El domingo, cuando iba camino a Cuernavaca, el Popo se veía relindo. Me torcí el cuello porque estuve más de una hora viéndolo... No es lo mismo la foto que en vivo, pero da una idea más o menos cercana, momentos así me provocan comprarme la cámara de mis sueños para tener fotos más lindas...

Comentarios

Entradas populares