Soñé que un desconocido -que apareció el otro día también en un sueño muy curioso y que tal vez proyectaba mis simples anhelos en ese momento- me llevaba a un concierto de pop, decía que era lo que me hacía falta, yo argumentaba que tenía tantas cosas que hacer, que levantarme temprano, que dar clases, que el tiempo se me iba volando, que ya ni siquiera podía revisar mi mail, menos escribir en mi blog ni a mi confesor, que no tenía tiempo para ver qué me hacía falta y menos llevarlo a cabo, daba listas y razones, y él, no aceptaba un no por respuesta. Se suponía que veríamos a Ximena Sariñana. Yo le decía que me parecía muy pegajosa y para niñas su música, que tal vez el suyo era un buen disco para poner en las mañanas mientras te estás bañando; algo me decía al respecto cuando un hombre de negro salía al escenario a decir que la cantante estaba retrasada por algún contratiempo que tardaría algunas horas en llegar, pero que mientras un chico cantante que de casualidad pasaba por ahí se había ofrecido a cantar un rato. Nadie protestó y a los pocos minutos salía el mismísimo Sean Lennon con guitarra en mano. Yo saltaba como resorte del asiento y lo reconocía, iba hasta la primera fila, nadie le hacía mucho caso. El desconocido me seguía y no decía nada, sólo se sonreía al ver mi cara de sorpresa. Comenzaba a cantar todas las canciones de su primer disco, los pocos que le habían reconocido iban a pedirle canciones del segundo, pero él decía que el primero casi no lo había presentado en vivo y que por eso cantaría sólo Into the sun, hablaba perfecto español y era tan raro como parece, jo, yo sólo cantaba y cantaba con él. Y nada, fue un lindo recital, justo lo que necesitaba, no precisamente un concierto de pop femenino. Además, claro está que no hay ni siquiera punto de comparación entre los dos artistas, ni tantito... No supe bien cómo terminaba todo porque sonó mi despertador. Lo primero que hice antes del té, fue poner ése disco, me hizo la mañana, no importó que horas más tarde tratara con uno de los grupos más apáticos de la historia de mi vida ni que me dieran la comida más fea del mundo, a pesar de que lo notaba en mi mente sólo podía escuchar I step into my spaceship I'm on my way home, I hope that i will make it but there's no way of knowing, the world is far behind me, I look into the sun...

Comentarios

"nice dream"

leíste "los inconsolables"?
G Velázquez dijo…
Sí, muy nice =)

Nop, no lo he leído, qué tal? Recomendable?

saludotes

Entradas populares