El martes sonó el despertador y no me levanté, volvió a sonar varias veces después y seguí apagándolo; ya no me importaba llegar tarde a terminar el trámite, necesitaba dormir. Irónicamente llegué sólo media hora después que el día anterior, nada de tráfico, poca gente en el metro, rapidez, una maravilla, al minuto de haber entrado en la oficina cucha ya estaba afuera. Eso me llevó a pensar que la mejor arma contra la burocracia es el mevalemadres. Tenía que esperar tres horas, me fui al centro, en el camino decidí que no volvería a transbordar y que debía quedarme cerca de la línea rosa... Quería ir al café Emir de Uruguay, pero para variar traía muchas cosas y ya estaba cansada de cargarlas, así que me quedé en el Jekemir de Isabel la Católica. Buenísimo el café. Organicé mis notas de Alanis, preparé la clase con la que supliría a Á, completé la bitácora, escribí una carta y platiqué con la mesera, quien cada vez que pasaba por ahí se detenía a hacer cualquier comentario: que si no había desayunado, que si se le había hecho tarde y nunca le pasaba, que si dos expressos era mucho, que si las manifestaciones, que cómo le había hecho para no tomar café con azúcar, que si estaba muy jovencita para tomar tanto café, que si mi mamá no me regañaba... y todo terminaba con un tonito chilango y un manita al final. Creía que eso ya me había hecho el día, pero luego llegó el señor de la foto, y se puso a tocar, tan despreocupado, tan apasionado, que no podía dejar de verlo y me entretuvo los cuarenta minutos que me quedaban... 

Comentarios

samuel dijo…
Aaaaaaaaaaaaaaaaah

la mesera del Jékemir
es un encanto de manita, no?
antes, cuando acompañaba a mi abuela a sus negocios en Izazaga
me iba al Jekemir, que estaba en un local más chido
con un ambiente bien árabe
ventiladores blancos y mesas diminutas

El café ahí es casi mágico
supongo que es la cafetera
porque yo traía café y no quedaba ni sabía igual

ya habías ido?
G Velázquez dijo…
¿será la misma mesera? ésta sucursal es nueva... No había entrado pero ya había pasado, no sé si sea casi mágico, pero sí está muy bueno el café.

Entradas populares