20.1.09

Hoy en la mañana terminé el nuevo libro de Philip Roth. Me gustó. Me alegró haberlo pedido antes de que llegara la traducción en español y pagar veintisiete dólares -que todavía no tengo- a pesar de las amables condiciones actuales del dólar. Ni siquiera sé si lo traducirán de inmediato. No quiero imaginarme qué título se les ocurrirá, como cuando a Letting go le pusieron Deudas y dolores. En algunos sitios de internet gringos leí que lo calificaban como uno de los peores errores en la carrera de un grande. Yo no coincido con eso en lo absoluto -pienso por ejemplo en el caso de Auster con Viajes por el Scriptorium que sí fue un tanto decepcionante-. Markie es un gran héroe. Me gustó el gran sarcasmo del capítulo final. Es un buen libro por muchas razones -que no expondré aquí porque quizás arruinaría la posible lectura que alguno haga un día de estos-; además me gusta más hablar/divagar en vivo y a todo color con alguien que haya leído el libro en cuestión. Qué grande es Roth... 

No hay comentarios.: