31.10.05

(Tal y como era de esperarse la FFyL cerrada por completo, igual que la DAE y hasta el Carolino. El puente fue seguro desde un principio, ahora no me explico por qué no me fui a Querétaro desde el viernes, no sé, evidentemente las pocas cosas que (no) planeé para el fin de semana no salieron como esperaba. Ni modo. Ahora da igual. Me espera la cafetera llena, para ahora sí terminar de leer a Ricoeur -debería invocarlo para que venga a explicarme desde ultratumba, ja, le voy a poner un altar, ¿cuál habrá sido su comida favorita?-, por más pereza y ganas de dar de baja la materia, ya no puedo hacer nada al respecto, sólo leer y leer, luego escribir... Hoy es cumpleaños de Pollo, este es el segundo año que no está cerca, lo llamé y no puedo encontrarlo tal vez anda en el metro o en algún antro festejando, y al mismo tiempo sintiéndose triste -así como me pasó hace menos de una semana- extrañándonos acordándose de sus pasteles de chocolate en Lomas de Sotelo, luego en la privada, piensa en los muertos, en los fantasmas... Desde aquí le mando el más grande de los abrazos que pueda dar, uno de oso y de brazos largos, sé que sabe cuánto se le extraña. )

30.10.05

Fue en el Sanborns de Tacuba, acabábamos de regresar del norte, empezamos a babosear por aquí, por allá, ver revistas y, sólo por no dejar, pasar por los libros -que siempre son los mismos, que casi siempre son malos, rara es la vez que hay algo emocionante-. Entonces, vino a mis ojos el libro, que pensaba buscar más tarde en El sótano o en Gandhi, y como fue tan sorpresivo pues no lo estaba buscando, me emocioné mucho, y aún más cuando vi uno abierto, de inmediato lo abrí y busqué en el índice, ahí estaba el nombre de Gabriel y su cuento, corrí de lo más contenta a buscar a Din, quien estaba buscando una revista superficial para comprar, y efusivamente se lo mostré: la cita de Baudelaire, la extensión, la contraportada, la biografía del escritor (risas), y todo lo demás... Yo ya sabía que lo habían publicado, y bueno me dio un gusto tremendo, pero nada comparado con verlo así físicamente, letra por letra, a la venta, inevitablemente se multiplicó el gusto, no pude leerlo en medio de la tienda, pues merece dedicarle un rato tranquilo con un cafè con leche al lado, para disfrutarlo, y seguramente decir: definitivamente me gusta cómo escribe Gabriel, tiene talento, qué placer haberlo conocido en Cuévano, en el Bar Fly, hace ya más de un año, qué gusto leerlo y interactuar/platicar/compartir traumas/reir con él, aunque sea de lejos...
En fin, mis más sinceras y repetitivas felicitaciones a ti, Gabriel Rodríguez, por ser más que el autor de uno de los mejores cuentos del 2005.

29.10.05

Nace en FFyL de la UAP “La balanza rota”, organización de jóvenes poetas (jaja)

Esta nota me provocó tantas cosas la semana pasada, no había podido publicarla, pero bueno... Esta es una de las razones por las que estamos como estamos, qué triste y qué mamada. Además, ¿por qué carajos, meten a la poesía en esto?

PUEBLA. lunes 24 de octubre de 2005 Martín Hernández Alcántara .En la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Autónoma de Puebla un grupo de jóvenes púetas decidió agruparse bajo el nombre de “La balanza rota” –como el púema de Jefferson– con el fin de trabajar en diversos aspectos de la realidad, preponderando su trabajo en el área cultural. Como integrantes de “La balanza rota” destacan Iris Ayala Balderas, Miguel Ángel Pérez Rojano y Judith Santopietro quienes consideran que su organización “es una forma de resistencia ante el individualismo planteado por la posmodernidad”. Intentan efectuar actividades culturales en la ciudad de Puebla con jóvenes creadores de distintas disciplinas. Al grupo lo identifica una preocupación común por la problemática de la crisis educativa en nuestro país y sus efectos en todas las instituciones de diversos niveles. Después de intentar diversas fórmulas para plantear una alternativa ante el sistema, se dieron cuenta que como púetas tenían la mejor forma de hacer la resistencia: la palabra. Hoy la palabra constituye para ellos el medio primordial para resistir, “ya que nos preserva como seres humanos; por medio de ella nuestra memoria permanece desde tiempos pasados hasta hoy; porque con la palabra no sólo viene la historia, sino la oralidad completa desde nuestra raíz ancestral: la leyenda con su carga de verdad; el cuento que había sido utilizado de forma curativa por los antepasados y que puede volver hacía aquellas formas; el lenguaje y por tanto el arte como expresión humana”, consideran. Los orígenes “Testigos desde 1998 de un torpe funcionamiento de la FFyL, en particular del Colegio de LingŸística y Literatura Hispánica, y preocupados porque se imparta una verdadera educación de excelencia como el lema de la universidad. Exponemos a parecer propio la problemática fundamental que marca el desarrollo del colegio”, dice la organización en su exposición de motivos “En 1998 la situación del Colegio de LingŸística y Literatura Hispánica se torna estresante durante los procesos de reinscripción por la falta de oferta de cursos en los horarios necesarios para la comunidad estudiantil, ya que solo se abría una sección de cada materia, al grado de llegar a la saturación, hasta con 50 alumnos, tomando en cuenta que la población estudiantil era de 367”. “El problema de la oferta de materia se desarrolla en torno a la falta de docentes en le colegio, que ocasiona saturación en la carga académica de los profesores pues regularmente había maestros hasta con cuatro materias en horarios matutinos. Desde 1998 los horarios se han mantenido favoreciendo el matutino, pero es importante recordar que el colegio ha permanecido abierto de las 8 de la mañana a 9 de la noche y sólo se ocupa hasta las 5 horas a excepción de uno o dos profesores que dan clase de 7 a 9 horas. Son varios los profesores que sólo dan una clase al día, cuando podrían abrir otra sección y así reducir el sobrecupo de alumnos; ya que el colegio lo es 24 horas al día y no sólo hasta las 5 horas”. “Se notó un grave estancamiento en los programas de estudio, en los materiales y en la forma de dar clase, puntualizando en los materiales, la bibliografía no estuvo (está) actualizada, falta un laboratorio para la materia de fonética y fonología, así como una sala de cómputo que no dependa de horarios de prestadores de servicio social, las antologías de trabajo se tornan repetitivas, así como las clases día con día”. “Respecto a los programas de estudio, es primordial actualizarlos debido a que comparamos los programas con los de otras instituciones de otros estados es notable el rezago y la urgente necesidad de actualizarlos. Ya que la consecuencia principal de los programas anticuados es la falta de competitividad, el desempleo y la enorme falta de egresados con título y también una bolsa de trabajo, así como becas que permitan al tesista y apuren la titulación”. “A últimas fechas, con los acontecimientos de la muerte de dos compañeros de historia, surgió una histeria colectiva, con esto un grupo de alumnos pidieron el cambio de edificio, y que trasladaran el Collhi a CU, tras esta petición respaldada con los acontecimientos, el rector reaccionó y prometió un edificio nuevo y cuando la solución no es trasladar la facultad sino mejorar su funcionamiento logístico, pues de poco serviría un edificio nuevo con los mismos problemas”. “Las exigencias en la actualidad son muchas y por lo tanto no podemos, todos los humanistas, seguir este camino de falta de profesionalismo, se necesitan reformas urgentes que solucionen los problemas para los estudiantes y se mejore la formación de los humanistas y su desempeño ante la sociedad”. Entonces proponen: “se necesitan fundamentalmente para mejorar según nuestro criterio: la apertura de más secciones en horarios, tanto matutino como vespertino, 25 alumnos por grupo. Una mejora de los programas, actualización tanto de bibliografía como de materiales, antologías y lecturas que se realizan en clase. Abrir la planta docente, que los maestros accedan a los requerimientos estudiantiles. Una editorial para fomentar la creatividad y facilitar materiales. Para terminar con la histeria colectiva es básica una revisión de la seguridad del edificio en donde se ubica el colegio y poner los requerimientos necesarios de seguridad, siempre respetando la esencia del edificio”. “Que la universidad otorgue becas además de las Pronabes, que son becas de promedio, a estudiantes regulares con proyectos de investigación, así como a tesistas en igual circunstancia. Se necesita urgentemente que los consejeros estudiantiles se comprometan con su papel y no sirvan incondicionalmente al mal manejo sin cuestionar ni pedir opinión a los estudiantes respecto a sus decisiones ya que los consejeros son representantes, es decir su función es la de comunicar las decisiones de la planta estudiantil y no tienen otro poder, ni se rigen por si mismos, ya que su cargo fue elección de todos los inscritos; en resumen deben funcionar solamente como transmisores de la opinión estudiantil y nunca guiarse por intereses de la universidad o por interese propios”.

21.10.05

17.10.05

alma

UN MAPA UNICO
DESDIBUJADO
BAJO LAS SABANAS DEL HADA.
DESPERDIGADO POR FANTASIAS
LO QUE QUERIAS
HUELE A JARDIN.
SUGIERO QUE NOS QUEDEMOS
ATENTOS
POR LAS SIGLAS DE LOS SIGLOS.
DESPERDIGADOS POR FANTASIAS
LO QUE QUERIAS
NO TIENE FIN.
SUAVE ESTAR...
G.C.

16.10.05

Al menos tengo tres mapas del metro, son de distintos tamaños: uno de bolsillo que atrás promociona el caldo de pollo Rosa Blanca, uno más grande que bien puedo traer en un libro, y otro más grande que se puede doblar y cabría apretado en mi cartera… Lo curioso, o más bien lo obvio, es que nunca sé dónde están, o bien, nunca los traigo conmigo cuando los necesito. Eso me pasó hoy. Para variar y hacer más emocionante el breve viaje, ya no había lugar en los cinco camiones próximos, tenía que esperar dos horas o algo así. Pudo haber sido una opción si no fuera tan desesperada y si el recorrido –de la central del norte a Puebla- no fuera tan largo. De inmediato dije NO a la apática señorita de ADO, que me dio la mala noticia… crucé la calle y antes de bajar las escaleras del metro, saqué los libros que hacían bulto en la maleta y los puse en mi morral. Entonces comenzó el descenso, escalón por escalón, intentando no golpear mucho la maleta, pues el pesado contenido era frágil, la gente se me adelantaba y bajaba presurosa, mientras yo seguía con lentitud, y pensaba en el tortuoso transborde en la Raza, cambiar de amarillo a verde, pocas cosas en la vida me producen tanta pereza, esa estación es una de ellas, el tedioso “túnel de la ciencia”: la célula, el feto, Australia, tormentas de guaraguá, otra vez el feto, blablabla, La Vía Láctea y sus constelaciones –que ahora deberían de tener otros nombres debido al titipuchal de foquitos fundidos -, y luego, si el túnel no fuera suficiente, transbordar otra vez, de verde a rosa, lo bueno es que ahí hay escaleras eléctricas. Sólo por no dejar, busqué un mapa de pared y revisé si había otra opción para llegar a San Lázaro, y sí, Oceanía era una opción, el caso era evitar el exceso de escaleras, mientras contaba con el dedo las estaciones de las dos rutas correspondientes, un amable y particular chilanguito, me tomó por el hombro y me dijo: mira, yo tengo un mapa, te lo regalo, quédatelo. Le di las gracias, nos sonreímos y se fue. Por segunda vez en esta estación, alguien desmiente la mala –e injusta- fama de los chilangos, hace no mucho, debido a la eficiencia de ADO –son tan listos que los fines de semana la gente que intenta viajar a Puebla desde esa Terminal, debe esperar por lo menos una hora-, tuve que irme, también, a la TAPO, y llevaba la misma maletota, dos mochilas y un bonsái, el buen defeño me ayudó a subir la maleta, y eso es que él estaba arriba y no abajo, como yo. Fue un buen detalle y habla muy bien de ellos, no todos son así, claro, pero tampoco todos son unos pelados, gañanes, patanes, odiosos, etc. como muchos afirman… El caso es que el mapita, me sirvió para tres cosas: uno, asegurarme de que Oceanía era una opción viable; dos, tener el teléfono de Bansefi y saber que ellos hacen que cada peso crezca; tres, enterarme de que Terocaps (500 mg) controla el colesterol –espero él lo sepa bien o lo tenga apuntado en otro lado-. En el vagón todos iban somnolientos, y como no estarlo si la línea amarilla es una de las más lentas, y a mí se me había olvidado, ni modo, ya no había prisa, estaba camino a Oceanía, vino a mi mente: one breath away, from mother Oceania, your nimble feet make prints in my sands, you have done good for yourselves… con eso no fue largo el camino, después camino a San Lázaro vino un encuentro que no fue grato, y afortunadamente duró poco, la próxima vez debo recordar que no todos son amables, que no todos tienen buenas intenciones y que, las mamás tienen razón -sólo a veces-, es malo responderle a desconocidos que parecen sospechosos, pero es que yo iba tan complacida con el detallazo, con el mapita que llegó tan a tiempo. Y nada, me fui contenta pensando en eso, y no en el viejito chimuelo que me quería llevar a Chalco.

15.10.05

López Velarde dice:

...lo efímero de las cosas placenteras refina nuestras sensaciones. Ya sea que los instintos crueles no lleguen a separarse de las profundidades del ser humano; ya sea que el amor tienda hacia la destrucción del objeto amado; ya sea que hay desapariciones que encierran el poder de excitar las fibras sentimentales con una sugestión poética. Se goza con aniquilar lo que se adora...
________________________________
FUENTE: el buen ensayo de Sigi

13.10.05

_el_futuro_

Y sé muy bien que no estarás.

No estarás en la calle

en el murmullo que brota de la noche

de los postes de alumbrado,

ni en el gesto de elegir el menú,

ni en la sonrisa que alivia los completos en los subtes

ni en los libros prestados,

ni en el hasta mañana.

No estarás en mis sueños,

en el destino original de mis palabras,

ni en una cifra telefónica estarás,

o en el color de un par de guantes

o una blusa.

Me enojaré

amor mío

sin que sea por ti,

y compraré bombones

pero no para ti,

me pararé en la esquina

a la que no vendrás

y diré las cosas que sé decir

y comeré las cosas que sé comer

y soñaré los sueños que se sueñan.

Y sé muy bien que no estarás

ni aquí dentro de la cárcel donde te retengo,

ni allá afuera

en ese río de calles y de puentes.

No estarás para nada,

no serás mi recuerdo

y cuando piense en ti

pensaré un pensamiento

que oscuramente trata de acordarse de ti.

J.C.

11.10.05

Al aire

- Qué desagradable es que se estén quejando de todo cuando estás comiendo, y peor aún, que se quejen siempre de lo mismo, con los mismos argumentos estúpidos, con el mismo tedio, con la misma amargura... -Qué bonito es que -a pesar de la frialdad de la tecnología- un impulso y su respuesta te cambien el día, la nostalgia por la sonrisa, un silencio por 16 palabras con sus puntos y comas, y todo en menos de dos minutos... Es un verdadero y encantador placer.

frases que llegan tarde

(
no me gusta Piglia a mí tampoco por qué porque me aburre a mí me pasa lo mismo aunque, el otro día me dieron un separador/frase de Prisión perpetua que me gustó mucho qué decía algo sobre la existencia, no me acuerdo bien, no tengo memoria para aprenderme frases, así como tú búscala sí, eso hago, no sé dónde está, cuando la encuentre te digo )
Seis días después, un poco tarde, la encontré:
Todos los pensamientos pueden utilizarse para la aniquilación de la propia existencia.

8.10.05

...me escribo a mí misma

4 días: intensos, nerviosos, entretenidos, divertidos, profundos, poco solitarios, revitalizantes, inestables, pop, encantadores, silenciosos, desvelados, pachangueros, incómodos, adorables, agotados, desconcertantes, poéticos, frustrantes, inciertos, reveladores, sin despedidas... Demasiado que escribir y poca energía por el momento. Creo que se me está haciendo un callo en el corazón.

Dos poemas de Solisón

Llegué a mi casa 9:30, muy temprano a comparación de los últimos días, sabía que no podría estar ahí, viendo el techo y dándole vueltas a lo mismo, tomé la bolsa, la chamarra y las llaves, caminé tantito, busqué un dulce y me topé con el libro de Álvaro, volví a leer la dedicatoria que en principio fue "normal", esta vez me llevó más allá, al azar busqué un poema, llegó justo a tiempo, dos páginas más y llegó el otro, quizá más certero, más reflejo....... Sensación extraña, pero placentera, esa de leer poesía a media calle y a media luz.
Caminar a solas no en los patios baldíos sino en las calles pero a solasfdj sin recuerdos asidos a la memoria sin pasos huidizos de mujeres Solo en la calle sola
**
Errar espestar a solas encerrado en el suspiro que el destierro otorga a los desemejantes Caminar epacabizbajo descaminar los pasos seguir el eco de los recuerdos como huellas frescas y entrar a la tumba que pronto se cubrirá de tierra

5.10.05

Pinche Juan

Ayer me di cuenta de que Juan ya sabe hablar con los ojos. A Juan le molestan las mentiras, la incongruencia, pero es un mentiroso incongruente -suele pasar-. Creo que Juan suele entender lo que me es inefable, por lo menos ayer me entendió y supongo que adivinó mi respuesta silenciosa. A Juan lo alimenta la distancia. Tres años después entiendo algo que Juan me dijo en una caminata, en la que había más que palabras y que lluvia, luego no había nada, bonito recuerdo. Anoche Juan se dio cuenta de que estaba nerviosa por alguien. Juan sospecha que lo estoy desprendiendo lentamente. Juan siempre estará presente, aunque ninguno de los dos quiera. ¡Pinche Juan!