4.1.09

Desde noviembre me rondaba en la mente la responsabilidad y las complicaciones de aceptar ser madrina de un bebé, mi sobrino más pequeño, el hijo de un primo cercano... Tuve conflictos mentales 'religiosos' principalmente, entre otras cuestiones incuestionables en las que ahondé, lo único que no cuestioné fue el nombre porque siempre me ha gustado, lo demás es larguísimo de contar y entraría en demasiados meollos que no tienen caso porque resultó bien y se olvidó todo en cuanto conocí a Emilio y me examinó con esa particular miradota que tiene y me sonrió, minutos más tarde comprendí por completo el significado de asir. Siempre me había gustado cómo sonaba pero no encontraba la situación concreta para usarlo y sentirme semánticamente satisfecha. A Emilio le gusta ser asido y corresponder en la medida de sus pequeñas posibilidades, y cuando decide hacerlo difícilmente te suelta y viceversa. Y nada, el ahijadito es el hit, tengo que sacar mi VISA para visitarlo pronto, me siento taaaaaaan responsable....

4 comentarios:

samuel dijo...

sólo diré una cosa

Tu responsabilidad es enorme

no permitas que se vuelva un alma salvaje
aun a pesar del bautismo
sigue existiendo la posibilidad de que en los esteits aprenda a ser protestante

Sonic Reducer dijo...

Seguro le enseñarás que la mejor religión es pensar y sonreír. Qué hermosa foto, G. Bienvenida a un año en que una manita te abre la puerta a un nuevo mundo. :)

Anónimo dijo...

Es verdad, es una foto hermosa.
Un abrazote Gina y ojalá te vaya chido en todo.
Saludos,
Deyanira.

G Velázquez dijo...

S:
los protestantes también van a escuelas montesori y del estilo, porque asumo que, cuando sea tiempo, irá a la misma escuela que su hermano... no creo que se vuelva protestante... ojalá sí sea un alma salvaje y ya, que sea lo que quiera ser...

SR y D:
No es por nada, pero la foto completa es todavía más bonita, pero se pierde la intensión de ese fragmento, jeje. saludos para los dos, abrazotes!