de la Jornada

Presentaron el número 103 de la revista, dedicado a la ''literatura virtual'' Blanco Móvil reúne textos literarios escritos originalmente en Internet Quizá es la primera recopilación en su tipo, señaló el escritor Geney Beltrán ARTURO GARCIA HERNANDEZ
¿El nacimiento de los blogs es la muerte de los libros? ¿Los blogs terminarán con las dificultades de los escritores para publicar? ¿Son los blogs el laboratorio donde los Homeros, los Cervantes o los Shakespeares contemporáneos preparan los clásicos del futuro? ¿Son el tiro de gracia a los derechos de autor? ¿Garantizan un mayor número de lectores? ¿Son el ansiado instrumento democratizador de la lectura y la escritura literarias? ¿Se incuba en esos espacios una nueva sensibilidad? Explícita e implícitamente, estas cuestiones y otras relativas afloraron durante la presentación, el martes, del número más reciente (103) de la revista Blanco Móvil, dedicado a la ''literatura virtual": la producción literaria en los blogs. Quizá esta es -aventuró el escritor y bloguero Geney Beltrán, uno de los presentadores- la primera recopilación en papel de textos literarios escritos originalmente en Internet. Enorme biblioteca Eduardo Mosches, director de la revista, escribió en el prólogo de este número (y leyó en la presentación): ''Adentrarse en las barrigas de este barco, incursionar en el espacio aéreo dejando atrás las formas y el brillo de las estrellas, darle importancia a las variadas tonalidades que destellan las letras engarzadas que se transforman en palabras y de éstas a sensaciones y sentimientos, percepciones e historias, todo alumbrado por la luz y su rapidez". Mosches también leyó el texto enviado por Pedro Miguel, autor de la columna Navegaciones en este diario, quien no pudo asistir: '''Literatura virtual', dice el volante que nos convoca aquí, como si pudiera haber una literatura no virtual o una virtualidad no literaria: la literatura requiere de mecanismos de emulación de realidades que vienen, la mayor parte de las veces, ínter construidos incluso en los modelos más básicos de cerebros humanos. ''Por su parte, la virtualidad necesita de programadores dotados de una mínima capacidad narrativa. La construcción de personajes es, en los fundamental, una tarea análoga a la codificación de algoritmos de operación autónoma y requiere, para ser fructífera, la inversión de una buena dosis de inteligencia artificial, aunque el autor o la autora no conozcan por ese nombre a la aptitud correspondiente." Pero tal vez el ''dato sustancial" esté en otro lado: ''salvo en algunas tribus profundas de hackers y chavos injertados en celulares el idioma conserva, o no, su dignidad en medio de los frenéticos y aburridos parpadeos electrónicos que los simbolizan". Es decir -escribió Pedro Miguel- ''el lugar común sigue siendo Gutenberg y el texto leído, escrito, declamado, aunque cambie de lecho, preserva intacta su dignidad. Tal vez el mayor mérito literario de las nuevas tecnologías no resida en las novelas en blog escritas a ene manos, ni la trepidante interacción y la multimedia, ni los usos y costumbres de la programación compleja que permite eliminar las redundancias y afinar los adjetivos, sino el poner en nuestras manos la más enorme biblioteca que en el mundo ha sido". Y concluyó: ''Tengo la impresión de que lo que Natura Non Da, Windows Vista Non lo otorga: a los escribidores la computadora nos hace más comodinos y fofos, pero no mejores". Espacio para el diálogo Geney Beltrán aclaró que una cosa son los blogs y otra los blogs literarios. Sostuvo que los blogs no son la obra sino un lugar de diálogo donde los autores, a lo más, ensayan su escritura. Consideró que una de las razones por las que los escritores abren un blog propio es ''la vanidad, el deseo de querer ser leídos prontamente", además de ''desarrollar una mitología personal: un blog bien administrado puede conferir muy pronto a su autor una identidad literaria" que eventualmente pueda incidir en la mejor venta de sus libros. Bernardo Ruiz, comentarista en la presentación, seleccionador y editor de los textos tomados de la red y reunidos en Blanco Móvil, destacó que los blogs muestran una diversidad de voces y temas literarios que van más allá de lo que dictan las grandes editoriales. Los comentarios de los presentadores se alternaron con la lectura que hizo la actriz Francesca Guillén de algunos textos surgidos en los blogs y publicados por Blanco Móvil. La música estuvo a cargo de la chelista Natalia Pérez Turner.

Comentarios

FairyQueen dijo…
¿No es encantador todo ese derroche pseudointelectual?
Un aplauso más por el monstruo de la Posmodernidad... Lástima que solo se constituyan como un débil reflejo de algo tan efímero.

Como diría Leopardi: "l'infinita vanità del tutto"
¿no el universo blog el más refinado ejemplo de una escritura (ya no digamos literatura) kistch? Como expresión globalizada de la cultura o expresión de la cultura globalizada -es decir, de unas reglas sociales y socialiantes reinterpretadas ad infinitum sin mayor relato regulador-, la blogósfera se recicla y solaza en su producción masiva: noticias que son efímeras, esqueletos literarios, bitácoras de adolescencia tardía, imaginario que no dista mucho del de la televisión o el de revistas (y en ellas mismas la variedad es suficiente para simular profundidad).

Este mundo reboza de ocio.
Yo mismo, he reciclado mis opiniones al respecto, incluso este punto final

Entradas populares