notas mentales [de ida y vuelta]

  • Machado en cumbia. En la radio de un autobus tenían una canción muy peculiar, antes de ponerme los audífonos por alguna extraña razón le puse atención y lo único que logré retener -y más me dio risa interna- fue: Ya lo dijo el poeta con certeza / Siiii hace camino al andaaarr...

  • Descubrimientos. Hoy supe que quelqu'un no cree/piensa/imagina en el "qué hubiera pasado"... Nunca lo hubiera pensado...

  • Borges anda en ojos de todos. Por lo menos en los de muchos defeños, hoy por lo menos vi a 8 personas leyendo un libro de Borges, en el metro, en el café, en el metrobus, en la TAPO. Cabe destacar que El Aleph es el más popular -como si no lo supiéramos-.

  • De escritores y personas [próximamente] diabéticas. Mientras me devoraba un panini -deliciosísimo- de 4 quesos, tomaba café frío, leía y miraba a la nada en el primer piso, me llamó la atención un tipo que estaba en la planta baja buscando en la barra, desesperado sobres de azúcar, ya tenía 4, pero quería más , así que buscaba y buscaba, tenía las manos temblorosas y un café humeante al lado; le dijo a uno de los empleados y algo le contestó que terminó echándole otros sobres de mascabada, yo estaba embobada viendo cuánta azúcar le ponía e imaginándome lo horrible que sabría su café -bueno, para mi gusto: cero azúcar-, también pensé si sería un escritor o buen lector, pues también traía unos libros en una bolsa del Pèndulo... En eso estaba cuando, de repente volteó para arriba y se me quedó viendo, yo seguía pensando en todo, tardé en reaccionar y volver la cabeza a mi lectura, todo esto porque pensé que lo conocía, lo había visto antes, no sé dónde, no sé si en foto, pero sí es un joven escritor, pero no sé cómo se llama, tal vez nunca lo sepa... Subió y se me quedó viendo, yo, avergonzada me tapé la cara con el libro. Minutos más tarde, volví la mirada hacia abajo y un señor con un té venti, buscaba también el azúcar normal, tampoco encontró y le echó ¡12 sobres de mascabada! ¡¡¡12!!! Esto provocó que el té se derramara y el señor hiciera un batidillo, otra vez embobada y atónita fui descubierta desde la planta baja...

Comentarios

Anónimo dijo…
A quelqu'un también le mola eso de la mucha azúcar. No está demás decir que tiene muy mal gusto para tomar el café. Saludos.
El amigo imaginario
G Velázquez dijo…
Sí, por lo que me han contado quelqu'un suele robar los sobrecitos de azúcar a quien no los usa... tal vez es sólo porque quelqu'un es demasiado dulce cuando toma café, aunque sea un express...

Saludos imaginario amigo..

Entradas populares