Cierro los ojos para dormir pero no dejo de escuchar cómo suenan las gotitas de lluvia arriba de mí. No hay nada más que silencio y lluvia. Mañana tengo que hacer 9808905404 cosas desde temprano, no ayuda nada que no esté dormida. Las ideas no dejan de escurrirse desde el techo, las palabras gotean y hacen charcos de pensamientos repetitivos, no termino de darle vuelta entera a algo cuando cae un alguien para ser pensado, reinventado, y así, luego algo/alguien/alguien/algo/alguien/nada/preguntas, a estas alturas el charco se hace charcote... Siempre me ha gustado dormir escuchando la lluvia, hoy no.

Comentarios

crecerán esos charcos con los años?

anegará el tiempo nuestras habitaciones?
quelqu'un dijo…
Es dificil soportar esos arrebatos de desasosiego que sólo el café, los libros viejos y ese platicar de otro modo, calman.
Ya tengo ganas de verte qlt.
G Velázquez dijo…
fdg:
sospecho que sí, crecen o por lo menos parece así... mi habitación, mi casa es antiquísima, así que seguro está inundada de tiempo que ni siquiera es mío, quizás por eso se siente más así...

quelqu'un:
definitivamente urgen un café, libros viejos, caminata y el platicar de otro modo... espero sea pronto, beijo.

Entradas populares