30.7.07

Ingmar Bergman

Upsala, 14 de julio de 1918 - Fårö, 30 de julio de 2007

¿será?

"Proponen a Ernesto Cardenal para el Nobel Afp Managua, 29 de julio. La Academia Nicaragüense de la Lengua propuso al poeta y escritor de ese país Ernesto Cardenal para el Premio Nobel de Literatura 2007, por considerarlo uno de los más grandes exponentes de la lírica latinoamericana. La postulación es promovida por un comité que preside el ex vicepresidente Sergio Ramírez, junto con Eduardo Arellano y Carlos Tünnerman, titulares de la Academia de la Lengua y del Centro Nicaragüense de Escritores, respectivamente. 'En representación de las asociaciones culturales e instituciones educativas que encabezamos hemos constituido un comité nacional para respaldar la iniciativa de la Academia Nicaragüense de la Lengua, que propuso la candidatura de Ernesto Cardenal al Premio Nobel de Literatura.' Cardenal, de 82 años de edad, es 'sin duda el mayor poeta actual de la lengua española' de la segunda mitad del siglo XX, con obras traducidas a más de 20 idiomas, en las cuales destaca una 'poesía que permaneció siempre al servicio del mensaje evangélico, postulando el amor como trascendencia universal'." [...]

29.7.07

/_/./_/./_/.

Soñé que soñaba contigo.
En el sueño del sueño sentía intensamente todo, era muy real; acabábamos de tomar café, me decías, según tú, por enésima vez que no importaba que pidiera café de Chiapas, pues siempre servían el mismo, yo, por enésima vez, te contestaba que sí importaba, pues sino no tendría sentido que en la carta pusieran que podías escoger entre granos de Oaxaca, Chiapas o Veracruz; el día estaba delicioso, con muchas nubes gordas y blanquísimas, estábamos en las calles verdes y llenas de casas grandes y viejas, aquellas que solemos recorrer de vez en vez, quién sabe cómo pero unas cuadras después llegábamos hasta la avenida que nos lleva al lugar que tomamos como nuestro, estando ahí podía percibirlo todo más que real, disfrutaba cada segundo como en cámara lenta, aunque en el sueño sabía que estaba soñado. No quería despertar. Quería seguir sintiéndolo, guardándolo, escuchándolo, viéndolo, respirándolo, oliéndolo, fragmentándolo, uniéndolo, repitiéndolo y pensándolo todo detalladamente. Sin poder evitarlo, en el sueño desperté del otro sueño. No tardé mucho en vestirme y salir a la calle llena de edificios grises y enormes. Estaba en una ciudad que fuera del sueño no conozco, pero oníricamente dominaba. Traía un taza térmica roja en la mano, con pasos cortos y rápidos buscaba, desesperadamente, un teléfono para contarte lo que había soñado. Comenzó a llover y justo en ese momento encontré una cabina telefónica, era como de película antigua. Te llamaba. Tardaban en comunicarme contigo, no me importó esperar porque por tres monedas doradas podría hablar contigo todo el tiempo que quisiera. Decías varias veces un momento, y sólo escuchaba tu voz dándole explicaciones a un hombre que decía que estaba bien. Lo primero que te dije después de saludarnos fue que, antes de que se me olvidara, seguía pensando en Penélope y en todo lo que había leído al respecto; luego me preguntaste porqué te había llamado tan temprano, te contesté que originalmente había bajado con la vieja de la esquina a que me abriera dos docenas de ostras, pero como en realidad no me gustaban para nada las ostras, mejor había decidido llamarte, te reíste mucho, yo cerraba los ojos y por segundos evocaba tu rosto riendo, a la vez me sonreía, y cuando abría los ojos descubría a un viejo que me observaba desde un ventanal que estaba justo enfrente de la cabina, parecía atento de mis movimientos, al sentirme tan expuesta me sentí un poco ridícula... Después comenzabas a hablarme de muchas cosas, de lo bien que iban tus proyectos, de los resultados, de publicaciones, de un montón de cosas que te habían pasado, yo sólo te escuchaba mientras veía cómo iban resbalándose las gotas en la cabina, a veces enfocaba al viejo que seguía ahí, mirándome, o mirando la calle o la nada, no podía estar segura, había muchas gotas de por medio... Cuando terminabas no pude decir más que te lo dije, te dije que te iría muy bien con todo esto. Preguntabas si yo tenía novedades, había algunas que resumí en pocas palabras, cuando estaba a punto de referirme a mi sueño, una voz te interrumpía, le respondías molesto diciendo que estabas ocupado, pero la voz insistía en la urgencia de tu presencia. Me adelanté a ti y comencé a despedirme, entiendo que estás ocupado, yo también debo de irme, tengo muchas cosas que hacer, espero verte pronto, tengo unos libros para ti que están guardados en mi buró desde hace tiempo, a pesar de tu apuro, curioso, querías saber los títulos, yo sólo decía que mejor aguardaras la sorpresa. Colgamos. Salí de la cabina y me dirigí directo al lugar del ventanal, donde estaba el viejo, me sentaba en una mesa que estaba junto a él, ahora él estaba viéndo a los comensales de adentro. Antes de que pudiera atreverme a hablar con él, se convertía en una joven morena de ojos azules. Pasmada, me daba cuenta de que estaba soñando, me sorprendía recordar tan bien el sueño que había tenido, la conversación tan real, no podía aceptar que estaba soñando, la lluvia me había mojado el cabello, mis zapatos estaban húmedos, no era posible. Inexplicablemente obsesionada me decía a mí misma que tenía que salir a llamarte, decirte que había soñado contigo, no debía despertar sin antes contártelo todo, aprovechar y, de paso, decírte todo lo que no te digo cuando estoy despierta. Salí corriendo hacia la cabina telefónica, y al cruzar la calle, sentí que un coche avanzaba diréctamente hacia mí. Desperté sobresaltada dando un suspiro contenido. Miré a mi alrededor para percaterme de no estar en otro sueño, cuando me aseguré de estar en la 'realidad', empecé a rememorar el sueño para no olvidarlo, me di cuenta complacida de lo lúcido que estaba todo, me lo repetí varias veces en voz alta, lo recontruí detalladamente una y otra vez, tan sólo para escribirte y contarte que soñé que soñaba contigo.

24.7.07

I

Si te busco y te sueño y te persigo, / y deseo tu cuerpo de tal suerte / que tan sólo aborrezco ya la muerte / porque no me podré acostar contigo; // si tantos sueños lúbricos abrigo; / si ardiente, y sin pudor, y en celo y fuerte / te quiero ver, dejándome morderte / el pecho, el muslo, el sensitivo ombligo; // si quiero que conmigo, enloquecida, / goces tanto que estés avergonzada, / no es sólo por codicia de tus prendas: // es para que conmigo, en esta vida, / comparta la impureza, y que manchada, / pero conmovedora, al fin me entiendas.
Tomás Segovia de Sonetos Votivos
[Muy buenos poemas, no recomiendo que se lean por las mañanas cuando uno no se quiere levantar, creo que es más para las noches...]

23.7.07

°{°

Mis mini-vacaciones chilangas no podían terminarse sin que antes yo fuera al centro a darme una vuelta. El día gris y nublado -tequilero, pues- pintaba para caminar mucho y recorrer las calles que más me gustan, aprovechar y buscar un libro con los ensayos completos de Lezama Lima que desde hace mucho quiero regalarle a quelqu'un, pues ya lo dijo E.H. "Amor a quien amor merece." ... Así que salí temprano y me dirigí al metro azul más cercano en micro. Siempre me había dado un poco de miedo pues está rodeado de un tianguis y no me daba mucha confianza, pero al abordar ahí ahorraba mucho tiempo, además estaba más tranquila pues la antepenúltima vez que pasé por ahí noté un letrero en medio de los puestos que decía algo así como: Querido usuario, si lo asaltan pida ayuda; Asaltante, si robas te vamos a dar en la madre. Atte. Comerciantes de Tacuba... Entonces estaba yo alegremente viendo por las ventanas el ir y venir de la gente, cuando a unas cuadras cerca de la Casa de la Moneda, un güerito muy peculiar se subió al micro, iba con audífonos, mochila al hombro y una bolsa de regalo en la mano, pude notar de inmediato que era extranjero, lo confirmé cuando en su mochila vi una banderita de Canadá. El muchacho iba muy campante, viendo a todas las personas que se subían, moviendo los pies y la cabeza al ritmo de lo que escuchaba. Me pareció tan pero tan campante que me acordé de cómo en South Park se burlan de los canadienses. Llegamos al metro y todos empezamos a caminar muy rápido, él iba adelante de mí, en cierto lugar, a punto de llegar a la entrada, una pareja con su hijo iban caminando lento, el güero impaciente intentaba rebasarlos, volví a notar lo confiado y distraido que parecía, iba jugando con la bolsa del regalo, le daba vueltas, cuando por fin logró pasar a la pareja, yo quedé atrás de ellos porque no había tanta prisa, ya podría caminar más rápido en las escaleras. En eso vi a un fulanito con una playera de rayas verticales negras y blancas con un super tinte amarillo pollo sobre sus cabellos de púas. Se apresuraba hacia la entrada del metro, entonces mis ojos pudieron captar a otro fulanito -al que no vi bien porque no traía lentes- que se apresuraba paralelamente al otro, vi al güero en las escaleras bajando lentamente confiado, parecía hasta contento, bailando con la cabeza, solo, con la bolsa totalmente expuesta, y pensé: ahorita pasan estos dos corriendo y se la arrebatan; dos segundos después tomaron del brazo violentamente al güero y le sacaron una navajota, le preguntaron qué había en la bolsa y él asustado dijo: es sólo un regalo, entonces los asaltantes dudaron en quitarle o no la bolsa de regalo con papel china rojo, la dejaron y se apuraron a arrancarle el celular y huir, pues los que estábamos por entrar nos quedamos un tanto helados y entre que nos deteníamos y caminábamos despacio observábamos atónitos, asustados e impotentes, pasó por mi mente gritar o decir algo, pero la cordura se hizo presente, seguí bajando rápido las escaleras y corrí a los andenes, mientras veía al canadiense, igual de pazguato que antes hablando con un policía del metro... Nunca había visto un asalto, menos me ha tocado a mí, ahora tengo otra razón para ser más paranóica...

18.7.07

Souvenir

Después de 5 años, me llevaron a Africam. Y confieso que me entusiasmé casi tanto, si no es que igual (pero suelo pensar que antes tenía la infinita capacidad de disfrutar más ese tipo de cosas), como solía hacerlo cuando niña en cada visita al zoológico de Morelia...

12.7.07

Colón no descubrió América

Una balsa de juncos zarpa desde Estados Unidos rumbo a España para demostrar que los hombres de la Edad de Piedra protagonizaron travesías transoceánicas

Ni los vikingos ni Cristóbal Colón. Diez aventureros se embarcaron ayer en el Abora III desde los muelles del río Hudson de Nueva York con destino a España con un objetivo: cambiar los libros de Historia. Con una balsa construida con juncos según un diseño prehistórico pretenden probar que, gracias a sus "suficientes" conocimientos náuticos, los hombres de hace 14.000 años fueron los primeros en cruzar el océano Atlántico y llegar al mar Mediterráneo desde el continente americano. "Este viaje desde Nueva York a las costas españolas pretende demostrar que los contactos prehistóricos entre Norteamérica y el Mediterráneo existían. Vamos a cambiar los libros de Historia", aseguró ayer José Valmaña, un historiador cubano-americano aficionado a la arqueología marítima y tripulante de la embarcación. Para Valmaña, "es importante que, si el barco llega a España, los académicos empiecen a creer en la capacidad marítima de los pueblos prehistóricos sobre la que tantas pruebas hay". El equipo de exploradores, procedentes de Alemania, Noruega, Bolivia y Estados Unidos, está encabezado por el botánico y arqueólogo alemán Dominique Gorlitz, miembro del New York Explorers Club, quien se mostró seguro de que "la expedición hará historia". "Si tenemos éxito con nuestra hazaña, espero que todos cambien de parecer y acepten, como diré yo entonces, que Cristóbal Colón no fue el primero en cruzar el Atlántico", explicó Gorlitz poco antes de que zarpara el Abora III, cuyo nombre alude al dios sol de los antiguos indígenas guanches canarios.

La prueba, los hallazgos de tabaco y coca Según los expedicionarios, el descubrimiento de tabaco y coca a ambos lados del Atlántico es un indicio de los viajes transatlánticos que ocurrieron en la era prehistórica, algo que daría respuesta al hecho de que los científicos hayan encontrado en la momia de Ramsés II, en Egipto, trazas de tabaco y coca. La expedición toma el testigo así a las que protagonizó el noruego Thor Heyerdahl (1914-2002), considerado el fundador de la arqueología marítima, quien con sus viajes quería demostrar que ya en la Edad de Piedra ocurrió un intercambio cultural intenso por vía marítima entre el mundo conocido y el continente americano.

Llegada a Canarias en septiembre Tras introducirse en el Atlántico, el Abora III hará su primera escala en las islas Azores, para después atracar en Cádiz y culminar la expedición en Tenerife, en las islas Canarias, a finales de septiembre. La embarcación no va acompañada de barcos de asistencia para casos de emergencia, aunque sus tripulantes cuentan con teléfonos vía satélite para comunicarse y la posición de la nave puede verse en directo por GPS en la página web www.abora3.com. Valmaña aseguró que "la tripulación no tiene miedo, simplemente está excitada ante la tremenda aventura", y explicó que "los mayores peligros" que se pueden encontrar en alta mar son los barcos y las tormentas. "Nosotros somos bastante más pequeños que los barcos que surcan las aguas del Atlántico y mucho más lentos, así que hay que esperar que ninguno se nos eche encima", indicó el historiador y navegante. La balsa Abora III es una réplica de los navíos de juncos de la Edad de Piedra y fue construido entre 2005 y 2006 en Bolivia por indios aimara, quienes aplicaron una tecnología tradicional. Su diseño se refinó en Nueva York entre mayo y junio de este año, mediante la instalación de quillas laterales que le permiten navegar de través y recibir el viento por el costado para que así pueda llegar sin grandes contratiempos a Tenerife.

[Primero lo de Plutón, luego lo de la Vía Láctea, y ahora esto, va a llegar un punto en el que todo lo que aprendimos en la primaria sea una reverenda mentira...]

9.7.07

desde Puebla para el mundo...

VIII Congreso Internacional de Poesía y Poética
homenaje aJosé Vicente Anaya
a 20 años de Híkuri
DEL 24 AL 26 DE OCTUBRE DE 2007
+
+
+
[Cuando piensen en el Congreso Internacional de Poesía y Poética piensen: Ah, ¡claro! también es el cumpleaños de G en esos días... O viceversa, como les guste más... ¡jo!]

Jack Kerouac's Ghost

photo ©2007 tyler e. nixon

8.7.07

…De momento Ella bebe las palabras de Él, que la van llenando líquidamente por dentro, y le parece que su interior, encogido y reseco, se hincha y se redondea por momentos; y Elsa piensa que el amor debe de ser algo parecido a eso, a esa intuición de haber hallado otro que parece poseer ese algo que nos falta, que representa la posibilidad de rellenar los huecos propios. Pero ella sabe por propia experiencia que esos vacíos sólo puede llenarlos uno mismo, a no ser que acceda a anularse. Al escucharlo hablar, Elsa imagina en qué consiste la dulzura de la propia renuncia, de la autoinmolación, la narcótica tranquilidad de dejar que otro asuma las riendas de la propia vida. Por eso accede a dar un paseo por la playa, y da por hecho que, a la postre, va a acabar sucediendo lo que ha de suceder, y que va a ser con Él y no con otro, tal y como va a ser.

L. Etxebarría.

Pensaba en escribirte unas cuantas cartas contarte lo que hace tiempo nunca me pasa sería tan aburrido y muy poco interesante.... hoy tengo mil y una ideas para esta tarde...

7.7.07

postal

Escher estuvo en Madrid y a mí me mandaron esta postal que me encantó...

manuscrito pseudodesaparecido...

Transcribo un poema inédito y único en el mundo, sin copia ni igual, que se suponía se había perdido junto con una maleta, un libro con dedicatoria y demás regalitos, que afortunadamente meses después apareció. Lo escribió, mejor dicho, me lo escribió, el famosísimo Jorge Velázquez [llámese mi hermanito mayor] según entendí, en una noche de copas madrileña... Y como me dijo que si me gustaba lo pusiera acá, pues lo pongo. Cuando lo leí me lo imaginé con su acento gachupín con restos de queretano-chilango y su tonito híbrido de locutor/actor/loco tan peculiar. Y nada, dato curioso, a mi amiga, la más coqueta de la Facultad, le ha gustado tanto como a mí. [Y aprovecho para decirle que lo extraño, que me hable o me escriba, el ingrato, parece que se enterará por acá más pronto que si le escribo un mail.]

.... Y te pienso en el tiempo / Te escucho y no te veo / Creces, cambias, tu mente / brilla y explotan tus sentimientos / Y yo me lo pierdo / Día gris de invierno / Pero tú bailas, / ríes frenética / e iluminas mi calma / Sigues tan pequeña y / tan grande como siempre / Incanzable soñadora / cazadora de almas y mentes. / Devoradora de letras y leyendas / Tu vida apenas comienza / Ríete del tiempo / pero no lo deshojes cual flor / exprímelo y vívelo, / gózalo y sácale partido. / Saca tu naríz del pasado, / camina a paso firme / hacia tu propio camino forjado. / El mundo no espera / dale mordidas a la vida / y juega. / Sueña despierta, respira hondo / y corre descalza / sobre la vía láctea. / Que nada te detenga / embruja corazones, / cuenta mil historias, / llora de alegría. / Sólo sé tú.

6.7.07

~~escape~~

No pensaba en nada. Pensaba en mucho... en los desconocidos; cómo se puede extrañar a un desconocido; quizás en el fondo todos lo somos; al principio era consciente de que lo éramos, ya lo había olvidado; como buen desconocido eres el ideal escucha de mis secretos, de mis más recónditas verdades, de mi yo desnudo; no sé por qué siempre que se habla de desconocidos inevitablemente me acuerdo de Last Tango in Paris, si sólo la vi una vez; debería de existir una cafetera de expresso de bolsillo; rara vez alguien como tú deja de ser desconocido, quizá en eso radica el encanto de todo, en lo que hasta cierto punto es impredecible, incierto, inalcanzable, imposible... eso era nada...