28.2.06

Lástima que no sea cierto...

...aun así gozo este soneto de Garcilaso de la Vega
Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo tan solo,
que aun de vos me guardo en esto.
En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.
Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma mismo os quiero.
Cuando tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero.

24.2.06

Hace una semana estuve en el lugar de los gatos, era pertinente por varias razones: mi estado de ánimo, lo que estaba pasando y no sabía qué era, lo que pensaba, y Rodin... Ya no me acuerdo cuándo fue la primera vez que fui a ese lugar, lo que sí, es que siempre he disfrutado mucho el sentarme ahí, ver a los gatos arrabaleros, a la gente pasar, estar en esa tranquilidad sabiéndome en el centro de un pequeño caos... Esta vez no salieron los gatos a saludar o a pedir comida chillando, extrañé ver al pequeño Pánfilo, a quien, por cierto, no le gusta el pan de El Globo -siendo más específica, esos deliciosos rollitos de queso con ajonjolí- a Florentina, su madre, a los bebés: Rufino, Lorenzo y Macaria, entre otros tantos gatos que viven en ese lugar y gozan pavonearse entre los pies de la gente. Las piezas de Rodin ya las había visto, hace no más de dos años, estas piezas y otras de la colección estuvieron en el Museo Regional de Querétaro, aquella vez me enteré porque caminaba en el centro con Luis, amigo de la prepa y un artista talentosísimo, decidimos entrar y nos perdimos observando las esculturas. Debo confesar que no soy una conocedora de la escultura, a decir verdad, creo que no sé nada, pero no por eso me dejó de gustar y provocar mucho, además contaba con los comentarios ilustrativos de Luis, quien en ese momento estudiaba Artes... Recuerdo que aquella vez quedé pasmada ante La catedral -pieza que no llegó al DF y ¡ah cómo me gusta!-, también me intrigó la verdad detrás de El beso, ¿será cierto que Claudel es la verdadera autora y no Rodin?, y, al igual que esta última vez, me enamoré de El Gran Vals de Claudel... (aquí entran todos los sentimientos/sensaciones/percepciones que son i.n.e.f.a.b.l.e.s.) Lo increíble, es que el sábado regresé, a otra hora, con otros ojos, con otra cara, volví a hacer el recorrido y me llené de otras perspectivas, me vi reflejada en La cabeza de Pierre Weissant, y,
nada...

20.2.06

Dato curioso...

"...Manu Chao ofrecerá el primero de marzo un concierto en la Tribuna Antimperialista, en La Habana, junto a su grupo Radio Bemba Sound System, informó este sábado el Instituto Cubano de la Música (ICM). El legendario ex líder del grupo de rock francés Mano Negra, de 45 años, estará en La Habana como una de las escalas de su periplo por México y varios países de Sudamérica (...) "Manu Chao tiene un viejo amor por la isla, pues en la década de los 70, cuando era un joven ávido de música, recibió sus primeros instrumentos de percusión de manos del escritor cubano Alejo Carpentier (1903-1980)", quien se desempeñaba como diplomático en París, recordó la agencia..."

18.2.06

Me metí en un vagón del metro y no he podido salir de aquí...

Siempre suena esta cancioncita en mi cabeza cuando viajo en metro, inevitablemente en algún momento del trayecto la canto mentalmente y me pone de buenas, antes de que a D le gustara CT se la cantaba y me volteaba a ver con cara de no-sé-de-qué-me-hablas, yo le contaba de la canción y blablablá, para variar todo esto se repetía las veces siguientes (canción, pregunta, explicación...). Hacía mucho que no venía a la ciudad de la (no) esperanza, y ahora que regresé, mientras pensaba en llamadas telefónicas, la vocecilla del Tacvbo apareció al abrirse las puertas de la Merced; no fue lo único que apareció, el recuerdo de una enormísima película que me fascinó vino a mi mente; para empezar me alejé de la línea amarilla y me pegué a la pared, no quería que algún loco me aventara a las vías justo cuando el metro fuera a pasar, observé cuidadosamente a todos los peculiares personajes que esperaban, vi a los vendedores y los imaginé como inspectores del metro, busqué algún cartel que anunciara alguna fiesta de música electrónica en el metro, miré fijamente al conductor a ver si no estaba ebrio... Control (Kontroll), es un film húngaro, nunca había visto algo de ese país, incluso no había escuchado la peculiar lengua, seguramente esto influyó en mi gran gusto, además de que la forma, historia, música, foto, son muy buenas -creo yo-. El director es Nimród Antal, es su ópera prima y es del 2003, cuenta la historia de Búlcsú (Sándor Csányi)-Bulchu, pronunciaban ellos-, un joven veinteañero -así dice la sinopsis, lo que me lleva a pensar que: 1) el actor ha vivido demasiado y está muy acabado, 2) los húngaros maduran más rápido y aparentan más edad, 3) se hicieron de la vista gorda al elegirlo para interpretar ese papel por ser tan buen actor, y de muy buen ver además, 4) el que escribió la sinopsis no tenía ni dea de lo que escribía- que harto de su vida en el exterior y sin saber qué rumbo tomar, trabaja en el Metro como inspector de boletos y no ha vuelto a ver la luz del día. Los andenes, rieles y túneles de este transporte colectivo constituyen su único universo, tal y como sucede muchas veces en esta gran ciudad, pero en escena lo llevan al extremo, reflejando un mundo demasiado ajeno y oscuro. Esta historia, mezcla de fábula y realismo underground, da cuenta de las tribulaciones de Búlcsú, de sus compañeros inspectores, cada uno de ellos genial, de los encargados del Metro, de una banda rival de inspectores, de los pasajeros, destaca la guapa y simpática mujer vestida de oso, y hasta de un posible asesino en serie. Control explora ese mundo subterráneo en donde se encuentra todo tipo de personajes y situaciones. Ha ganado muchos premios:
Festival Internacional del Filme de Cannes, Francia, 2004: Premio de la Juventud.
Festival de Chicago, Estados Unidos, 2004: Premio Hugo de Oro por mejor filme.
Festival Internacional de Cine de Aubagne, Francia: Premio Mozart.
Festival Internacional de Fotografía de Cine "Hermanos Manaki", Bitola, Macedonia, 2004: Premio Cámara de Oro 300 y Premio del Jurado Estudiantil a la mejor fotografía (Gyula Pados). Festival Internacional de Cine de Copenhagen, Dinamarca, 2004: Premio Cisne Dorado a la mejor fotografía (Gyula Pados) y mejor director (Nimród Antal).
Festival del Cine Joven de Europa del Este, Cottbus, Alemania, 2004: Premio FIPRESCI (Nimród Antal).
Premios de la Asociación Nacional de Periodistas de Hungría, 2004: Premio de la Crítica al mejor actor (Sándor Csányi). Semana de Cine Húngaro, Budapest, Hungría 2004: Premio de la Crítica "Gene Moskowitz", premio Sándor Simó al director, remio ex-aequo a la mejor fotografía (Gyula Pados), Premio a la película más popular (Tamás Hutlassa).
Festival Internacional de Cine Contemporáneo de la Ciudad de México, 2005: Distincion Especial al mejor actor (Sándor Csányi). Festival de Cine de Filadelfia, Estados Unidos, 2005: Premio de la Audiencia (Nimród Antal).
Festival Internacional de Cine de Varsovia, Polonia, 2004: Premio de la Audiencia (Nimród Antal).
La mayoría de las veces los premios están de más, pero esta vez están bien merecidos y a la larga creo que la película dará nombre a los premios y no viceversa, esperemos que esta película siga rondando por las pantallas provincianas, o llegue en DVD o yo qué sé, ojalá pueda llegar a sus ojos, realmente vale la pena, mientras dejo la recomendación...

17.2.06

Vengo al Café de Asturias porque desde la primera vez que entré me sentí como atrapada en el tiempo. Me gusta cómo sirven el café con leche, el olor a café que envuelve todo el lugar; también me fascina observar las miradas dulces de todos los viejitos que están en otras mesas leyendo el periódico, fumando, jugando con el azúcar y la cuchara, o esos que simplemente dejan que el tiempo y su tristeza pase de lado, así como ahora yo.
Es curioso que las veces que he venido nunca he regresado con las mismas personas, siempre me he sentado en mesas y sillas distintas, en direrentes ángulos, siempre me he sentido de alguna forma radical (triste, enojada, feliz, comprendida, perdida, desilusionada, incierta); la constante siempre es la mesera y la espera, cuando termino aquí es luego de alguna de mis esperas desesperadas: la larga conversación con aquél amigo querido, una caminata cansada, un querer encontrar un puesto de discos baratos, la escritura del poema prometido, la sesión de miradas cuasienamoradas.
Ahora espero algo que se le acerque al fin de la gran incertidumbre de hoy, espero el final de la espera, espero volver a olvidarme de las circunstancias y simplemente dejar que pase, que se diga todo y nada junto a un expresso cortado, espero llenar con algunas palabras la apagada esperanza...

12.2.06

Ein Dröhnen

Ein Dröhnen: es ist xxxxxxxxxUn estruendo: la verdad xx-
die Wahrheit selbstxxxxx---x -misma ha comparecidoxxx- unter die Menschenxxxxxxxx avanzando entre los xxxxx- getreten, xxxxx-xx--x-xxxxxxhombres, xxxxxxxxxxxxx- mitten insxxxxxxxxxxxxxxxxhacia el centro xxxxxxxxx- Metapherngestöber.xxxxxxxx del torbellino de metáforas.
Paul Celan

2.2.06

Ya lo dijo Cortázar, y me lo recordó I: ...esas cosas llegan y te parten como un rayo, esas cosas no se deciden ni se planean.