener la mente en blanco y ya, sospecho que me es/será imposible. ¿Cuántas personas dormirán con guantes cuando hace tanto frío como hoy o como ayer o como antier? ¿Cuántos sabrán lo efectivo que es? 

Comentarios

tres salidas fáciles: borges, sigur rós, éxtasis

(hay también una n° 4, pero esa es distinta para cada uno)
LSz. dijo…
Yo recuerdo mis viernes; ahora, prefiero no hacerlo. Odio los viernes. R.E.M.E.M.B.E.R
samuel dijo…
Je

para mí los viernes sí son significativos porque salteadamente me pagan
además porque después del viernes tendré dos días en los que no miraré a los engendros a los que les doy clases
y como bonus
este viernes fui a bailar
saaaaalsa
jejeje

así que después de todo
sí me gustan los viernes
G Velázquez dijo…
fantasma:
quisiera saber algún ejemplo de la cuarta...
G Velázquez dijo…
L:

recuerdo que los odias, y que los favoritos de alguna época eran los miércoles... o algo así, eso sí que no lo recuerdo tan bien, pero algo pasaba siempre en miércoles...

S:
¿salsa? ¿de dónde salió eso? ¿Herencia de Quique o algo así? No te imagino bailando. Si siguen siendo engendros, pues ya, deja ese trabajo y busca otro, pero antes véndeles la nueva de los perros, no? jiji
samuel dijo…
Jeje

creo que la salsa es una de mis obsesiones secretas
me encanta la música latina
y si fuera por mí sería un latin lover
desafortunadamente cada vez que me asoleo me pongo colorado en vez de broncearme

lástima

ya me acostumbré a los engendros
y creo que si me das 10 se venderán bien

avísame cuándo nos vemos y tomamos café y hacemos negocio
jaja

Entradas populares