¡buuuuuuh!

Ayer no pude evitar pasearme por la Feria del Libro, necesitaba ver si en los libros de la BUAP de 10 pesos había algo rescatable todavía, tristemente había menos que lo de siempre y además ya estaban en 15 pesos, nada extraordinario, así que pasé de largo... Cerca me encontré con El Colegio Nacional, siempre que los veo en cualquier Feria reviso las novedades y me compro, por lo menos, algún librito, encontré uno que hablaba sobre Rubén Bonifaz Nuño, a punto estaba de sacar la cartera cuando se me ocurrió preguntar por el precio, muy serio el muchacho dijo que 100 pesos, pregunté que si ya estaba incluido el descuento y titubeó, luego dijo que sí, después protesté por lo caro del libro, volvió a titubear y confeso que ya no hay descuentos en el Colegio Nacional, que por políticas de no-sé-qué los habían eliminado, entonces todo estaba al costo. Ésa es la novedad de este año de El Colegio Nacional. No sé qué cara habré hecho, pero me dijo que no era cosa de él, que ni a él como empleado le hacían descuento; le dije que comprendía, que era una lástima, dijo que sí, que siempre tenían el 50% en las Ferias y ahora ni siquiera un 10%. Le dije que sí, que siempre iba y les compraba algo, que incluso hacía unos años en ese mismo lugar me había vuelto loca al comprar las obras completas de Elizondo en menos de 300 pesos o algo así, él dijo el precio exacto y después agregó que ahora esos tres tomos costaban 900. No me lo creía. No compré el librito sobre Bonifaz, ni ningún otro. Recordé la conversación que había tenido con L no hace muchos días, después de que me contó que él había ido a la de León y que había comprado tal y tal, y yo al preguntarle los precios me había indignado porque le habían inflado precios para después hacer un "generoso descuento", que en realidad no era nada y que incluso le había salido un poco más caro que en alguna librería en el DF; me indigné y dije de todo. Ahora no me indigno, sólo me da tristeza que las dichosas ferias no sean más que un negocio redondo para las editoriales y distribuidores, ya ni siquiera llevan libros inconseguibles, ésos que están agotados en librerías y ellos tienen guardados en bodegas, no hay colecciones completas ni nada interesante ni atractivo. Lo único que es la onda es el botadero de saldos de la Librería Ángeles...

Comentarios

Entradas populares