Necesito dormir cien mil horas en MI cama -que está en Puebla y es la más deliciosa del mundo-. He recorrido no sé cuántos kilómetros en diez días y en los próximos aumentarán, si trazara en un mapa el punto de partida y los distintos destinos resultarían rayones extraños. Me gusta ver la carretera y siempre se me ocurren posts para el blog que termino no publicando porque me ha faltado tiempo. Hoy que estuve en el DF me pasaron cosas muy curiosas, tenía una gran crónica en la mente pero se derritió con el calor... todo comenzaba con una frase en la que contaba cómo me había percatado que amo locamente a un mafioso -en mi ficción no lo era, pero la realidad me ha forzado a enfrentarlo-, continuaba con las crisis existenciales que me provocan las salidas del metro, después un montón de detalles innecesarios de varias cosas seguidos de cómo fui a dar a un mercado de artículos de papelería donde me volví loca comprando plumas de colores y me enteré de que a Juan Gabriel le gusta tener sexo con albañiles [sic] -ahí divagué mucho con C, concluyendo que cada quién tiene sus gustos y no tienen porqué estar ventilándolos así, pobre Junaga- y finalmente contaría mi desesperante y laaaaaaaaargo viaje -todo por eludir el horrible Túnel de la ciencia- hacia la central del norte en el trolebús -incluyendo mi indignación cívica al ver que nadie respeta el carril exclusivo- en el que conocí a un loquito jarocho que cuando no cantaba Es la boa, es la boa, contaba fanáticamente historias de la Biblia que relacionaba, de manera brillante, con la actualidad -concluyendo, naturalmente, que Satanás está por todas partes-, de esto cabe destacar que me encantó cómo contó la historia de Caín y Abel, estaba tan atenta escuchándolo que se dio cuenta, entonces cuando terminó se me quedó viendo esperando a que dijera algo, y yo sin pensarlo dije tímidamente ¡Aleluya!, a él le encantó y se puso a aplaudir, bendecir y decir que Jesús nos amaba a todos los hermanos pasajeros, tuve que moverme para poderme reír de mí misma, y luego en mi simpleza soporosa no pude evitar reírme de un señor muy chimuelo que se subió a vender cepillos de dientes -después sentí mucha culpa, pero no pude evitarlo-... pero ahora estoy muy cansada como para escribir todo lo que quería; tal vez pronto, tal vez no.

Comentarios

Anónimo dijo…
"Nunca seas violento. Nunca seas agresivo... razona tus problemas... la gente desconocida no debe saber lo que piensas."
Vito Corleone
Frank Costello dijo…
“No quiero verme condicionado por mi entorno, quiero que mi entorno se vea condicionado por mi”
Sonic Reducer dijo…
G, sabes leer a esta ciudad con un ejemplar carácter lúdico. Yo quisiera teletransportarme de casa al trabajo y viceversa porque hace mucho que le perdí el gusto a andar en Metro. Como sea, seguro hubo —en medio de todo— un buen café.
Saludos.

p.d. Por la mano de Vila-Matas voy a entrar ahora a Erasmo de Rotterdam. Aunque será, ups, con Sepan cuantos... la otra alternativa es editores mexicanos unidos. ¿Atroz, verdad? Si sabes de una con lenguaje más contemporáneo, pásame el dato, plis.
Tony Montana dijo…
All I Have in this world is my balls and my word, and I don't break 'em for nobody, understand?
samuel dijo…
A-le-lu-ya

efectivamente
Jesús nos ama

cuando vuelve?
tenemos un intercambio de platos que hacer -de las tazas de espresso-
y tengo nuevo café de xalapa

sopas pues

aleluuuuuya, cómo no?
samuel dijo…
Perdón

por "Cuando vuelve"
quise decir usted
porque nadie sabe cuando viene Jesús
aunque seguro pronto
G Velázquez dijo…
Yeah! tres capos de la mafia en mi blog, ahora me siento poderosa...

Sonic:
Yo tengo una edición de Espasa que está bastante bien y es compacta, la encuentras muy barata en saldos o botaderos, si veo una te la llevo pronto... Saludos!

Samuel:
Debo agregar que después de decirle Aleluya al loquito me acordé de cuando te conté de mis experiencias con los cristianos y el miedo que me dan, jo... Traje copias del manual de catalán para prestártelo, ahora estoy en Puebla pero serán sólo días, no tengo nada seguro, así que aviso cuándo estaré más días para hacer el intercambio de platitos y también darte a probar un poco del mercurio negro puro, ya hace falta la tercera fiesta del café... Salut!

Entradas populares