4.11.08

Estoy aquí desde temprano, vine a 'trabajar'. Este lugar en la mañana siempre está vacío, por eos me gusta venir, por la música, por el internet, la luz y el café pasable. Parece que es su primera cita. Ella llegó primero a buscarlo y él no estaba. Luego llegó él, por alguna extraña razón se sentó junto a mi mesa. Huele rico, usa una loción que me es familiar, me remite a alguien que huele a noche, nunca he tenido la certeza pero creo que es chanel. Ella pretendió que llegó tarde. No saben de qué hablar y divagan con películas que están buenísimas y tal. Hojean la revista de sociales poblana en donde ven fotos de gente que conocen. Gritan, dicen fuuuta, cada dos palabras, ella fuma y me echa todo el humo, él dice que le molesta el cigarro, pero a ella no le importa y va por el tercer cigarro. Ahora él está hablándole de su infancia, a partir de una película que ella le contó, dijo que se llamaba Control, yo estuve por agregar total y decirles que Control solo es otra película muy distinta, rumana y tal, él comienza a platicarle del divorcio de sus padres y está llorando, se le quiebra la voz, da detalles, rememora detenidamente, ella no dice nada pero lo mira atento. Sigue llorando, moquea, habla con las manos. Habla de lo pobres que son -y trae una mac-. La verdad es que ella responde con estupideces. Él sólo quiere que lo escuchen. No creo que lleguen a una segunda cita. Eso me recuerda por qué no tengo citas. No puedo moverme, no puedo conectar mi lap en otro laod. No vuelvo a venir aquí en la mañana, debo buscar otro internet ilimitado con conexión eléctrica y café incluido...

No hay comentarios.: