lapsus

Hace rato escuché como que tocaban la puerta, no estaba muy segura, realmente nunca estoy al pendiente porque nadie viene a buscarme sin antes avisar, pero después, no-sé-porqué, instintivamente pensé en ti y fui corriendo a abrir. No había nadie. Ni siquiera ibas a estar aquí y yo pensando en que tal vez eras tú. Tal vez inconscientemente pensé en la última vez que viniste y tocaste tan fuerte que logré escucharte. No sé porqué me pasan esas cosas, según yo, ya estaba muy resignada a que te veré cuando te tenga que ver, aunque tenga ganas de tomar 9 expressos contigo y de contarte tantas cosas... El tiempo, cuando se trata de ti, es tan relativo...

Comentarios

Entradas populares