Soñé que se moría Carlos Fuentes. Yo estaba en el cine y de repente prendían las luces, la película se detenía y comenzaban a evacuar la sala, por los altavoces decían: se murió Carlos Fuentes, luto nacional, se murió Carlos Fuentes, vamos a su funeral... A mí me daba risa la rima de la frase que repetían sin cesar. La gente a mi alrededor se ponía muy mal. Yo no entendía, a una señora que lloraba desconsolada junto a mí le pregunté que porqué se ponía así, que era sólo un escritor, que ni que fuera su padre intelectual, ella me contestaba que no lo había leído nunca, pero era tan triste, un señor tan elegante, tan leído, tan querido como Carlos Fuentes, era una tragedia... Las calles estaban llenas de personas que caminaban hacia la misma dirección, decían llorando que tenían que despedirse del señor Fuentes, lamentaban que nunca lo hayan reconocido con el tan merecido Nobel, yo seguí atónita sin entender nada, lo único que quería era ver el final de la película, pero era imposible, policías vaciaban el centro comercial y los edificios de sus alrededores. Luego no pasó mucho, caminar y caminar dejándose llevar por la gente que parecía sabía a dónde teníamos que ir. Nunca llegamos a ningún lado. No hubo persona que no estuviese perturbada o llorando. No entendí nada. Desperté y por un momento pensé que no había soñado nada, que Carlos Fuentes acababa de morir.

Comentarios

Entradas populares