Casa tomada

Cada vez voy haciendo más mía esta casota, me he adueñado de varios lugares especiales que están de más mencionar. El punto es el de este post. A éste me gustaba venir a ver la calle de noche, de vez en cuando de día a asomarme, la verdad es que no venía muy seguido. Un día, hace más de un año, no me acuerdo cómo ni por qué, pero una madrugada le mostré la habitación a M a quien le encantó que la compartiera con él y bautizó el lugar como el cuartito del terror, pues -dice- le dio mucho miedo. No hace mucho, de curiosa, subí con Rita -la maquinita-, y lo encontré cómodo, además descubrí que mis generosos vecinos me prestaban su señal de internet, así que subí una sillita; con o sin Rita me quedaba las horas leyendo, viendo pasar transeúntes sin ser descubierta, escribiendo, etc. etc. Aquí me instalé. Después de ser atacada en los pies por varias arañas mutantes que me traspasaban los tenis y me dejaban mordidas que no me dejaban dormir por tanta comezón, y luego de casi morirme del susto por ruidos extraños mientras estaba aquí, me autorizaron limpiarlo y convertirlo en algo así como mi estudio. Una desventaja es que no hay luz, pero ya me las arreglaré cuando precise estar aquí de noche -¿alguien sabe poner diablitos?-, ya no seré atacada por arañas ni me dará miedo caerme pues el camino está despejado. Nunca había barrido el polvo de 7 años, ni trapeado 5 veces el mismo lugar. Pero valió la pena. Tal vez en las fotos no se note mucho la diferencia -si hacen grande la foto se ve lo negro del piso, llámase tierra-, sin embargo ya no da miedo ni se respira polvo. La vecina y la vecinita se encantaron con el lugar. Me dan ganas de hacer una fiesta aquí. A ver qué [me] pasa en este lugar...
Antes
Después
Lo que veo cuando me quedo en pausa...

Comentarios

elgüesos dijo…
Qué chida casa. Me gustaría tener una así, a riesgo de sentir miedo.
G Velázquez dijo…
A mí también me gustaría tener una así, pero por el momento me conformo con rentar un pedacito de ella...

Saludos =)

Entradas populares