^v^v^v^v^

El último sueño que tuve transcurrió en Madrid, iba de visita o algo parecido, la verdad es que no recuerdo demasiados detalles, el caso es que estaba ahí en el Madrid onírico hablando y hablando con uno de mis hermanos -así como cuando todavía me quería, jo-. Ya van a ser 4 años que no lo veo y no hay día que no lo extrañe, si no he ido a visitarlo no es porque no quiera, sino porque simplemente mis circunstancias interiores/ psíquicas/ emocionales/ académicas/ implícitas/ intelectuales/ físicas/ monetarias/ mentales/ etc/ etc no han sido las más óptimas. Me gustó verlo y escucharlo aunque fuera dentro de mi etérea e inconsciente imaginación nocturna. Estando ahí en su piso, pues nada, que se me volvían a caer los dientes -hecho recurrente en mis sueños de toda la vida, pero especialmente más estos últimos meses-, entonces pronto encontrábamos a H -mi dentista/ortodoncista de cabecera-, que afortunadamente también andaba de visita, y con un kola loka como chino -jo, qué profesionalismo, no?- me los pegaba y quedaban como nuevos... Así que mi angustia cesaba, pasaba el tiempo, blablablá y se me volvían a caer durante la cena. Ahí fue cuando desperté, a la hora exacta de todos los días, con la misma cara compungida que hago cada vez que sueño esto... Doña Ruda me ha dicho más o menos lo que podría significar, creo que tiene sentido, lástima que la última vez que hablamos las dos, curiosamente, eludimos el tema... Cosas extrañas de la vida...

Comentarios

Ouch!
¿Y te dolió? ¿o solo se cayeron?
Eso de los sueños es una cosa curiosa, yo tengo mucho tiempo que no recuerdo alguno.
Llegue aqui por causalidad, amenazo con volver.
G Velázquez dijo…
Noo, no me duele, sólo siento que se me caen, los siento en la boca como si fueran granos de elote, es horrible, desesperante y angustiante...

Qué bueno que la casualidad te trajo por aquí y el gusto te hará regresar. Gracias por pasar. Saludotes-.

Entradas populares