Ocupado

Estuve mucho tiempo pensando en hacer la llamada telefónica, en realidad la única razón era porque sí, porque sí y porque quería contarte lo de la flor de Cat Power, de la euforia mezclada con melancolía de anoche, de que te hubiera gustado, tal vez, esa noche; te diría que en la noche te enviaría utopías, que había encontrado sólo para ti una guía de turistas de Lisboa maravillosa, también estaba ansiosa por decirte que había encontrado sin buscar el café al que mi padre solía ir a comprar granos, hacía mucho que mi madre se la pasaba diciendo por esos rumbos que era por ahí pero no lo encontraba, pensaba que ya no existía. Llamé y sonó ocupado, me moví de lugar con la mochila oliendo a café intenso y me detuve a comer donde siempre como cuando paso al centro sola. Volví a llamar, ocupado. Entré al metro y llegué pronto a la terminal. Compré mi boleto y volví a llamar. Ocupado.

Comentarios

Entradas populares