27.1.06

Si no mal recuerdo, por estas fechas, hace seis años dejé de saber de él... Cuando regresó de Canadá, nos vimos una sola vez, siendo que teníamos mucho que hablar, mucho que hacer. Todos cambiamos, nos movemos a otras cosas, es cierto, pero su cambio fue tan radical que creo que bastó que pusiera pie en tierra mexicana, aunque cuando hablábamos de su regreso no parecía ser distinto. Personas van, vienen, regresan, desaparecen, no se despiden, y luego de un rato deja de importarte, o por lo menos dejas de preguntarte qué será de su vida.
Lo extraño del caso es siempe ha estado latente la ausencia, ahora mucho tiempo después me llega el difuso rumor (está en Barcelona de intercambio, ya no está con su novia de años una tal Nancy -mujer que no sabía que existía-). Y comienzo a especular, a preguntarme, cómo se resumirá su vida estos seis años, cómo se resume la mía... Indudablemente es un fantasma que me perturba, un espectro que fue parte importante en mi vida, que me provoca curiosidad, quiero saber que está haciendo, comunicarme y saludarlo a distancia, ver qué tan distinto es ahora.
Si alguien conoce a Rogelio Romero, díganle que me escriba.

Vitamina C

"Ahí vamos es el título que dará nombre al próximo disco de Gustavo Cerati. Con la co-producción de Tweety González, su grabación culminó los ultimos dias de 2005 y cuenta con la participación de Emanuel Cauvet, Richard Coleman, Leandro Fresco, Bolsa González, Pedro Moscuzza, Fernando Nalé y Fernando Samalea, entre otros. Sería editado entre marzo y abril de 2006."

24.1.06

Todas las cartas de amor son ridículas

Les debía la traducción desde hace tiempo, aunque era muy clara la versión original...
(¡Quiero que alguien me escriba cartas de amor ridículas!)

Todas las cartas de amor son ridículas. No serían cartas de amor si no fuesen ridículas. También escribí en mi tiempo cartas de amor, como las demás, ridículas. Las cartas de amor, si hay amor, tienen que ser ridículas. Pero, al fin y al cabo, sólo las criaturas que nunca escribieron cartas de amor sí que son ridículas. Quién me diera en el tiempo en que escribía sin darme cuenta cartas de amor ridículas. La verdad es que hoy mis recuerdos de esas cartas de amor sí que son ridículos. (Todas las palabras esdrújulas, como los sentimientos esdrújulos, son naturalmenteridículas). Álvaro de Campos o Pessoa

20.1.06

Queremos tanto a Místico

Parece que fue ayer, pero no, este clip tiene ya 15 días, aquel lunes por la noche, cuando Místico, el enmascarado de oro y plata, cayó... Desde que lo anunciaron y estaba abajo del ring, los rudos (Averno, Atlantis -el ex-ídolo del los niños, traidor maldito-, y Damien 666 -tipejo espantoso y repugnante-) atacàronlo sin piedad... hubo sangre, mucha sangre, como se podrá ver en el video, y también mucha pintura roja, gritos, insultos y emoción, todo eso que sólo una lucha estelar puede provocar; ya saben, mujeres con bebés en brazos gritando, abuelitas colgadas de las rejas diciendo: mátalo, mátalo, etc. Además, gracias a que le rompieron la máscara a la mitad al ídolo del momento, pudimos apreciar de lejos la platinada y rubia -de bote- cabellera del luchador, así como sus bellos pupilentes azules ... Místico se recuperó en el segundo round, pero no duró ni dos minutos, en seguida desfalleció, tal y como se muestra a continuación. Místico salió en camilla y con un reto bajo los hombros: defender el Campeonato Mundial contra Averno, esta lucha fue el lunes pasado, pero no pudimos entrar, la Arena Puebla estaba a reventar, así que si alguien sabe quién ganó y qué tal estuvo, se les agradecerá la crónica. Yo supongo que ganó Místico, porque estaba ñoñamente haciendo la tarea en mi casa, cuando comencé a escuchar los gritos eufóricos de la gente que salía de la Arena, pero no podía distinguir lo que gritaban...

(Los gritos de NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO son de Deeni, la voz chillona diciendo: "qué se quite ese de ahí", "auch", "no es sangre" es mía)

Powered by Castpost

10.1.06

L tiene raz�n, las obsesiones son eternas, no se pueden matar. Qu� bonita canci�n, qu� ad hoc, qu� ad hoc. Powered by Castpost