31.12.08

El último post del año. En realidad no hay mucho que escribir, así que postearé un epígrafe del libro que estoy leyendo -Corazón de tinta- y que me pareció maravilloso, un digno último post del 2008. 
Para aquel que roba, o pide prestado un libro y a su dueño no lo devuelve, que se le mude en sierpe en la mano y lo desgarre. Que quede paralizado y condenados todos sus miembros. Que desfallezca de dolor, suplicando a gritos misericordia, y que nada alivie sus sufimientos hasta que parezca. Que los gusanos de los libros le roan las entrañas como lo hace el remordimiento que nunca cesa. Y cuando, finalmente, descienda al castigo eterno, que las llamas del infierno lo consuman para siempre.
Inscripción en la biblioteca del monasterio de San Pedro, en Barcelona, citada por Alberto Manguel.
Feliz noche vieja, feliz día nuevo y buenas vibras para los 364 días restantes... Abrazos bloggeros.

30.12.08

Oliver dixit

Querer es desear, y también carecer. Se desea lo que no se tiene. ¿Es tan sencillo como esto? ¿O puedes querer lo que ya has obtenido? En efecto: se puede desear la bochornosa continuidad de lo que ya se posee. Y también se puede querer deshacerse de lo que uno tiene, en cuyo caso, aquello de lo que careces ¿es carencia de algo? Veo que las cosas tienden a super ponerse en esta zona...
en Amor, etcétera
Julian Barnes

28.12.08

Este es el último poema que escribí, lo posteo sólo porque sí. Está dedicado a mi querido y estimado amigo Álvaro Solís, porque al leérselo le gustó mucho... Se llama "Otro reino".

Me deslumbro en mis manos cuando logran
la efímera certeza de tocarte.
Rubén Bonifaz Nuño
Bailar, besarnos,
variar el nuestro abrazo al ritmo de la música,
al ritmo de la noche la primera.
Bailar como en esos días en que de pronto no dueles
y es posible salir a la calle
sin recordar tu nombre,
sin encontrarlo mal escrito en las pequeñas sastrerías,
en las tiendas de abarrotes, en las angostas fondas
donde se come mal, pero se come siempre.
Cuando es posible deambular en la calle
como cualquiera de los que ahí andan,
esos que ya, desde hace tiempo,
evitan los encuentros,
se miran sin mirarse porque no hace falta,
porque reconocen el paso,
el ritmo llorón de la viuda,
de la muchacha del departamento de abajo,
la que por muerte ha sido destinada a la soledad.
Aún es tiempo de bailar ebrios de júbilo y alcohol,
bailar a media noche afuera de un bar
donde el ruido es tanto,
que sólo nos queda besarnos, y bailar,
bailar besándonos, las lenguas bailando también,
y toda esa gente sin mirarnos
como si no fuéramos nadie,
como si no estuviéramos ahí,
cada vez más ebrios y menos noche,
amaneciendo casi la ciudad y nosotros bailando.
Luego el amor. El sueño y un par de miradas.
Bailar aunque las sillas ya estén sobre las mesas,
¿te irás, subirás a un autobús?
Antes deberemos besarnos como novios y no como amantes.
Luego fingir, y desde lejos, oculto entre la gente,
mirar la ventanilla donde sabré que estás sentado,
luego las luces rojas alejarse del autobús,
contigo adentro y tú sin caminar,
pero más y más lejos cada vez,
lejos, lejísimos…caminar sin prisa, sabiéndote ya inalcanzable.
Sin recordar tu nombre, amanezco con un paso en el sueño
y el otro en cualquier parte, pero lejos,
sin ganas de salir, pero poniendo el seguro a la puerta
para que nadie pueda robar
lo que aún de ti quedó en la casa.
Sin encontrarlo mal escrito
en las pequeñas sastrerías,
aun más silencioso tu nombre
que el silencio de la ciudad de madrugada.
Bailar, besarnos,
variar el nuestro abrazo al ritmo de la música,
al ritmo de esta noche última donde no dueles todavía
y es posible salir a la calle,
sin encontrar tu nombre mal escrito en las pequeñas sastrerías,
en las tiendas de abarrotes,
en las angostas fondas donde se come mal pero se come siempre.

19.12.08

Los semáforos de mi calle se unieron a la celebración decembrina, no se quisieron quedar atrás y decidieron parpadear sus tres colores al mismo tiempo cual arbolito de navidad...

18.12.08

" "

Hoy me cayó el veinte... vivo rodeada de senseis, he aquí la última frase de uno de ellos, Sumji, que me ha iluminado la noche:
Debes ser digna ante todo. Haces lo que está en tus manos y luego esperas a que las cosas pasen...
Y cuarenta minutos y trece segundos después, pasó...

16.12.08

Ayer salí de compras con ____, lo acompañé porque necesitaba de mi quisquillosidad femenina (¿?) para elegir un par de regalos para un intercambio. En realidad creo que él tenía muy definido qué y cómo, así que sólo serví para hacerlo realizar la compra y ya, pues se compensó su estilo paciente comprador con el mío desesperado y compulsivo, pasamos la tarde rodeados de pipopes en la zona más pipope de pipopelandia, sin embargo fueron buenas compras... Una de ellas fue el nuevo CD de Fito Paez, un concierto que grabó en Madrid donde invitó a muchos españolitos a que cantaran con él, el gancho principal fue que vi 'Contigo' con Sabina, así que el morbo me llamó y pensé en que ya se habían reconciliado, incluye un DVD con el concierto y un documental. Lo primero que hice al llegar a mi casa fue poner el DVD y esperar que en el documental se hablara de Sabina o algo así... luego de unos minutos y apareció con Fito, justo cuando iban a ensayar en el piso de Sabina, fue emotivísimo, al principio se notaba algo de tensión entre ellos, y luego se pusieron a tocar Contigo y Llueve sobre mojado... El video del concierto es este, al final creo que sólo cantaron juntos esta, es la única que salió... Creo que es un momento bellísimo, se nota quién fue el intenso y entregado de la relación, jo, es un buen chisme... Deberían de reconciliarse del todo y hacer la gira de Enemigos íntimos, sería EL concierto...

¡zaz!

Como dijo doña ruda cuando me contó de esto, lástima que no le atinó... 
El domingo pasó algo que casi nunca pasa... se veía el Popo desde el Zócalo... me pregunto cuántos se detuvieron a mirarlo, estaba lleno de gente y familias felices dispersas...

14.12.08

M me regaló un caleidoscopio para mi colección, lo trajo desde ultramar, es distinto a todos los que tengo, tiene un tubito con polvito amarillo mezclado con estrellas, lunas y planetas de colores. Es la onda, tengo horas con él y ya es mi favorito, ha desbancado del primer lugar a mi caleidoscopio de bolsillo; me he pasado mucho tiempo viéndolo y dándole vueltas, es como entrar a una dimensión muy psicódelica, un orgasmo visual... Hice un video, está medio oscuro porque la luz es muy mala aquí adentro, la música de fondo es de Portishead, se llama We carry on, y cuando la pusieron en el café casi me da un ataque epiléptico...
  • Tengo que decirte algo.
  • (cara de preocupación)
  • ¿Andas hormonal?
  • Esteeeee, ¿eso es lo que tenías que decirme?
  • No, quiero saber si vas a explotar.
  • (risitas nerviosas)
  • Quiero saber si te vas a enojar.
  • Ya, dime lo que sea.
  • ¿Te vas a enojar?
  • No me voy a enojar, pero ya dime.
  • Es que.... tus pantalones ya no te quedan como antes.
  • (mirada hacia los pantalones)
  • Es que ahora te quedan sueltos.
  • ¿Qué, estás diciendo que ya no estoy tan marrana?
  • No, más bien que estás recuperando la forma, estás perdiendo masa.
  • ¿Estás diciendo que me estoy poniendo ssssabrosaaaaaah, que antes no lo estaba?
  • ¿Por qué siempre tienes que decir así las cosas?
  • (risas) Ya me lo habían dicho...

vaya...

Los alemanes se han reivindicado ante mí, hasta que hacen algo bien, ya no tienen mi absoluta antipatía...

Amos Oz, primer no europeo que recibe premio Heinrich Heine

Dpa

Düsseldorf. El escritor israelí Amos Oz recibió hoy el premio Heinrich Heine de Literatura, uno de los más prestigiosos en Alemania. El premio que entrega anualmente la ciudad de Düsseldorf está dotado de 50 mil euros. El premio se concede a personalidades del mundo literario “en reconocimiento a la lucha por los derechos humanos y el acercamiento de los pueblos”. Amos Oz es el primer escritor no europeo en recibir el galardón y en la explicación que dio el jurado se destaca “la creatividad literaria, la sensibilidad política y el compromiso humanista” del autor israelí, de 69 años.

de La Jornada

13.12.08

don't you know the grass is greener on the otherside?

Mis vecinos gritan mucho aun en la madrugada, azotan puertas, fuman marihuana como si fueran 20 personas y apestan la calle y mi patio, tienen unos perros chillones, se pelean a cada rato diciéndose cosas malvibrosas, etc; a veces me dan ganas de gritarles que se callen, ________ (ahí va algo que sólo digo, pero no escribo)... pero me contengo porque yo me desquito poniendo las canciones que me flipan 45 veces a todo volumen, todo el tiempo, a cualquier hora... hoy han aguantado y tendrán que aguantar ésta. Una de las mejores canciones del mundo...

I think I'm paranoid

Lo primero que vi cuando salí de mi casa fue a un pinche policía con una ametralladora o rifle, no sé de armas así que no puedo nombrarlo con exactitud, apuntándole a mis pies. Yo sólo salía por una quesadilla de champiñón y me quedé ahí pasmada sin saber qué, me descontroló demasiado. Se me quedó viendo, tenía cara de marrano, no lo miré demasiado y caminé hacia la 4, pude ver que en la esquina de mi casa y frente al amparo había otros, una camioneta y un camión lleno de 'policías federales', miré hacia el restaurante español, a donde siempre llegan políticos y gente 'importante' desde cualquier parte porque según dicen es buenísimo el lugar, para ver si había alguien ahí, no se veía ningún coche distinto, y era muy temprano para que alguien estuviese comiendo ahí, en las demás calles no se veía nada, entonces pensé que tal vez algún 'importantísimo cabrón' había entrado al museo y venían a cuidarlo... regresé y el marrano ya no estaba en mi puerta, cerré el portón con llave porque estoy sola en la casa y debo confesar que considero esas cosas, además de innecesarias, aterradoras, tal vez he visto demasiadas películas o quizás el mundo ha estado tan pinche últimamente que uno se vuelve paranoico en exceso -y bueno yo siempre lo he sido así que peor tantito-, y ya sé que en otras ciudades está muy muy cabrón como para asustarme por verlos ahí parados, pero uno escucha tantas cosas... fui a comer la quesadilla a mi estudio, para poder ver desde la ventana qué pasaba, quién pasaba o qué -siempre me ha gustado esa ventana porque yo veo todo y nadie ve que miro-, pasó nada, sólo los policías ahí en el camión, caminando de un lado a otro en distancias cortas, los del camión durmiéndose, jugando con el arma que tenían en las manos; me puse a observarlos detenidamente, todos con el uniforme y el ornamento antibalas son iguales, pero si les alcanzas a distinguir las caras, la cosa cambia y  sí que se ven diferentes, no todos son unos marranos, la mayoría, me atrevo a decir, tienen caras como de niños, al menos los que están aquí afuera no pasan de los 30, en sus ojos está el tedio y la resignación de estar en un lugar al que los mandaron, perdiendo el día por alguien que ni siquiera se toma la molestia de saber que existen, no sé, no entiendo ¿por qué terminan ahí? ¿no tuvieron más opción? ¿qué pensarán/sentirán cuando todos los voltean a ver con miedo y/o hostilidad? ¿al final qué terminará siendo de sus vidas?... Quién sabe qué pasó o quién anda por aquí, pero camino hacia acá -Profética- vi que otras dos esquinas estaban llenas de más policías, más camiones, más armas, más ojos viendo hacia todos lados, más miradas cuidándose de niellossabránqué...
La otra noche un jet lagged -¿existe la palabra?- me mandó un mensaje en la madrugada, preguntando qué estaba haciendo. Yo estaba picadísima leyendo y luego de pensar 35 segundos las posibles respuestas, terminé contestando lo más simple del mundo y colocando una interrogación al final, quizá quería establecer una suerte de conversación, pero pasó mucho tiempo y nunca me contestó de regreso. Yo seguí en el mundo de Gill, Stuart y Oliver, pero cuando hacía alguna pausa me preguntaba qué pasaba con el mensaje que respondería a mi pregunta, nunca llegó. Así que asumí que tal vez la respuesta era automática, el jet lagged había conseguido dormir y por eso ya no había contestado,  o no le había llegado mi mensaje, o quizás se iba a escapar y luego no pudo, o igual y me iba a invitar a una fiesta que al final no se hizo, o simplemente quería saber qué estaba haciendo a esas horas, o mandó muchos mensajes iguales y le contestó sólo al primero que le respondió y no pensó 35 segundos una respuesta... No insistí y sólo me quedé con la duda un rato, luego me dormí. En la mañana la única duda que me quedaba era el porqué siempre estamos esperando una respuesta, todo el tiempo, cuando enviamos un mensaje, ponemos un comentario en un blog, escribimos un mail, dejamos un mensaje en una contestadora, lanzamos una pregunta en voz alta, o le escribimos a un quelqu'un ¿por qué tenemos esa terrible y/o desesperada necesidad de un acuse de recibo?

12.12.08

cojita -ergo sum-

Hoy me enteré de dónde salió el dinero para hacer el CCU. Me siento obligada a retirar un poco de mi espíritu pro-universitario. Ya me sospechaba algo turbio... Además, cómo es posible que ahí sí haya agua y hasta fuentes tengan, y en el Complejo Deportivo Universitario y de Alto Rendimiento -en CU, es decir donde estaban antes las canchas que eran feas y ahora están decentes- no haya agua nuuunca. Qué fiasco... Otro fiasco es que hoy, en el basket, no pude correr como debía porque no pude calentar bien y me dieron tirones en la pierna izquierda, y luego por intentar hacerlo psicológico y meter cuarta cuando estaba en primera, me jodí la derecha, no se me quitó ni corriendo, ni sobándome, ni estirando, una lástima porque hubiésemos podido aplastar a la reta que se nos presentó, sólo les dimos un buen baile -porque Y estaba torpe cual típico Chiquilín por mezclar distintas marcas de cebada-; afortunadamente Pikochitas andaba de estrellita y sostuvo todo; ya me puse siminol gel, pero siguen doliéndome mucho al caminar, debo de lucir exageradamente torpe y ridícula en la calle, en la vida me había pasado así, qué cosas estas de la edad, justo ahora que me sentía tan joven...
Wulffmorgenthaler.com Sonic me pasó el link, se agradece =)
Hoy en el basket hablábamos un poco de esto, no exactamente, bueno da igual, no entraré en detalles...

10.12.08

Tengo 8 horas para decidir qué pedir de Barnes & Noble, estoy en blanco... se aceptan sugerencias...

Dark end of the street

Desde hace semanas salió el nuevo EP de Cat Power. Sí, tal y como se esperaba son covers, están buenos, aunque debo confesar que se me antojaba algo distinto a los últimos 3 discos... De cualquier manera está bien porque contiene un par de mis canciones favoritas en la vida... Una que está muy ad hoc a mi reciente mood y lleva dedicatoria imaginaria... No pude subirla al boomp3 -¿alguien sabe qué ha pasado con esa página?-, pero pongo una interpretación en vivo desde Lisboa... 
I've Been Loving You Too Long (To Stop Now) 

R.A.P.

Ya sé que si me voy no me vas a ir a visitar, pero es divertido hacerte prometerlo, porque en la Realidad Alternativa Paralela sé que irías y que pasearíamos, caminaríamos mucho y buscaríamos el mejor café de toda la ciudad en la que esté viviendo. Cuando te dejé me puse a pensar en eso, los 300 kilómetros que recorro son la entrada a la RAP, en la que me emburbujo contigo, en la que he estado atrapada desde hace mucho tiempo y la que me costará mucho dejar de visitar. No quiero dejar de tomar café contigo nunca. En la realidad en la que nos encontramos normalmente, todo esto no tiene caso, no va a llegar a nada, en la RAP tampoco, pero no importa, porque las cosas que no sirven de nada son las más emocionantes de todas quizá las más placenteras y las que más dejan a largo plazo, ahí se forjan las pequeñas cosas que nos hacen sonreír y a veces nos hacen el día, ahí deambulan libremente los detalles imperceptibles, ahí tampoco importan otras cosas, por eso, y otras secretas razones, sospecho que es tan encantadoramente adictiva... Ya me hacía falta ese café... Luego de los libros me fui a comer al centro, ahí encontré las mejores crepas del DF, podemos comer en la barra y vernos en/por el espejo, habrá que ir, quelqu'un, habrá que ir...

CCU

Sábado y domingo estuve trabajando en el recién inaugurado Complejo Cultural Universitario. No puedo decir qué hice ni revelar detalles, porque firmé una carta en donde dije que guardaría silencio total, sigo sin entender muy bien porqué o para qué, el caso es que sólo diré que a los 3 minutos de haber llegado hasta allá, me dije a mí misma: qué hago aquí, debería de estar en mi cama calientita durmiendo, leyendo o pensando en francés, definitivamente será un día largo, y todavía falta mañana, lo que hago por dinero, aaaay no quiero estar aquí... pero terminé adaptándome y resignándome a lo que me había comprometido, el primer día tenía entumida la mano de tanto escribir, y al final no resultó ser tan malo encerrarme dos días en paredes azules que cuando veía me daban claustrofobia... Y regresando al Complejo, quedó lindo, bastante amplio, ya le hacía falta algo así a la BUAP, cuando llegué pensé: ¡no que no hay dinero! La verdad es que de primera impresión impone, todo está muy high tech, pero conforme fui observando me di cuenta de que era casi igualito a Antara, sólo faltan las tiendas, igual fue el mismo arquitecto... El segundo día a la hora de la comida me encontré a un abogaducho de la ibero que estaba muriéndose de la impresión y la envidia, según dijo estaba de curioso conociendo el lugar, no se lo creía, ya saben sus instalaciones parece que están en obra negra y ya llevan 10 años así, jo, a ver si siguen discriminando a los que estudiamos en la Benemérita -ahí salen los traumas menores de 6 años de tratos feos por estudiar en una universidad pública, jo, porque hasta los de la Cuauhtémoc nos desdeñaban-; y bueno, creo que igual deberían de invertir en nuestro pobre collhi antes de que se caiga... Hay una librería, ya era justo y necesario que la BUAP tuviese su propia librería, está amplia, más o menos surtida y con buenos precios -algunas editoriales incluso tan barato como en el DF-, todavía le falta un poco de orden, pero según dijo el encargado pronto todo estará alfabéticamente dispuesto; los vendedores aún no agarran muy bien la onda, pero son eficientes, amables y encuentran -muchos minutos después- lo que uno busca, y no se enojan si no compras nada, habrá que ir a comprar para que no desaparezca... Mi única queja es que en todo el lugar no venden expressos, eso me pareció una verdadera degeneración... Aquí las fotos para que vean que es casi como Antara Polanco y el profundo mensaje, que comenzaron a pintar cuando llegué, de nuestro "honorable señor rector don Mtro. EAM"...

7.12.08

You

Aunque suene raro no podría explicar porqué me gusta tanto leer a Auden, sólo sé que gozo leerlo y leerlo y leerlo, tampoco sé porqué me da por leerlo en otoño, y a pesar de que este otoño parece más invierno, no lo muevo de mi cabecera...
Really, must you,
Over-familiar
Dense companion,
Be there always?
The bond between us
Is chimerical surely:
Yet I cannot break it.
***
Must I, born for
Sacred play,
Turn base mechanic
So you many worship
Your secular bread,
With mo thought
Of the value of time?
***
Thus far I have known your
Character only
From its pleasanter side,
But you know I know
A day will come
When you grow savage
And hurt me badly.
***
Totally stupid?
Would that you were:
But, no, you plague me
With tastes I was fool enough
Once to believe in.
Bah!, blockhead:
I know where you learned them.
***
Can I trust you even
On creaturely fact?
I suspect strongly
You hold some dogma
Of positive truth,
And feed me fictions:
I shall never prove it.
***
Oh, I know how you came by
A sinner’s cranium,
How between two glaciers
The master-chronometer
Of an innocent primate
Altered its tempi:
That explains nothing.
***
Who tinkered and why?
Why an I certain,
Whatever your faults are,
The fault is mine,
Why is loneliness not
A chemical discomfort,
Nor Being a smell?
September 1960

6.12.08

Hace unas semanas fui a 'cobrar' mi herencia. Creo que es la única herencia que alguien me ha dejado, y no es que haya aparecido en el testamento o algo así, sólo en la lista de personas beneficiadas con una de las últimas voluntades. Cuando me avisaron que tenía que ir a escoger tres libros de la biblioteca pensé de inmediato que no quería nada, para qué si ni siquiera eran libros que él me había dejado especialmente, pero no ir hubiese implicado descortesía y tal vez después me hubiese sentido mal por no aparecerme. El mensaje que me notificó decía que podía ir el jueves o el sábado en un horario determinado, el jueves no fui porque estaba en el DF, y el sábado cuando me tomaba el segundo café de la mañana y pensaba en ponerme los tenis viejos para llegar caminando, SG me llamó para ver si ya iba o qué, mentí y dije que iba saliendo justo en ese momento, colgué y dejé de pensármelo tanto, llegué en camión. El recibimiento fue extraño, desde el funeral no nos veíamos y la cercana relación que habíamos establecido en el hospital era lejana y se había quedado tal vez en las paredes del aislado 5, además faltaba el tercero de la relación, V, de cualquier forma me nació darle un abrazo que recibió forzado, y procedió a explicarme solemnemente las ‘reglas’ de la repartición: sólo tres, no de colecciones completas ni enciclopedias. Minutos antes que yo la hermana del Profe y su esposo habían llegado, ellos mostraron el mismo gusto que a mí me daba volverlos a ver, y aunque sólo nos conocíamos de varias veces parecía que teníamos años de no vernos, ellos ya tenían su pila de libros –porque la familia podía llevarse más de tres, todos los que quisieran– y vi hasta arriba un par que tenía pensado llevarme si encontraba.  La biblioteca estaba llena de polvo, en menos de un minuto, comencé a estornudar sin cesar. No sabía por dónde empezar, así que me quedé parada hablando de las razones por las que V no había ido a recoger sus libros, lo imité y lo cité, se morían de la risa, fue tan divertido como si él estuviese ahí riéndose con nosotros de él mismo… En el primer librero estaba lleno de Teoría literaria y Lingüística, joyitas legendarias y otros tantos obsoletos, me tentó alguno pero no me atreví a tomarlo, así que seguí con los demás; mis ojos tardaron en adaptarse a tantos títulos juntos y desordenados, pero cuando fui capaz de leer todos los títulos y procesarlos me invadió una sensación extraña: un sinnúmero de recuerdos se presentaron, desordenados fragmentos de conversaciones, alusiones, recomendaciones, ahí estaban todos los libros de los que siempre hablaba, autores, ediciones, colores y tamaños, fue como si hubiese estado hablando con él otra vez, pasando de un tema a otro, escuchando anécdotas detrás de libros, en la mente escuchaba la memoria de su voz y veía sus gestos. No quiero ningún libro, no quiero nada, pensé. Los demás seguían viendo y hablando de si este o el otro, mientras yo seguía recorriendo conversaciones, sintiendo una ausencia que, cuando lo pienso, pesa. No me decidía por nada, tampoco veía nada para V, si para mí iba a ser difícil, elegir para él peor, imaginé que iba a tardar horas en salir de ahí… El decir en voz alta que ver todos esos libros era como volver a hablar con él, me hizo sentir peor, quería llorar pero sabía que no podía darme el lujo de hacer esos dramas, hubiese sido un drama sin fin, uno grande (¿por qué uno siempre quiere llorar en el momento menos adecuado y cuando es adecuado no se puede?), así que me contuve y seguí viendo, segundos después me encontré con el primer elegido The man in the high castle de Philip K. Dick, un libro que siempre decía que me iba a prestar pero luego me advertía que estaba en inglés, después me preguntaba si leía en inglés y cuando le decía que sí me interrogaba sobre los libros que había leído en inglés para entonces terminar prometiéndome que en el siguiente café me llevaba el libro para que lo leyera porque tal vez me iba a servir mucho para la tesis, pero más para disfrutarlo porque sabía que me iba a fascinar; nunca me lo llevó, siempre se le olvidaba, no hay que decir que así pasó con muchos libros y muchas cosas, pero a veces era divertido repetir conversaciones, escuchar los mismos argumentos, responder lo mismo, reírse por dentro y terminar diciendo: ya habíamos hablado de esto, y conmoverse con el jiji aspirado. Cuando veía alguno muy significativo no podía evitar ponerme a hablar de lo que él decía de tal libro, o cuánto le gustaba tal o tal, terminé encontrándoles a los demás un montón de libros recomendables e imprescindibles; y para mí nada más, para V, menos. En todo el tiempo que estuve ahí no dejé de escuchar el resto se donará a la biblioteca de la universidad, por eso sólo pueden ser tres por cabeza, no por mala voluntad, sólo porque el resto será para la universidad, y yo sólo pensaba quién sabe qué biblioteca, quién sabe cuántos valorarán, quién sabe cuántos se van a robar antes, quién sabe cuántos se llenarán de hongos en las cajas arrumbadas, quién sabe cuánto se van a tardar en clasificarlos y demás –en esos momentos me repetía que no quería nada–. Ya casi al final, podría decirse que los libros me encontraron a mí, primero Cortázar, una novela que sabía existía pero nunca había visto físicamente: El examen; y un ladrillo relindo en francés: La littérature en France depuis 1945. Muy ad hoc, tal vez lo que hubiese elegido para mí, no quise pensar demasiado en eso y le eché más la culpa al azar. Nunca encontré a Tomás-Navarro-Tomás, prometido para quelqu’un. Para V elegí La montaña mágica en dos tomos, días antes me había dicho que ése lo quería de regalo de cumpleaños, y por no dejar una novelita de Chandler, ni siquiera sabía si le gustaba o no, daba igual, era su culpa por irse al otro lado del país en vez de ir por sus libros. Terminé de recomendar nostálgicamente otros títulos,  terminé de decir un montón de veces, éste le gustaba mucho a tu papá, es muy bueno, deberías leerlo, terminé de contar cuántas copias o ediciones había de un montón de libros –El túnel, Don Quijote, El manuscrito encontrado en Zaragoza, El Aleph, Rayuela, Sobre héroes y tumbas, etc., etc.– . Cesé de repetirme conversaciones y recuerdos. Me despedí sintiéndome enojada/ insolente/ desdeñada/ insatisfecha/ abandonada/ melancólica. Me fui pensando que una de las peores cosas del mundo es extrañar a un amigo que ya no existe. Regresé caminando a mi casa, tomé la misma ruta del último día que lo vi. 

5.12.08

un poquito más...

Para mí nunca va a ser mucho Petrović, asì que dejo el link de un post que hizo el vecino, Y, tiene un video de cuando estuvo en Puebla:: http://ganchoalhigado.blogspot.com/2008/11/disculpe-sr-petrovic-tiene-usted-algo.html; tambièn un fragmento del primer cuento de Diferencias, que me encantò y pensè muchas muchas cosas que no voy a escribir....
Es terrible esa "enfermedad ocular" de concebir el mundo. Comienza con el pensamiento, que incluso supuestamente se comprueba, de que esto no es grande, y luego aquello, después resulta que aquello junto a lo otro no es nada especial... Y así una cosa tras otra, todo a tu alrededor empequeñece, se encoge, pero en realidad eres tú quien se vuelve cada vez más pequeño o menos curioso, de cualquier modo cada vez menos dispuesto a dejarse encantar -justamente con la misma velocidad con la que vas haciéndote adulto.
de "Encuentra y marca con un círculo"

4.12.08

¡Facebook malo!

Un nuevo virus se extiende a través de Facebook

'Koobface' envía mensajes desde los perfiles de usuarios infectados para recomendar falsas actualizaciones de programas

ELPAÍS.com / REUTERS - Madrid / Boston - 04/12/2008

 
Vota
Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 26 votos
Imprimir   Enviar

Los 120 millones de usuarios de la red social Facebook se han convertido en el objetivo del virus conocido como Koobface, que emplea el sistema de mensajería de la red para extenderse.

Según informa el portal Facebook en su apartado referente a la seguridad, han descubierto el gusanoKoobface y aconsejan a los usuarios que hayan recibido correo no deseado o spam que utilicen uno de los antivirus gratuitos en línea, de una lista publicada en la misma página, y que cambien las contraseñas de sus cuentas.

Se trata de un gusano que envía mensajes desde perfiles de usuarios infectados a sus amigos en los que les recomienda ver un vídeo colocado en otra página web. Según cuenta el servicio de antivirus Kaspersky en su sitio de internet, si el usuario intenta ver el vídeo, la página le dice que necesita la última versión del Flash Placer y le ofrece la posibilidad de descargarlo. Sin embargo, lo que se descarga no es una actualización sino el virus.

Los mensajes enviados por Koobface llevan en el campo de asunto frases del tipo "Sales genial en esta película", "Hola ¡tienes que ver esto!" y otros similares. Si los usuarios descargan el virus, este les redirigirá a páginas contaminadas cuando intenten usar los sistemas de búsqueda de Google, Yahoo, MSN y Lice.com, asegura la empresa de fabricante de antivirus McAfee.

El riesgo de contagio de este virus es alto, ya que los usuario de las redes sociales del tipo de Facebook tienden a confiar en los mensajes enviados por sus amigos en el portal, explica says Alexander Gostev, analista de virus en Kaspersky Lab. Esta teoría la corrobora también el investigador de FaceTime Security Labs, Chris Boyd, quién alega que el hecho de que Facebook requiera a los remitentes de mensajes ser ser miembros de la red social y oculte los datos de los usuarios a aquellos que no se han registrado con una cuenta, hace que la gente sea más confiada con los mensajes.

Una version de Koobface ya afectó a otra red social en internet, MySpace, donde, según un portavoz consultado por Reuters, la amenaza fue erradicada y no ha vuelto a aparecer desde entonces.

Los Dorados

Hace no me acuerdo cuántos viernes estuvieron Los Dorados en el FIP. Llegué tempranísimo para tener lugar en primera fila, sólo encontré frente a las bocinas, cambié a uno que no estaba tan mal. S llegaría tarde, así que apliqué la técnica de ñora copetuda, apartar mi lugar con mi bufanda. Antes me tuve que chutar a una poblana con rizos dorados falsos que cantaba, según ella, smooth jazz, haciendo paupau eoeo tututuru cuando la canción no tenía letra, pura baladita, puros remakes de grandes canciones, no se escuchaba mal la música, el contrabajo, la batería y la guitarra fueron lo mejor, ella del asco, fue lo más bajo que pudieron hacer los del fip, poner a una vieja que no estaba en el programa y luego, antes que Los Dorados. Ése día inventé una palabra porque me sentía terriblemente empipopeada, ahí sentada, esperando, sin poder cerrar los oídos, sin poder gritar bájenlaaaa -porque la mitad del púlico eran sus parientes o feligreses de su parroquia-, escuchando a todo su público cual ménades -igual que con el gringo chelista que se equivocó tantas veces que hasta yo, que no sé de notas musicales, me di cuenta-, sin poder quejarme ni expresar mi descontento. Por fin llegó S, a la mitad, me dijo quién era la chica pose de rizos falsos y pésimo gusto para vestirse, la desesperada espera de Los Dorados se hizo menor con el necesario viboreo. Total, llegaron los esperados y fue maravilloso. Traían de invitado, en el sax, a Adrián Terrazas -creo, percusionista de The Mars Volta-, LA-onda. Está demás decir que Los Dorados son grandes y maravillosos, valió la pena chutarse a la pipope de los ricitos y a toda su prole. Abajo pongo una canción que me hizo recordar -al mismo tiempo que S lo pensaba- a los enormísimos Sex Mob... Honor y larga vida a Los Dorados, gracias por venir, vengan pronto, viva Pancho Villa...
Regreso. Últimamente todo se complicó y se juntaron cosas, gente. Resultaba casi imposible postear aunque tengo demasiadas cosas pendientes por publicar. Además alguien intentó hackear mi hotmail tres veces, no pudo pero fue molesto, qué ocio, qué gente, qué difícil es adivinar mi contraseña... Tal vez muchos posts ya habrán perdido su punch inicial -si es que lo tenía- pero a ver qué tal. Ya es diciembre y sigo diciendo que el año se ha pasado extremadamente rápido, si me detengo a pensarlo han pasado 2384903493 cosas memorables y rescatables, pero de primera impresión no-lo-siento, cosa extraña... 

21.11.08

Asesinato en Irapuato

frente al jardín principal, en Casa de la Cultura.
21 de noviembre, 7:00 p.m.
También  el sábado 22 de noviembre, en los salones de la Preparatoria Oficial, impartirá un mini-curso creativo enfocado especialmente a Cómo hacer novela.

20.11.08

Alicia en el país de las maravillas vista por Burton

Sale en el 2010, ya la quiero ver.

parsimonia

Se me había olvidado postear que en Puebla, ya se están vendiendo los perros del alba. Están en la librería de Profética (3 sur 701, Centro)... ¡Vayan por la suya antes de que se acaben!
He aquí a Petrović firmando -gracias a Dona por las fotos- mi Atlas descrito por el cielo -que estaba en Qro, pero que por cosas de la vida me llegó el martes en la mañana-, escribió más que en los otros, algo que se traduce como: Para Gina, a quien me he encontrado dos veces y espero seguir encontrándomela... Pues sí, en Puebla se acordó que yo había ido al DF a verlo, su traductora también, bromeamos diciendo que la siguiente presentación a la que iría sería en Querétaro, Guadalajara, tal vez... La presentación en Puebla fue muy distinta a la del jueves pasado, igual estuvo bien, pero Goran ya tenía cara de cansado y paseado, seguro el jetlag le cayó cuando menos lo esperaba... Hay que decir que hubo pocos asistentes, no sé si porque pocos lo conocen, no hubo difusión, no se enteraron o qué; acá, hacen falta las señoras copetudas, aunque creo que los que estuvimos lo disfrutamos y estábamos realmente interesados, no éramos acarreados de esos que suelen llenar las presentaciones y se ponen a platicar o a hablar por celular y que después compran el libro porque eso les dará un punto extra en la clase del maestro que los envió. No tengo demasiado que agregar, sólo lo que fue evidente, soy una seguidora empedernida del serbio, lo he pensado y creo que es la primera vez que conozco a uno de mis grandes imprescindibles vivos, por eso me flipó tanto... Ya casi termino los cuentos nuevos y me gustan me gustan... Aquí abajo uno de los videos que tomé en el Carrillo Gil, no es la mejor toma pero es lo que pude hacer...
Soñé que se moría Carlos Fuentes. Yo estaba en el cine y de repente prendían las luces, la película se detenía y comenzaban a evacuar la sala, por los altavoces decían: se murió Carlos Fuentes, luto nacional, se murió Carlos Fuentes, vamos a su funeral... A mí me daba risa la rima de la frase que repetían sin cesar. La gente a mi alrededor se ponía muy mal. Yo no entendía, a una señora que lloraba desconsolada junto a mí le pregunté que porqué se ponía así, que era sólo un escritor, que ni que fuera su padre intelectual, ella me contestaba que no lo había leído nunca, pero era tan triste, un señor tan elegante, tan leído, tan querido como Carlos Fuentes, era una tragedia... Las calles estaban llenas de personas que caminaban hacia la misma dirección, decían llorando que tenían que despedirse del señor Fuentes, lamentaban que nunca lo hayan reconocido con el tan merecido Nobel, yo seguí atónita sin entender nada, lo único que quería era ver el final de la película, pero era imposible, policías vaciaban el centro comercial y los edificios de sus alrededores. Luego no pasó mucho, caminar y caminar dejándose llevar por la gente que parecía sabía a dónde teníamos que ir. Nunca llegamos a ningún lado. No hubo persona que no estuviese perturbada o llorando. No entendí nada. Desperté y por un momento pensé que no había soñado nada, que Carlos Fuentes acababa de morir.

16.11.08

Indiscutiblemente Petrović es la onda...

Cuando llegamos al Museo Carrillo Gil yo no veía la entrada, así que medio rodeamos y vimos que debíamos entrar por una rampita, junto a una jardinera vi a un hombre altísimo fumando y hablando bajito con una mujer, ese es Goran, pensé. La presentación comenzó tarde no sé porqué, en realidad yo no vi el reloj me di cuenta porque el primero que habló se disculpó, lo único que pensaba era que habíamos llegado justo a tiempo para tener un buen lugar, no el mejor lugar -pues ya saben no faltaron los que llevaron 6 chamarras para 'apartar' lugares, esas fueron las señoras copetudas que nunca faltan a la presentación de un libro y/o a los talleres literarios, señoras copetudas no se ofendan- pero se veía bien y las fotos podrían salir más o menos bien. Goran Petrović era el mismo que fumaba afuera, se veía nervioso, observaba todo y a todos. Luego de una breve introducción y contextualización de cómo había llegado este autor a Sexto Piso y blá, Sophie Alexander Katz comenzó con una lectura 'dramatizada' de un fragmento de cuento y después José Gordon guió la conversación que tuvo como intermediara a la traductora Dubravka Sužnjević, y así se fueron intercalando lecturas mientras platicaban de sus libros, de literatura, de música, y demás... Muchas sospechas que tenía al haberlo leído se confirmaron con todo lo que dijo, por ejemplo, que es un seguidor fiel de Cortázar... Siento que estas letras que pretenden ser una crónica se limitan porque me gusta más contarlo en vivo y con detalles. Total, que fue una charla riquísima, en la que Petrović se mostró tal y como es: sencillo, natural, encantador y simplemente genial. Nada de poses, nada de mafias, nada de mencionar mil nombres para hacerse el 'importante', nada de presunciones, puro amor y placer por la literatura. Terminé amándolo más. En la sesión de preguntas del público se llevó las palmas una mujer que preguntó qué libro iba a leer esa noche, para ver si lo podía encontrar -eso se entiende si se ha leído La mano de la buena fortuna-, él sólo se puso rojo y no supo qué contestar, no dijo nada, todos reímos; la declaración más emotiva de la noche fue cuando un señor le dijo que los detalles en el Atlas descrito por el cielo le habían salvado la vida, todos callamos, excepto algunas señoras copetudas que dijeron aaaaaaay mi vido, el serbio tampoco supo qué decir, sólo le regresó una mirada a su fan, ahí se han de haber dicho tantas cosas... Paciente y atento firmó todos los libros que le pedían, yo me formé hasta que la fila se fue haciendo más corta, mientras platicaba con M, la mamá de Melibea, de esto y lo otro, estaba muy emocionada... Cabe decir que dos horas antes me enteré de que estará en Puebla el martes, el colmo, jo, pensé dos segundos en Béla Fleck y Víctor Wooten, después me convencí de que por algo había sido así , valió la pena, no cambiaría esa noche por nada, ya lo iré a escuchar, otra vez, desde la primera fila... Después subo algún video que tomé. Debo confesar que no dejé de pensar en quelqu'un y en que me hubiese gustado que presenciara todo eso, por él leí a Petrović -y a Pavić, y a tantos más- y me pregunté en qué libro estaría... No sé qué más puedo decir, me acuerdo y sonrío, lo platico y me emociono aunque a los otros no les provoque nada, escucharlo y encontrar una especie de espejo me ha revitalizado.
Aquí Dubravka Sužnjević y Goran Petrović riéndose de mí. Todo fue porque le dije a ella que me había enterado que estarían en Puebla, que yo había ido, casi casi, exclusivamente al DF a verlo y blá, luego ella se lo contó a él y él le dijo algo que después ella tradujo como: pues para qué firmarlos ahora, por qué no lo dejamos para Puebla...
He aquí uno de los momentos más mágicos de la noche, nunca se me olvidará la expresión en su rostro, es el instante preciso en el que, después de que me firmó los libros, lo miré directamente a los ojos y le dije en serbio -lo supe gracias a M, porque cuando estábamos en la fila pasaba la traductora y le preguntó, yo me negué a hacerlo porque ya saben, en esos casos me sale lo ranchera-, algo que se traduce como: eres la onda/lo máximo.
Aquí la prueba de que es muuuy alto -y eso que la edité para no verme taaan liliputiense-
Y aquí la prueba irrefutable de que además de ser un enormísimo escritor -en todos los sentidos- tiene bonita letra. Mi nombre se ve lindo en serbio, no? -no sé porqué blogger la volteó-

12.11.08

Lo hice. Acabo de salir de las oficinas que estaban llenas de gente como yo, que les encanta dejarlo todo a última hora. Ya saben, me encanta presionarme y parece que las cosas me salen mejor así, por lo menos me entretengo. El problema, tal y como lo descubrió ayer S, radica en que en vez de hacerlo a última hora y ya como es mi placer, también le doy vueltas mil horas antes y entonces por eso me da insomnio, me angustio y me pongo neuras. A ver qué pasa. Para hacerlo más emocionante, ayer, justo cuando estaba con la mano suelta y mis ideas fluían, me puse a hablar por teléfono con mi santo confesor durante una hora, jo, no fue suficiente todo el chisme de la tarde, yo necesitaba hablar más con alguien... Terminé como a las tres de la mañana casi todo, dejé pendiente la escritura de dos cuartillas y la versión en limpio del curso de mi vida personal y profesional. Intenté levantarme tan temprano como me lo había propuesto, pero el primer despertador lo apagué inconscientemente y me quedé dormida hasta que sonó el del baño, el refuerzo que nunca falla; me hice un expreso triple para más o menos funcionar, ordenar lo que tenía que llevarme en mi maletín, darme cuenta de que ayer se me había olvidado ir a la lavandería por la ropa que había dejado encargada como súperurgente, jo, me bañé con toda la calma del mundo y tomé otro café minutos antes de salir de casa. Todavía no estaba nada concreto pero yo ya me sentía bien, así que calmada viajé con el mejor soundtrack en shuffle para caminos emocionantes. Iba encima de una nube y parecía que nada podría bajarme de ella, pero sucedió, al entrar al metro de la TAPO casi aplasto a Margarito, eso me bajó de mi nube, hasta salté cuando vi que estaba ahí abajo viéndome hostil, me sorprendió, se me salió un aaay que sonó más fuerte de lo normal porque traía los audífonos... Llegué al centro y me puse a tomar café mientras me inventaba frases domingueras para llenar dos cuartillas, no quedó mal, pero tampoco me importó mucho ya a esas alturas. Gasté una fortuna en copias, eso también forma parte de la adrenalina de la última hora, me metí a otro café para ordenar hojitas y hojotas, para hacerlo más emocionante, pues me tomé otro expreso, y luego, llegué corriendo a la sep, donde el policía se acordó de mí -pues había ido hace poco por los trámites de mi hermano mayor-, cordial y tan sonriente me dijo que qué milagro, que qué bueno que los visitaba, que qué prisa parecía que traía siempre, que con calma que todavía tenía tiempo, que era en la puerta 107, yo no sé si realmente se acordó o eso le dice a todos los que lo saludan bien... Llené papelitos y ya está, me dieron una fecha tentativa para enterarme si paso el primer filtro, había un titipuchal de sobres, montañas de ellos, muy pocos tan bonitos como los míos -porque eran amarillo oscuro-, eso sí. Gracias totales a todos los involucrados en este merequetengue, a los que me acompañaron, dieron ideas, escucharon, estuvieron presentes y aguantaron mis nerviositos y estrés -y yo que decía que no le iba a contar a casi nadie-. Ya no floto, sólo tiemblo un poco y pienso que lo que va a pasar después no importa tanto, porque el simple hecho de no haberme autoboicoteado simboliza que camino rápidamente hacia la salida del limbo... A ver qué pasa, ya quiero que sea mañana para ver a Goran...