'You have to have a little faith in people'

Aunque tengo demasiadas cosas qué hacer como para ir al cine, fui a la cinemateca porque hay un ciclo de Woody Allen. Lo mejor es que comenzaron con Manhattan, a pesar de haberla visto un titipuchal de veces no podía dejar de verla en grande. En el camino de mi casa a la casa de la cultura comenzó a llover, el viento refrescó lo que quedaba del día bochornoso, fue un comienzo delicioso. Es extrañamente encantador lo que me pasa con esta película, porque a pesar de que ya sé qué va a pasar o qué van a decir me sigue fascinando, me sigue dando risa, me sigue provocando un poco de saudade, me sigue pareciendo genial; esta vez me sonó un poco a una conversación que recién tuve...

Comentarios

Hola, qué bueno que te gustó ese post tambaleante y autorreferente sobre lo público y lo privado. // Quedé impactado y envidioso con tu crónica de cat power; hiciste que casi me arrepintiera de no haber ido. Bueno, en realidad me arrepentí, pero no soy muy dado a confesar mis arrepentimientos.

à bientôt!
G Velázquez dijo…
FdG:

Sí, me gusto mucho ese post, de cierta forma últimamente había estado hablando de eso con un amigo, aunque tú lo supiste decir mejor, jeje.

Cat Power seguro regresará, esperemos que sea pronto...
=)

Buen fin de semana.

Entradas populares