3.11.08

Melibea

La conocí el viernes, es una gatita demasiado atípica, supongo que por eso me cayó tan bien, porque no suelo tener química con los gatos, me quiso casi luego luego y yo terminé encariñándome en poco tiempo... Está muy loquita, era de esperarse, con ese nombre...

2 comentarios:

el Gil dijo...

el problema con los gatos es que ellos tienen muy claro quién es el dueño y quién la mascota
lindo blog
:)

G Velázquez dijo...

gracias por pasar
saludos =)