manuscrito pseudodesaparecido...

Transcribo un poema inédito y único en el mundo, sin copia ni igual, que se suponía se había perdido junto con una maleta, un libro con dedicatoria y demás regalitos, que afortunadamente meses después apareció. Lo escribió, mejor dicho, me lo escribió, el famosísimo Jorge Velázquez [llámese mi hermanito mayor] según entendí, en una noche de copas madrileña... Y como me dijo que si me gustaba lo pusiera acá, pues lo pongo. Cuando lo leí me lo imaginé con su acento gachupín con restos de queretano-chilango y su tonito híbrido de locutor/actor/loco tan peculiar. Y nada, dato curioso, a mi amiga, la más coqueta de la Facultad, le ha gustado tanto como a mí. [Y aprovecho para decirle que lo extraño, que me hable o me escriba, el ingrato, parece que se enterará por acá más pronto que si le escribo un mail.]

.... Y te pienso en el tiempo / Te escucho y no te veo / Creces, cambias, tu mente / brilla y explotan tus sentimientos / Y yo me lo pierdo / Día gris de invierno / Pero tú bailas, / ríes frenética / e iluminas mi calma / Sigues tan pequeña y / tan grande como siempre / Incanzable soñadora / cazadora de almas y mentes. / Devoradora de letras y leyendas / Tu vida apenas comienza / Ríete del tiempo / pero no lo deshojes cual flor / exprímelo y vívelo, / gózalo y sácale partido. / Saca tu naríz del pasado, / camina a paso firme / hacia tu propio camino forjado. / El mundo no espera / dale mordidas a la vida / y juega. / Sueña despierta, respira hondo / y corre descalza / sobre la vía láctea. / Que nada te detenga / embruja corazones, / cuenta mil historias, / llora de alegría. / Sólo sé tú.

Comentarios

Entradas populares