16.12.08

El domingo pasó algo que casi nunca pasa... se veía el Popo desde el Zócalo... me pregunto cuántos se detuvieron a mirarlo, estaba lleno de gente y familias felices dispersas...

4 comentarios:

el fantasma de García dijo...

Hola, G

esa foto del Popo está llena de atardecer! es una hora crucial, esa en que sólo ves las siluetas de las cosas; una hora donde todo puede pasar, y donde el mundo se empieza a volver abstracto

le tengo un cariño especial al popo: cuando llegué a méxico y todavía no conocía a nadie, me levantaba muy temprano para ir a estudiar; todavía no salía el sol, y por una de las ventanas del depa podía ver, a veces, la silueta perfecta del popo; era como si me estuviera saludando, protector y amenazante también; ahora, cada vez que lo veo es una sorpresa que me alegra el día

otra cosa: qué bueno tu caleidoscopio, es MUY sicodélico

y otra cosa: me alegro por tu relación con ishiguro; este verano (sureño) creo que voy a volver a leer "pálida luz..."

abrazos!

G Velázquez dijo...

Cómo no va a ser una sorpresa que alegra el día ver al Popo desde el DF, a mí me ha tocado sólo un par de veces hace muchos años... No lo había pensado pero Etsuko es un personaje, justamente, para ser desentrañado en verano... abrazos de regreso y felices vacaciones, fantasma...

Anónimo dijo...

... y qué pretende eh? qué pretende?






Doña ruda

G Velázquez dijo...

jejeje

¡la ruda, la ruda!

un gustazo verla el otro día, doña ruda

abrazote