10.12.08

R.A.P.

Ya sé que si me voy no me vas a ir a visitar, pero es divertido hacerte prometerlo, porque en la Realidad Alternativa Paralela sé que irías y que pasearíamos, caminaríamos mucho y buscaríamos el mejor café de toda la ciudad en la que esté viviendo. Cuando te dejé me puse a pensar en eso, los 300 kilómetros que recorro son la entrada a la RAP, en la que me emburbujo contigo, en la que he estado atrapada desde hace mucho tiempo y la que me costará mucho dejar de visitar. No quiero dejar de tomar café contigo nunca. En la realidad en la que nos encontramos normalmente, todo esto no tiene caso, no va a llegar a nada, en la RAP tampoco, pero no importa, porque las cosas que no sirven de nada son las más emocionantes de todas quizá las más placenteras y las que más dejan a largo plazo, ahí se forjan las pequeñas cosas que nos hacen sonreír y a veces nos hacen el día, ahí deambulan libremente los detalles imperceptibles, ahí tampoco importan otras cosas, por eso, y otras secretas razones, sospecho que es tan encantadoramente adictiva... Ya me hacía falta ese café... Luego de los libros me fui a comer al centro, ahí encontré las mejores crepas del DF, podemos comer en la barra y vernos en/por el espejo, habrá que ir, quelqu'un, habrá que ir...

No hay comentarios.: