30.8.08

pequeñas infamias

-como ciudadana de Puebla me sentí indignada-
-un menú del subway, poner atención en el 'Deleite', en ninguna lengua es con j-
-......-
-solemos encontrar queZadillas, guiZado, también oYa, la pregunta es: ¿habrá algún lugar en el que escriban tortiYas?
-sólo por ése aval les creería algo-
-pobre maniquí lisiado, rodeado de cosas que no puede asir, ni siquiera para arremangarse-

A

FUE, en el principio, nuestro abrazo;
el centro mellizo e esa esfera
impenetrable que en la calle;
en medio de la gente, a solas
para nosotros, convocaste;
en torno de nosotros, únicos.
-----
Y en esa morada de silencios
entretejidos, en la calma
de aquella sorpresa compartida,
creímos los dos que era posible
lo que no puede ser. Y el tiempo
alargó la hora comprensiva.
-----
El abrazo nuestro, los silencios
incesantes, la morada nuestra.
Y creímos admitir la vida
al pensar que nos reconocimos.
_______
Rubén Bonifaz Nuño
Del templo de su cuerpo [1992]

* * * * * * * * *

Fui a ver Persépolis. Es linda. La vi muchas veces en el DF en cartelera y siempre preferí entrar a ver otra, al mismo tiempo quería y no, después bajé el soundtrack y me gustó, luego leí un poco al respecto y me dije que cuando se me presentara la oportunidad otra vez iría a verla. S me avisó que la proyectaban hoy en la casa de la cultura. Hoy tenía ganas. Fui. Sola. La sala estaba casi vacía. Los boletos de la cinemateca son nuevos y ya tienen una perforadora para no romper los boletitos, siempre que voy me acuerdo de cuando llegué a Puebla y de cómo me gustaba ir a todas las películas de casi todos los ciclos, ahora también me acordé de la última vez que fui, cuando vi El Topo, un día después del concierto de Soda, el día me encontré a alguien que nunca pensé encontrar solo en Puebla, el día que la pasé bien y al final terminé indignada pero orgullosa de mí misma, ja, creo que sigo indignada cada vez que me acuerdo, aunque todos sabemos que no fue para tanto, que no es para tanto, ni yo sé por qué me indigna tanto... Y nada, es una buena película, diferente, entretenida, divertida, bien hecha. A continuación unos fragmentos, no encontré con subtítulos, pero igual se entiende...

29.8.08

Ley de Murphy

Cuando quieres ir solo al cine, alguien se te pega. Cuando quieres ir acompañado y se lo pides a alguien, te ignora y terminas yendo solo...

La scaphandre et le papillon

Siempre me he sentido irresistiblemente atraída por la cuestión de las perspectivas, me gusta la idea de que de un asunto se pueda hacer un caleidoscopio de visiones, es un alivio pensar que las cosas se pueden percibir desde distintos puntos de vista, también me niego a creer que algo es de una forma y nada más, creo que la comprensión de muchas cosas depende del enfoque... Todo esto para contar que anoche me quedé encantada con la perspectiva que se presenta en La scaphandre et le papillon -literal (así debieron traducirla): La escafandra y la mariposa, en México: El llanto de la mariposa- de Julian Schnabel -Antes que anochezca-, basada en la autobiografía homónima de Jean-Dominique Bauby, editor de la revista Elle, quien después de un infarto, sufre una parálisis de pies a cabeza y la única forma de comunicación con el mundo es su ojo izquierdo, escucha, piensa, percibe lo que sucede, imagina y recuerda, pero no puede moverse ni hablar, está encerrado en su propio cuerpo; la historia comienza contándose desde el punto de vista de Jean-Do -Mathieu Amalri- dándole una fuerza dramática en la que se crea una empatía casi instantánea con el personaje, la fotografía es sensacional, la acertada banda sonora estuvo a cargo de Paul Cantelon -Everything is Illuminated-. Se van intercalando los momentos en los que está en el hospital y sus recuerdos, equilibrando el pasado-presente, el amor-dolor, lo real-onírico, el resultado es una gran película que no exagera el drama, ni retrata víctimas, ni conlleva a una conmiseración patética, menos parece película con moraleja para superación personal, simplemente cuenta una entrañable y dura historia que irradia un dejo de vitalidad y humanismo... Imprescindible...

22.8.08

Los perros del alba

Perros vibrantes, locos, amarillos de odio,
gimen, ladran y mueren con violentos rumores.
Vieja raza propicia al infierno, al deseo:
agresivos y débiles como una espina seca.
Efraín Huerta
L me sonsacó. Yo sonsaqué a L. Los dos queríamos ir, así que luego de elucubrar entre si iba o no, finalmente salí de Cañada argumentando que estaba cerca y que regresaría en la noche, que había mucho que platicar allá, que no tenía ningún compromiso, que siempre es un gusto ver a la banda cuevanense. En el autobús, cuando estaba dispuesta a disfrutar del paisaje con buena música de fondo, en la película que comenzaba me llamó la atención ver el nombre de Cate Blanchet e intenté adivinar qué film era, me embobé totalmente cuando vi que el guión era de Kieslowski, dejé de lado el paisaje y la música para quedar encantada, justo terminó cuando llegué con L, le conté de Heaven, no le dije mucho, sólo que la viera, la repasé mentalmente para no olvidar buscarla para verla a solas y en pantalla grande; no tardamos nada en irnos a Pedrones, el cielo se tornaba gris pero fue un camino tranquilo, con buen paisaje y buena plática, llegamos a las seis y fuimos a la zona de las librerías por un encargo que no pudo concretarse. Recorrimos una parte de la ciudad en la que confunden lo grande con lo grandioso. El centro era un tanto caótico, pero por suerte encontramos estacionamiento en un lugar que quedaba cerca de la ex-cárcel, ahora un centro cultural o algo así bastante mono. La presentación de Los perros del alba todavía no comenzaba, nos encontramos con el divo de Cuévano y Fray Inverso el popular, estando con ellos por fin se me hizo conocer físicamente la revista, la hojeé, la olí, la admiré lentamente y no necesité mucho tiempo para comprobar el gran trabajo que realizaron, el diseño está muy bien pensado, me alegró lo extraordinariamente logrado del proyecto y ver lo linda que había quedado. El evento duró lo necesario, el público fue el suficiente y estuvo atento, el texto leído por Anuar Jalife -Director Editorial- es muy bueno y recomendable. No dejé de tomarle foto a los anacentristas, hacía mucho que no veía juntos a los jóvenes fundadores del movimiento extinto. Recopilé información básica para continuar mi investigación para seguir dándole forma a mi libro Estas ruinas que sigues viendo. (Biografías no autorizadas -la verdadera historia de los anacentristas y su prole-). Una buena noche, un buen viaje express, buenas carcajadas, un buen aguacero saliendo de Pedrones, una buena cena con Don Taco y Doña Salsa, buenas pláticas y un montón de historias que no serán contadas aquí, que en conjunto mínimizaron el drama de un regreso retrasado y soporoso -nuuuunca se vayan de madrugada en camiones de paso, se tardan horas-... Y nada, hay que leer la revista, hay que buscarla, estará a la venta en varias librerías de Plan de Abajo, y en el resto de la República todavía no se sabe, de cualquier forma sólo vale 20 pesos y yo voy a estar vendiendo, así que hagan su pedido, soy distribuidora autorizada.
al inicio
A comenzando a leer nervioso
L leyendo sobre el ciudadano Pérez
Los legendarios -¿y desaparecidos?- anacentristas. (Pali,Anuar,Luis Felipe)
con DO -o Fray inverso el popular, lalalalalá-
con AJ -o el divo literario y editorial de Cuévano y zonas aledañas-
El primer número

18.8.08

bizarre journey

La única certeza que tenía del recorrido era que sería con muy buena música de fondo... El camino era desconocido para mí, así que me dejé llevar. La primera parte del trayecto nos perdimos porque no había señalamientos, M y Ó, como buenos hombres, suponían que domarían el camino sólo teniendo ideas, llevaban un papelito con letras verdes que indicaban los nombres de los lugares por los que debíamos pasar PUEBLA-SAN.MARTÍN-CD.SAHAGÚN-Y.YA.NO.ME.ACUERDO.CUÁNTOS.MÁS-QUERÉTARO... cuando no había más opción me hicieron caso y preguntaron, un señor que estaba como drogado dio instrucciones que parecían razonables, sin embargo al avanzar no sabíamos si los 4 puentes que teníamos que pasar eran peatonales o no, o si debíamos contar el que estaba justo arriba del lugar en el que le preguntamos, jamás encontramos la Y que aseguró encontraríamos a pocos kilómetros -esa i griega fue gran elemento para achispar algunos momentos después-; el caso es que luego de estar rodeados de un gran paisaje y no saber bien para dónde terminamos llegando al punto en el que ellos sabían por donde... Fue un camino curioso, casi sin conversación y que disfruté -inexpresivamente- demasiado, el soundtrack de las primeras tres horas, que rebotaba por todas partes, me mantuvo tímidamente sonriente y hacía que me acordara de cosas, pensara en otras que me provocaban cerrar los ojos o desviar la mirada para perderla en el camino y aguantar la risa floja. No pude tomar muchas fotos, íbamos muy rápido y no había mucho tiempo para detenerse, M en cierto momento hizo algunos movimientos que me hicieron recordar el sueño en el que fui con él a Sarajevo... Hidalgo, como siempre he pensado, es preciosamente verde, algún día debo detenerme a conocer y no sólo recorrerlo... En las fotos se verá a un pobre secuestrado que seguro se estaba asando y que estuvimos siguiendo un buen tramo... Buena opción para no atravesar el DF...

13.8.08

La semana pasada uno de los lugares de la ruta turística indefinida nos llevó hasta Janitzio, Michoacán. La guía que llevaba el madrileño en un par de comentarios fulminantes lo pintaban como un lugar desencantado que 'poco merecía la pena visitar', pero igual no importó y nos subimos a la lanchita con dirección a la isla -sus dos guías a veces decían cosas súper exageradas, así que sólo las usaba como material de apoyo-, parecía estar cerca pero nos pareció un camino laaargo y soporoso, justo cuando llegamos empezó a llover, así que no nos quedó más que esperar para subir al monumento -cuya identidad todavía nos era desconocida, divagamos sobre tantos personajes y nunca pensamos en Morelos, el madrileño juraba que seguro quien lo había hecho era comunista-. Total, que tardamos más de lo que habíamos calculado en subir y recorrer la islita, fue lindo, había mucho turismo nacional y casi nada extranjero, lo cual fue extraño porque seguro a los extranjeros les molaría mucho, tal vez deberían de arreglar un poco el folclórico monumento y su interior; de cualquier manera, Janitzio es un lugar con mucha chispa...

11.8.08

If you took away sixty percent of the buildings in Yokohama, it would look like this.

Ayer sin querer, en verdad, terminé en una librería gastándome lo que no me tenía que gastar, bueno, me contuve y fue poco. Buenas compras, libros y un DVD con los que no había dado antes, se me aparecieron sin que los buscara, no me lo pensé mucho porque ellos me encontraron a mí ... La más feliz Mystery Train, ya sólo me faltan dos películas para un día hacer mi maratón todo Jarmusch, me intriga saber cómo terminaré -además de con los ojos irritados-...
Cuando en una librería vi Grandes hits. Vol. 1 / Nueva generación de narradores mexicanos de Tryno Maldonado (ed.) pasaron por mi mente varias cosas que no escribiré, [¿¡hits!? ¡¿nueva!? ¡¿genera...!? ¿¿193.00??] no me molesté en hojearlo demasiado, sólo dije algo así como: brrrrr... El único punto de este post es para que vayan al enlace y lean un texto de Geney Beltrán Félix al respecto ::::
http://www.letraslibres.com/index.php?art=13130
¡Qué bonito es el cielo de Plan de Abajo!

Lexicografía represiva

Mi nuevo diccionario portugués-portugués es la onda... Sin embargo, al buscar una palabra que uso regularmente y que me gusta en muchos sentidos encontré una acepción bastante limitada...
saudade (sa-u), s. f. Lembrança melancólica das pessoas ausentes e que se amam. Nostalgia. Pl. Recomendações, lembranças. Nome de várias plantas.

7.8.08

Necesito dormir cien mil horas en MI cama -que está en Puebla y es la más deliciosa del mundo-. He recorrido no sé cuántos kilómetros en diez días y en los próximos aumentarán, si trazara en un mapa el punto de partida y los distintos destinos resultarían rayones extraños. Me gusta ver la carretera y siempre se me ocurren posts para el blog que termino no publicando porque me ha faltado tiempo. Hoy que estuve en el DF me pasaron cosas muy curiosas, tenía una gran crónica en la mente pero se derritió con el calor... todo comenzaba con una frase en la que contaba cómo me había percatado que amo locamente a un mafioso -en mi ficción no lo era, pero la realidad me ha forzado a enfrentarlo-, continuaba con las crisis existenciales que me provocan las salidas del metro, después un montón de detalles innecesarios de varias cosas seguidos de cómo fui a dar a un mercado de artículos de papelería donde me volví loca comprando plumas de colores y me enteré de que a Juan Gabriel le gusta tener sexo con albañiles [sic] -ahí divagué mucho con C, concluyendo que cada quién tiene sus gustos y no tienen porqué estar ventilándolos así, pobre Junaga- y finalmente contaría mi desesperante y laaaaaaaaargo viaje -todo por eludir el horrible Túnel de la ciencia- hacia la central del norte en el trolebús -incluyendo mi indignación cívica al ver que nadie respeta el carril exclusivo- en el que conocí a un loquito jarocho que cuando no cantaba Es la boa, es la boa, contaba fanáticamente historias de la Biblia que relacionaba, de manera brillante, con la actualidad -concluyendo, naturalmente, que Satanás está por todas partes-, de esto cabe destacar que me encantó cómo contó la historia de Caín y Abel, estaba tan atenta escuchándolo que se dio cuenta, entonces cuando terminó se me quedó viendo esperando a que dijera algo, y yo sin pensarlo dije tímidamente ¡Aleluya!, a él le encantó y se puso a aplaudir, bendecir y decir que Jesús nos amaba a todos los hermanos pasajeros, tuve que moverme para poderme reír de mí misma, y luego en mi simpleza soporosa no pude evitar reírme de un señor muy chimuelo que se subió a vender cepillos de dientes -después sentí mucha culpa, pero no pude evitarlo-... pero ahora estoy muy cansada como para escribir todo lo que quería; tal vez pronto, tal vez no.

2.8.08

tanta saudade

El jueves desperté en Plan de Abajo, en una ciudad que no me acuerdo cómo llamó JI, que no me gusta nada. Sola, en una cama extraña e incómoda, sin los ruidos de la mañana anterior tampoco con buena vista, ni el calorcito, ni el café recién hecho, ni nada de nada. En lo primero que pensé fue en Cuévano y las veintitantas horas anteriores. Repasé, remembré, recorrí. Me gustó estar ahí después de tanto tiempo, la compañía. Me gustaron muchas cosas que ya me gustaban dentro y fuera de. Me la pasé re-conociendo y reconstruyendo recuerdos, sumándole otros. Entrañable.

1.8.08

El domingo, cuando iba camino a Cuernavaca, el Popo se veía relindo. Me torcí el cuello porque estuve más de una hora viéndolo... No es lo mismo la foto que en vivo, pero da una idea más o menos cercana, momentos así me provocan comprarme la cámara de mis sueños para tener fotos más lindas...