otra luna de octubre...

He aquí la luna de ayer, que apareció justo cuando pensaba en todas las desventajas de la mudanza de mis tíos a la zona metropolitana y mis sufrimientos en mis futuras visitas al DF, ya no me queda el metro a media hora caminando ni a 10 minutos en micro, ni chapul a media hora, ya no podré ir y venir a la Casa del arte ni entrar a la última función, me tendré que levantar mucho más temprano para los compromisos matutinos y un montón de etcéteras relacionados con el tráfico en el Periférico y el embotellamiento en Echegaray... Sin embargo cuando me acordé de la vista que tenían, de lo silencioso de la zona y vi lo bonita que quedó su casa, pues nada, me resignaré -que es lo único que me queda- a dejarme de sentir tan excesívamente paranóica en el paradero del toreo, a familiarizarme con la ruta 22 y a adaptarme a todo lo demás que vaya surgiendo...

Comentarios

Anónimo dijo…
Hola, G. Velásquez.

Entré por casualidad a este tu blog buscando un “nombre” y una “fecha” en el programa del Congreso de Poesía y Poética y he degustado tus fotografías de la luna del 24 (y su luz que me iluminó bajo el mismo cielo poblano) y la del 28 (que vi estando ya en el puerto de Veracruz). Me han gustado pues, las fotos; te dejo un texto que -sobre las mismas lunas de octubre- escribí hace un par de años:

«Nací yo para octubrar los meses,
para ungir de luna las noches y los días.

Nunca mayo o junio me afiebraron.
Luna sí, hasta la sangre remorida muy adentro,
hasta las crecidas del mi corazón migrando
de pájaro en pájaro.

La luna y sus cuerdas en mi entraña
tocaban las músicas del desterrado,
del que se yergue libador
sobre el mismísimo pezón del mundo.

Así que ensoñaba y soñecía errando por las calles.

Es más, sollozaba de luneces, lunancias.

Hijo de octubrísima la luna, nací yo para octubrar la vida,
por eso lengua mi luna en esta jaula de mil bocas
que descifra los glifos y runas tallados en el agua»

Un abrazo para vos,

b rodrigo

http://laseleccionesafectivasmexico.blogspot.com/2007/04/balam-rodrigo-prez.html
Sonic Reducer dijo…
Recibí tus palabras con gusto. Gracias, gracias. Y sí, hubo pastel y libros.
:)

Suena amenazante lo del Metro y el pesero. La solución, que yo también ejerzo, es: sube ligeramente el volumen a los audífonos y además de música, carga audiolibros.

Un abrazo.
G Velázquez dijo…
Estimado Balam Rodrigo, un gusto y un honor que la casualidad te haya traído hasta acá... Me ha gustado mucho tu poema, ya conocía otros poemas tuyos, que me agradaron bastante.

Gracias por pasar, un abrazo.
G Velázquez dijo…
Sonic Reducer:

qué bien que hubo mucho pastel, eso es una de las cosas que hacen que los cumpleaños valgan la pena...

Todavía te debo las respuestas al foro comentario, pero debo irme a enfrascar al tráfico. ahora sí, al rato en la noche...

¡Saludotes!
LSz. dijo…
Este blog si que es célebre!

Apenas estuvimos charlando sobre el blog de las elecciones afectivas de méxico en el programa de radio el martes. Saludos.

Entradas populares